GRACIAS POR ESTAR AQUÍ...

GRACIAS POR ESTAR AQUÍ...
...." el pueblo recoge todas las botellas que se tiran al agua con mensajes de naufragio. El pueblo es una gran memoria colectiva que recuerda todo lo que parece muerto en el olvido. Hay que buscar esas botellas y refrescar esa memoria." Leopoldo Marechal.

LA ARGENTINA DEL BICENTENARIO DE LA PATRIA.

LA ARGENTINA DEL BICENTENARIO DE LA PATRIA.
“Amar a la Argentina de hoy, si se habla de amor verdadero, no puede rendir más que sacrificios, porque es amar a una enferma.” Padre Leonardo Castellani.

“
"La historia es la Patria. Nos han falsificado la historia porque quieren escamotearnos la Patria" - Hugo Wast (Gustavo Martínez Zuviría).

miércoles, 31 de julio de 2013

Hesperidina, el retorno de una leyenda por Sandra Calvete (Diario "Los Andes" de Mendoza).


Este destilado de hierbas es el primer aperitivo original argentino. Aparece en cuentos de Cortázar, en obras de Molina Campos; lo tomaban Roberto ‘Polaco’ Goyeneche y el Perito Moreno. Aquí, te contamos la historia de esta bebida que hoy resurge con fuerza y se tornó en la ideal para el invierno.



Si vamos a hablar de bebidas otoñales lo vamos a hacer desde un ángulo más autóctono. Para

muchos, la Hesperidina es el trago de los padres o de los abuelos que bebían en contadas ocasiones, principalmente antes de ir a dormir.



Pero… ¿en qué nos concentramos para destacar a esta gran bebida? Es que es el primer aperitivo de origen argentino y la primera marca registrada en el Registro Nacional de Patentes.



Cuenta la historia que en 1864 un inmigrante de Boston llega a Buenos Aires, en donde comienza a trabajar en la farmacia (en ese entonces droguería) “La estrella” que hasta el día de hoy existe en la esquina porteña de más popular de Defensa y Alsina. El señor Sewell Melville Bagley (sí, el mismo de las galletitas) comienza a incursionar en el destilado de hierbas y fórmulas ingeniosas utilizando la naranja cómo ingrediente principal, la idea era solucionar distintos problemas digestivos tan corrientes en ese momento (y por qué no ahora también).

Una mañana, a mediados de octubre de 1864 aparece empapelada la ciudad de Buenos Aires con una extraña palabra: “Hesperidina”. Durante más de tres meses estuvo la palabra instalada en los ojos de cada uno de los 140.000 habitantes de esa ciudad.

El 24 de diciembre de ese año se develó la incógnita, cuando el diario “La Tribuna” da la noticia: ya se podía comprar esa misteriosa bebida. Su botella era parecida a un barrilito de color caramelo con una ingeniosa etiqueta.

Esta bebida tuvo tanto éxito que, como siempre, comenzaron las falsificaciones o imitaciones de dudoso origen.

Es allí cuando el señor Bagley acude rápidamente al presidente Nicolás Avellaneda, comentandolé la necesidad de crear un registro de marcas y patentes.

Es decir que Hesperidina fue la marca N° 1 del registro. No obstante esto, mandó a imprimir las etiquetas en el Bank Note Company de Nueva York, reconociendo así que era la bebida más ppular de esos tiempos.

Hesperidina no sólo es el primer aperitivo original argentino, sino que ha participado en  incontables oportunidades a través de la historia, por ejemplo en la Guerra de la Triple Alianza para dar “vigor” o “revitalizar a los heridos” (debido a la falta de agua potable, contrarrestando así los dolores estomacales).

Hesperidina aparece en los cuentos de Cortázar: “Tía en apuros” y “Circe”; el famoso cantante Polaco Goyeneche la hizo de sus bebidas, la preferida; también aparece en los cuadros de Molina Campos y Francisco Moreno (Perito Moreno) la llevaba en todos sus largos y crudos viajes, para atenuar la rudeza del clima. 

Es destacable no sólo la originalidad de la publicidad sino también la continuidad a través del tiempo de la bebida, la cual hoy se puede beber sola, o ser la compañera ideal de muchos tragos.

En Buenos Aires ha resurgido el boom de la Hesperidina, cada vez más bartenders promocionan
esta bebida. Así como la cocina vuelve a su simplicidad y orígenes, las bebidas de antaño que eran moda vuelven a resurgir de las cenizas. 
Fragmento.

Imágenes: internet.

martes, 30 de julio de 2013

En medio de protestas en su contra, Priebke cumplió 100 años.

Erich Priebke, el comandante SS del ejército nazi que ejecutó 335 personas en las Fosas Ardeatinas de Roma y vivió durante décadas en Bariloche, cumplió hoy 100 años entre protestas para que pida disculpas y contra las condiciones en que cumple su condena, que muchos consideran muy benévolas.
"Una vergüenza, una desgracia", gritaban los manifestantes en Roma ante la puerta de la vivienda donde el ex oficial alemán cumple arresto domiciliario, mientras el nieto de Priebke trataba de ingresar con botellas de champán, informó la agencia Euronews.
Una asociación de familiares de algunas de las víctimas pidió al exnazi que "encuentre el coraje de pedir perdón", pero Priebke jamás se declaró arrepentido por su papel en la masacre.
Uno de los dirigentes judíos de Roma, Angelo Sermoneta, declaró a la BBC que "ni la Roma judía ni la ciudad en su conjunto pueden permitir que este personaje ande paseando por el barrio, haciendo sus compras o disfrutando de privilegios".
"Tiene 100 años", agregó Sermoneta, "no se trata de lastimarlo, de guillotinarlo, matarlo en la cámara de gas o la silla eléctrica. Sólo pedimos que se quede en su casa y no se haga ver. Despierta en otros demasiados recuerdos del mal que hizo."
Priebke, antiguo capitán de las SS fue extraditado a Italia desde la Argentina, donde residía desde el fin de la Segunda Guerra Mundial como un respetado vecino de la ciudad rionegrina de Bariloche, después de que lo reconociera un reportero gráfico estadounidense.
Interpelado en la calle por el periodista, Priebke, ataviado como un jubilado más, con saco gris y sombrero negro, se vuelve hacia la cámara para responder: "Sí, estuve allí. Eran órdenes emitidas desde el comando. Una orden era una orden y tuve que cumplirlas".
Más tarde, en la cobertura del proceso judicial en su contra en Italia, "Río Negro" reveló que Priebke era un "peso pesado" que huyó ayudado por la Iglesia. La revelación hecha por el ex-SS a este medio ratificó una vieja sospecha: que existió "la ruta de los monasterios" o "de las ratas".
Priebke vive hoy en un departamento del último piso de un edificio cercano al centro de Roma, en una calle tranquila. Dispone de una terraza, que sombrea una parra y cercan plantas de geranio. Bajo custodia, se le permite entrar y salir.
Se lo ha visto hacer sus compras, pasear por un parque cercano o cenar con amigos en restaurantes de Roma.
Los fusilamientos se cumplieron según órdenes del propio Adolfo Hitler, para vengar la muerte de 33 soldados alemanes, víctimas de una bomba callejera instalada en Roma por una partida de guerrilleros comunistas.
Las represalias y los asesinatos masivos de civiles eran pan de todos los días en los territorios que se alzaban contra las tropas nazis de ocupación alemanas. La orden de Hitler era que en menos de 24 horas tenían que haber diez italianos muertos por cada soldado caído en el atentado. 
Fuente de información: Télam.

lunes, 29 de julio de 2013

Cuartetazo por Jorge Vergara.


Rescatar la cultura parece un concepto reducido al interés de unos pocos. Pero hay quienes se proponen enseñar lo que nos une, por ejemplo la música, la cultura, el baile. Revalorizar lo que nos identifica es el objetivo.
Así lo entendieron los concejales del Deliberante de Córdoba que sancionaron una ordenanza que declaró al cuarteto "patrimonio cultural" de los cordobeses y habilitó a las escuelas municipales a incluir contenidos pedagógicos vinculados con la historia y significación de este género musical.
El género, que es una especie de folclore para los cordobeses, aunque tenga mil diferencias, está tan instalado que se podría decir que tiene la misma identidad que la provincia.
Ni cumbia, ni folclore, ni tango, simplemente cuarteto. Indiscutible cuando se trata de una música que identifica a una provincia o a una región, porque los alcances de la música fueron mucho más allá de Córdoba.
Según se indicó, durante la sesión celebrada en el Cabildo Histórico, en el marco de los festejos por los 440 años de la fundación de la ciudad de Córdoba, los concejales aprobaron por unanimidad la iniciativa impulsada por la Secretaría de Cultura del municipio.
El objetivo que se plantearon los ediles es "el fomento del cuarteto no sólo en lo que hace a su preservación y conservación, sino también en su promoción y difusión a nivel nacional e internacional".
Aclararon que la declaración del cuarteto como patrimonio cultural se enmarca en concordancia con los artículos 30 y 31 de la Carta Orgánica Municipal, que fija las bases normativas para el reconocimiento de "la identidad cultural" de la ciudad de Córdoba.
No pasó inadvertido el tema para algunos consagrados del cuarteto cordobés. En la sesión estuvieron Eduardo Gelfo (ex del grupo La Leo) y Carlos "Pueblo" Rolán, quien aseguró "me siento muy feliz y contento por todos los cuarteteros de Córdoba".
El artículo 2 de la ordenanza dispone que el Municipio arbitre "las medidas para su preservación y conservación garantizando su difusión y promoción, fomentando el desarrollo de toda actividad artística, cultural, turística, académica, educativa y/o urbanística relacionada" con el cuarteto.
La norma instruye a las dependencias municipales "encargadas de la promoción y difusión de la Cultura y del Turismo para que incluyan en sus programas material informativo acerca de Córdoba y el cuarteto, como una de las expresiones culturales típicas de los cordobeses, para su difusión nacional e internacional".
Las dependencias encargadas del área de Educación "instrumentarán los mecanismos pertinentes para incorporar información sobre la historia y las connotaciones sociales del cuarteto en el material pedagógico".
No sólo fue una declaración. Hubo más.
El intendente Ramón Mestre anunció la construcción del "Camino de la Fama del Cuarteto", que se emplazará sobre calle San Martín, entre avenida Colón y Humberto 1°, en pleno centro de la capital cordobesa, donde se levantarán esculturas y placas en homenaje a los referentes del cuarteto.
Córdoba dio el primer paso, el mismo que podrían dar otras provincias con la música que los identifica y así llevar por el país y el mundo un género que se canta y se baila con sentimientos.
Santiago podría hacerlo con la chacarera, Salta con la zamba, San Juan y Mendoza con la tonada, el Litoral con el chamamé y esta parte del país, la Patagonia con sus propios ritmos.
No es otra cosa que rescatar, las cosas que no se enseñan a la larga se apagan, sucede con las tradiciones, con la música, con la cultura. Vale el gesto de revalorizar una música que es el sello de una provincia. Vale enseñar a las nuevas generaciones.


NUESTRO ESTILO CORDOBÉS 
de "La Mona" Jiménez.

Yo sé que hay gente que rechaza la verdad  
y se avergüenza de esta pura realidad,  
al ritmo nuestro no lo van a sepultar,  
por que es muy puro, tiene estilo natural  

Y defendemos con orgullo y mucho amor  
aquella herencia que mi Córdoba me dio,  
y desde entonces late en mi corazón  
y lo percibe una nueva generación  

Buenos Aires tiene el tango, y La Rioja con la Chaya,  
los Salteños con la samba, en Corrientes el Chamamé,  
En Santiago del Estero gozan de la Chacarera,  
Y nosotros los cordobeses, cuarteteamos hasta morir  

Al Tunga Tunga Tunga, no lo van a sepultar,  
el ritmo del cuarteto nunca, nunca morirá,  
Al Tunga Tunga Tunga, no lo van a sepultar,  
el ritmo del cuarteto nunca, nunca morirá,  
No, no, no, nunca morirá, no, no, no, será siempre inmortal,  
Si, si, si, siempre vivirá, si, si, si, te lo puedo asegurar  

Yo sé que hay gente que rechaza la verdad  
y se avergüenza de tan pura realidad,  
al ritmo nuestro no lo van a sepultar,  
por que es muy puro, tiene estilo natural  

Y defendemos con orgullo y mucho amor  
aquella herencia que mi Córdoba me dio,  
y desde entonces late en mi corazón  
y lo percibe una nueva generación  

San Luis, San Juan y Mendoza con sus cuecas y sus tonadas,  
Jujuy su carnavalito, la Patagonia ritmo sureños,  
Santa fe, Entre Ríos y Misiones, guarañas y chamarritas  
y nosotros los cordobeses, cuarteteamos hasta morir  

Al Tunga Tunga Tunga, no lo van a sepultar,  
el ritmo del cuarteto nunca, nunca morirá,  
Al Tunga Tunga Tunga, no lo van a sepultar,  
el ritmo del cuarteto nunca, nunca morirá,  
No, no, no, nunca morirá, no, no, no, será siempre inmortal,  
Si, si, si, siempre vivirá, si, si, si, te lo puedo asegurar.



El Cuarteto Cordobés, llamado simplemente "cuarteto" o "cuartetazo" es un género de música popular de  la Ciudad de Córdoba nacido de la urbanización con un ritmo fiestero,  movido y tropical, que  de ser marginal  pasó a escucharse en toda la Argentina y algunos países sudamericanos. Desde su creación en los años ´40 con la industrialización fue bailado exclusivamente por la clase trabajadora, y despreciado por la clase media y alta como pasó con el tango tiene en sus melodías ritmo de la tarantella, la zarzuela, paso doble español y la salsa o merengue entre algunas de las influencias que tiene.
Se considera a Carlitos "La Mona" Jiménez, al Cuarteto Leo y al "Potro" Rodrigo Bueno como los mayores exponentes de este género.
CUARTETO LEO Y LEÓN GIECO.


CUARTETO LEO.
  
 La Mona Jiménez - Cortate el pelo cabezón en vivo.
 Rodrigo "El Pirata cordobés" - Soy Cordobés.

domingo, 28 de julio de 2013

Chevron, Chevron, qué grande sos por James Neilson.


Empetrolados. Los kirchneristas no pueden explicar la contradicción de haber expropiado YPF para terminar beneficiando a una compañía estadounidense.

De tener razón los convencidos de que en última instancia todo depende de la evolución –auténtica o meramente presunta– de la economía, el gran esfuerzo así supuesto solo ha servido para enriquecer a algunos personajes mediáticos y gratificar la vanidad de Cristina, tratándola como la protagonista de una epopeya extravagante, sin incidir en la actitud de los votantes. En tal caso, los muchos millones de dólares que se han despilfarrado en actividades calificadas de culturales, en el sentido antropológico de la palabra, apenas habrán contribuido a la “construcción de poder”. Así y todo, sería de suponer que por lo menos los jóvenes de La Cámpora y los intelectuales orgánicos de Carta Abierta, sí han tomado el relato en serio. Para ellos, los cambios introducidos por Cristina en la obra maestra que está escribiendo no serán un asunto menor.
Además de transformar una petrolera imperialista mal vista por los revolucionarios de América latina en aliado clave en la lucha contra la dependencia, Cristina les ha pedido aceptar que algunos militares sindicados como represores genocidas despreciables son en verdad buenas personas. El que casi simultáneamente con la decisión de abrazar a los ejecutivos de Chevron, Cristina haya designado al general César Milani para encabezar el Ejército a pesar de las acusaciones en su contra y las dudas ocasionadas por su actividad como especialista en inteligencia militar (para algunos, se trata de un oxímoron) y por el patrimonio envidiable que ha conseguido acumular, ha desconcertado a muchos fieles. Si bien, como generaciones de intelectuales comunistas que se acostumbraron a modificar drásticamente sus opiniones toda vez que el mandamás moscovita de turno les ordenó hacerlo, los kirchneristas más fervorosos antepondrán la disciplina partidaria a cualquier otra cosa, algunos se resistirán a seguir acompañando a la jefa en su viaje zigzagueante que ya le ha llevado a territorio supuestamente enemigo.
¿Adónde se ha propuesto ir Cristina? ¿Nos tiene reservadas más sorpresas? Puede que sí, que, asustada por los nubarrones que ve en el horizonte, siente que ha llegado la hora de regresar a los orígenes. Antes de encargarse el matrimonio Kirchner de los destinos de la República, ni ella ni su marido se habían preocupado en absoluto por el tema de los derechos humanos y no les resultaba repugnante codearse con militares que, era de suponer, habían participado como tantos otros en la guerra sucia. Asimismo, en lo concerniente al petróleo, eran tan privatistas como el compañero Carlos Menem, de modo que les hubiera parecido perfectamente normal asociarse con empresas como Chevron. Por motivos pragmáticos, los dos se metamorfosearon en paladines de los derechos humanos, flagelos de los militares y, en el caso de Cristina, en una nacionalista hidrocarburífera, pero solo era cuestión de adaptarse a las circunstancias. Puesto que estas han cambiado tanto, sería hasta cierto punto lógico que Cristina, en busca de un lugar firme en el mundo, tratara de volver donde había estado apenas diez años antes.
Publicado en Revista  "Noticias de la semana" 27 de julio de 2013, Nro. 1909, páginas 22-23.

sábado, 27 de julio de 2013

HUMOR ARGENTINO: COSTUMBRES ARGENTINAS.

Recibido por internet para reir un poco, che...
Vaya mi modesto reconocimiento a los bomberos voluntarios que arriesgan su vida para protejer la vida y los bienes privados y/o públicos.

Cargadas para Boca por su camiseta rosa.


En el próximo campeonato, Boca estrenará una nueva camiseta. La marca deportiva que auspicia al conjunto xeneize dio a conocer los detalles de los modelos titulares, con los colores tradicionales, y suplente, que lleva un rosa que "remonta a la historia".
"El modelo de color rosa, está inspirado en el mito que afirma que hubo distintos colores de camisetas en el inicio de la formación del club. Hace alusión a que en la prehistoria de Boca y en sus primeros meses como institución, la utilización de otras camisetas lisas de diferentes colores eran de frecuente uso para diferenciarse del equipo contrario", explicaron desde Nike sobre la camiseta.

El color rosa que tendrá la camiseta alternativa de Boca para esta temporada motivó este jueves las burlas de los hinchas de River y hasta la particular opinión del exentrenador Alfio Basile.
Movida de marketing o no, la marca deportiva que equipa al "xeneize" logró instalarla y seguramente tenga mucha repercusión cuando salga a la venta.
Pero en los últimos días, luego de que comenzó a trascender esta nueva equipación alternativa, en el mundo Boca empezó a polemizarse respecto a la camiseta rosa.
Lo cierto es que a Alfio "Coco" Basile no le cayó muy simpático el color de la nueva camiseta suplente de Boca.
"En mi época no te la podías poner, te mataban, pero ahora hay que vender camisetas", explicó en declaraciones al programa Estudio Fútbol por TyC Sports.
Y para definir ese modelito, que sorprendió a propios y extraños, no le hicieron falta muchos recursos de moda ni adjetivos de alta costura.
"Es de putos", tiró sin rodeos y agregó: "En mi época no te la podías poner. Si usabas una camiseta rosa te trataban de puto. Antes nos hubieran matado pero hoy es otra cosa".
Y también fue un jueves con burlas de los hinchas de River, que partieron de su entrenador Ramón Díaz el miércoles y continuaron con una serie de afiches difundidos a través de distintas redes

sociales.

"¿Va a ser rosada? Ah, qué lindo... ¿Del azul y amarillo se van al rosado? Je... Vamos a verla, vamos a verla", manifestó entre sonrisas socarronas el riojano.
El ingenio de los "millonarios" continuó en los afiches, donde se mofaron de la camiseta rosa.
En uno de ellos, se mostraba el modelo de la casaca acompañado por el resto del equipamiento: "una tanga rosa, una pollera rosa y unos zapatos rosas".
Otro mostraba un maniquí con la figura femenina y el mismo color rosa de la camiseta utilizado para un vestido enterizo.
Y el último, uno de los más "fuertes", era un fotomontaje de dos jugadores con la camiseta rosa, donde sus caras eran las de la conductora Florencia de la V y Zulma Lobato.
http://www.diariouno.com.ar DIARIO "UNO" de MENDOZA.


El elenco “xeneize” hizo oficial la presentación de la atípica remera que utilizará en la próxima temporada, y desde River Plate no tardaron en salir a reírse por el color elegido. 


Y LAS IMÁGENES SON DE INTERNET...

viernes, 26 de julio de 2013

LA VISITA DEL PAPA FRANCISCO AL PAÍS HERMANO DE BRASIL.


12.33, la hora en que 

los argentinos temblaron 

de emoción en Río de Janeiro.

El Papa pidió a los 
jóvenes argentinos 
que "hagan lío en sus diócesis 
y les dijo que 
“la Iglesia no es una ONG".

"No licuen la fe en Jesucristo. Tomen licuado de banana, de manzana, pero no tomen licuado de fe."


En un clima de gran euforia y emoción, los jóvenes argentinos vivieron su reencuentro con Francisco, en una actividad fuera de agenda en la catedral de Río de Janeiro, en la que les recordó que "la Iglesia no es una ONG”.


Después de haber hecho largas colas de hasta 18 horas bajo la lluvia, unos 5 mil jóvenes de todas las regiones de país fueron los testigos privilegiados de la esperada cita en el interior del imponente templo, mientras otras decenas de miles debieron seguir desde afuera el esperado momento.
"Hagan lío en sus diócesis. No se queden encerrados en sus comunidades ¡La Iglesia tiene que salir a la calle! ¡Si no sale, la Iglesia se convierte en una ONG y la Iglesia no es una ONG!", los arengó el papa en un breve pero contundente mensaje a los peregrinos durante el encuentro informal, que se extendió por sólo media hora y que no estaba previsto en la agenda de actividades de Francisco en Río.
Esto hizo que la reunión del papa con los argentinos se convirtiera en un tema de máxima seguridad para las autoridades de Brasil, que debieron definir a contrarreloj el lugar y los detalles de la cita para cumplir con el deseo del pontífice.
"Cuiden los dos extremos: los jóvenes y los ancianos. No se dejen excluir. No tomen licuado de fe", fueron las ideas-fuerza que el ex arzobispo de Buenos Aires buscó transmitir a los jóvenes que, agitando banderas celeste y blanca, no dejaban de gritar y vivar su renovada presencia entre ellos.

Cuando entró puntualmente a las 12.30 al templo, se desató una ovación y los chicos empezaron a entonar estribillos como "Esta es la juventud del papa", "Francisco querido, el pueblo está contigo" y "Viva el papa".

Apenas subió al altar lo rodearon con abrazos y besos una treintena de obispos argentinos, encabezados por el presidente del Episcopado, monseñor José María Arancedo, para quien el encuentro fue "como una yapa, un regalo extra" y significó el "reencuentro con su querido pueblo argentino".
Del encuentro participó también el secretario de Culto, Guillermo Oliveri, en representación de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner que llegará a esta ciudad el fin de semana para participar de la misa de cierre de la Jornada Mundial de la Juventud.
Una imagen de la Virgen de Luján traída de Buenos Aires presidió el acto desde un costado del altar y, ante ella, se detuvo a rezar el pontífice al inicio de la ceremonia, luego de saludar con cariño a un grupo de chicos discapacitados en sillas de ruedas que ocuparon las primeras filas de asientos.

"Háganse valer, luchen por sus valores. No se dejen excluir.Los jóvenes y los ancianos son los dos extremos de la sociedad", expresó categórico, luego de denunciar "el gran porcentaje de toda una generación de jóvenes sin trabajo".

En otro tramo de su breve discurso, añadió: "Que los viejos abran la boca y transmitan su sabiduría porque son la reserva cultural de nuestro pueblo. Los jóvenes y los ancianos están condenados al mismo destino".

"No licuen la fe en Jesucristo. Tomen licuado de banana, de manzana, pero no tomen licuado de fe", les pidió también y, ante cada frase fuerte, el auditorio volvía a estallar en aplausos.

En referencia al lugar del encuentro, dijo que le daba "pena verlos enjaulados" y agregó: "qué feo es estar enjaulados, se los confieso de corazón", en relación a las estrictas normas de seguridad y protocolo que debe cumplir pero que viene rompiendo permanentemente para desconcierto de sus custodios.

Por último, agradeció a los jóvenes su "cercanía" y su "presencia" en la catedral. "Gracias por rezar por mí. Les pido de corazón que lo sigan haciendo porque lo necesito. Nos vemos estos días, que Dios los bendiga", concluyó su mensaje.

Al final del encuentro, Francisco bendijo una cruz franciscana de San Damián que le acercaron dos jóvenes y que volverá a la Argentina para misionar por distintos lugares del país.

Fuente de información: http://www.telam.com.ar

Francisco se opone a la legalización de las drogas y clama contra el narco.

De lo publicado en el Diario "El País" de España.

El Papa dijo: “Hay muchas situaciones en Brasil, en el mundo, que necesitan atención, cuidado, amor, como la lucha contra la dependencia química. Sin embargo, lo que prevalece con frecuencia en nuestra sociedad es el egoísmo. ¡Cuántos mercaderes de muerte que siguen la lógica del poder y el dinero a toda costa!”.
Una vez más, el papa Francisco no da puntada sin hilo. Su primera jornada oficial —el martes lo dedicó a reuniones de trabajo con los obispos a los que ha encargado la reforma del Vaticano— estuvo cargada de simbolismo. Antes de visitar el hospital San Francisco de Asís de Río de Janeiro, presidió la misa en el santuario de Aparecida, patrona de Brasil. Una jornada, por tanto, dividida entre la oración y el trabajo a favor de los desfavorecidos. Desde el centro de la devoción mariana —donde se venera una pequeña virgen negra que según la leyenda fue encontrada en el siglo XVIII por unos pescadores— a las periferias del mundo, llenas de sufrimiento.Delante de algunos muchachos afectados por la adicción a las drogas, Francisco dijo que quería abrazarlos a todos, pero que “abrazar no es suficiente”. Según el papa argentino, hay que tender la mano a quien ha caído en “el abismo de la dependencia, tal vez sin saber cómo, y decirle: puedes levantarte, puedes remontar, te costará, pero puedes conseguirlo si de verdad lo quieres”.
Hace seis años, un cardenal argentino lideró en el santuario de la virgen de Aparecida la redacción de un documento que pretendía devolver la Iglesia a la senda de Cristo, despojándola de los oropeles del poder y acercándola a la gente. El llamado documento de Aparecida dice, entre otras cosas, que “la Iglesia debe liberarse de todas las estructuras caducas que no favorecen la transmisión de la fe” y anima a los obispos a ser servidores del pueblo y no al contrario. A través de aquellas ideas reformistas, aquel obispo argentino se convirtió, tras la renuncia de Benedicto XVI, en el papa Francisco y ahora ha querido que su primer acto religioso dentro de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) sea precisamente aquí. “El cristiano no puede ser pesimista”, advirtió Jorge Mario Bergoglio durante la homilía, “no puede tener aspecto de quien está de luto perpetuo”.
Durante la homilía, Jorge Mario Bergoglio desarrolló una de las bases del documento de Aparecida: la Iglesia debe afrontar los retos del mundo moderno de forma positiva, sin miedo, dejando atrás la amenaza constante del infierno y el fuego eterno. “Nunca perdamos la esperanza. Jamás la apaguemos en nuestro corazón. El dragón, el mal, existe en nuestra historia, pero no es el más fuerte. El más fuerte es Dios, y Dios es nuestra esperanza. Es cierto que hoy en día, todos un poco, y también nuestros jóvenes, sienten la sugestión de tantos ídolos que se ponen en el lugar de Dios y parecen dar esperanza: el éxito, el dinero, el poder, el placer. Con frecuencia se abre camino en el corazón de muchos una sensación de soledad y vacío, y lleva a la búsqueda de compensaciones, de estos ídolos pasajeros. Seamos luces de esperanza. Tengamos una visión positiva de la realidad”.
Al principio de la homilía, que leyó en portugués, Francisco confió a los fieles una anécdota muy querida. En 2007, durante la redacción del documento de Aparecida, los obispos que participaban en la V Conferencia General del Episcopado de América Latina y el Caribe trabajaron en una sala situada bajo el santuario, oyendo los pasos y los rezos de los peregrinos. “Los obispos”, explicó, “se sintieron alentados, acompañados y en cierto sentido inspirados por los miles de peregrinos que acudían cada día a confiar su vida a la Virgen; aquella Conferencia fue un gran momento de la Iglesia”.
Se podría decir que aquel fue el momento en que Jorge Mario Bergoglio empezó a caminar hacia la silla de Pedro. Los obispos llegados de toda América vieron la forma de trabajar del entonces cardenal de Buenos Aires. El documento no se construía a partir de un texto base —confeccionado desde las alturas— sino de las propuestas de cada uno. La obsesión de Bergoglio era sacar a la Iglesia del ambiente viciado de las sacristías, de los lujos del Vaticano a las necesidades de la gente corriente. Aquel documento contiene frases que poseen una música y una letra muy parecida, por no decir idéntica, a los mensajes que Bergoglio lanza un día y otro también desde que fue elegido Papa y que se resumen en un par de frases pronunciadas en la homilía: “Los jóvenes no solo necesitan cosas. Necesitan sobre todo que les propongamos los valores inmateriales que son el corazón espiritual de un pueblo: espiritualidad, generosidad, solidaridad, perseverancia, fraternidad, alegría; son valores que encuentran sus raíces más profundas en la fe cristiana”.
UN DISCURSO 
DECIDIDAMENTE PROVOCADOR 
por GUSTAVO SIERRA, Diario "clarín":
Decirle a los jóvenes católicos que hagan "lío" es regresar a un discurso olvidado por la Iglesia Católica durante los períodos neoliberales de Juan Pablo II y Benedicto XVI. Es regresar a las raíces transformadoras del gran reformador Juan XXIII y al Pablo VI de los documentos de Medellín y los "sacerdotes del Tercer Mundo". El Papa Francisco envió hoy un mensaje sencillo, absolutamente directo e intrínsecamente provocador.
Les dijo a los 40.000 pibes argentinos que tenían que salir de las iglesias para "transformar". Y les aclaró que "no somos una ONG", algo que se podría interpretar como que no están para proveer una ayuda circunstancial sino para participar de un cambio social más profundo. Incluso, antes de terminar su mensaje pidió disculpas a los obispos argentinos por si sus palabras a favor de "el lío" les traían algún contratiempo. Avisó, de alguna manera, a los obispos más conservadores que iban a enfrentar una fuerza inédita si se atrevían a oponerse a esa juventud "transformadora".
Y lanzó una fórmula sociopolítica para enfrentar "los males y la división" que hay en nuestra sociedad: crear una alianza entre los marginados, que son los más viejos y los más jóvenes, para que unos proveyeran la experiencia y los otros el motor del movimiento. Dijo que la principal preocupación es que muchos jóvenes "no tienen ninguna cultura del trabajo". Tenía en mente, seguramente, a los millones de pibes marginales que pertenecen ya a una tercera generación sin trabajo y que él veía casi a diario hasta hace cuatro meses atrás cuando viajaba en colectivo por Buenos Aires.
La última vez que este tipo de mensaje fue emitido en la Iglesia Católica provocó una verdadera revolución entre los jóvenes militantes católicos que terminaron engrosando todas las fuerzas políticas de los años setenta, de izquierda a derecha. Habrá que ver si ahora estas palabras emitidas por este inusual Papa, basadas en consignas muy sencillas y gestos profundos, terminan convirtiéndose en otro almácigo de semillas para trabajar en la transformación de una sociedad global agotada de ideas y ejemplos.



En la Capilla San Jerónimo del asentamiento castigado por la violencia y el narco, el Santo Padre ofreció una oración. Una multitud lo aclamó en las calles. 

Francisco visitó la favela Varginha de Río de Janeiro, donde fue recibido por cientos de personas, en el cuarto día de su visita a Brasil. Allí bendijo y abrazó a los niños que se acercaron a él.
“¡Qué bueno poder estar con ustedes aquí!”, fueron las primeras palabras pronunciadas por el pontífice a una verdadera multitud que, bajo la lluvia, ocupaba todo el campo de la canchita de fútbol de la favela Varginha donde se había montado el escenario.
El papa agradeció por el “amor, la generosidad y la alegría” con el que lo recibió el pueblo brasileño, en especial los más humildes, con “un cariño que nace del corazón”.

“Cuando somos generosos acogiendo a una persona, compartimos un poco de comida, no nos hacemos más pobres sino que nos enriquecemos. Siempre se puede colocar más agua en la feijoada” dijo, en relación a la típica comida brasileña.

“La verdadera riqueza no está en las cosas sino en el corazón”, agregó y consideró que "el pueblo brasileño, sobre todo los más humildes, pueden dar al mundo una lección de solidaridad, que es una palabra frecuentemente silenciada porque es incómoda”.

También se dirigió a las personas más pudientes, a las que pidió que “no se cansen de trabajar por un mundo más justo y solidario” porque “nadie puede permanecer insensible a las desigualdades que existen en el mundo”.



“No es la cultura del individualismo, que domina nuestras sociedades, aquella que construye un mundo más habitable" en contraposición a "la cultura de la solidaridad, ya que ningún esfuerzo de pacificación será duradero, no habrá armonía de felicidad en una sociedad, si hay personas dejadas al margen de la sociedad”.

“Una sociedad así se empobrece a sí misma. No dejemos entrar en nuestro corazón la cultura de lo descartable porque ninguno es descartable”, agregó.

Por último, les pidió a los jóvenes “que no se desanimen, no pierdan la confianza, no dejen que se apague la esperanza” y que “procuren ser los primeros en hacer el bien: no se acostumbren al mal”.

Francisco fue precedido en su discurso por un joven que le dio la bienvenida en nombre de todos los habitantes de la favela, que consideró que “este día cambió nuestra vida para siempre”.

Antes de subirse al escenario embanderado con los colores vaticanos y de más de 6 metros de altura, el papa recorrió varios metros a pie entre los fieles, e impartió bendiciones, besó y apretó las manos de centenares de fieles que lo aguardaban con verdadera devoción.

Previamente, Bergoglio estuvo en la capilla San Jerónimo de Varginha, que fue visitada por la madre Teresa de Calcuta en 1972, y un grupo de Misioneras de la Caridad le entregó un collar que hicieron los niños del lugar, en la zona de Manginhos. 

Fuente de información: Agencia oficial TELAM.

Fotos de distintos momentos de la visita del Papa Francisco a Brasil tomadas de internet.

jueves, 25 de julio de 2013

El gran día del año Wagner.

El bicentenario de Richard Wagner marcó este año la agenda cultural de todo el mundo, pero el mayor homenaje al controvertido compositor alemán comienza hoy con el festival wagneriano de Bayreuth y el esperado estreno de una nueva puesta de su tetralogía "El anillo del nibelungo".
Wagnerianos de todo el planeta mirarán desde hoy hasta el 28 de agosto a la ciudad bávara, donde el músico (1813-1883) inauguró su propio festival en 1876. El plato fuerte de esta edición aniversario podrá saborearse ya a partir de mañana con "El oro del Rin", primera parte del nuevo "Anillo" puesto en escena por Frank Castorf.
A lo largo del año se estrenaron muchas versiones de la tetralogía en muchas de las principales óperas del mundo, pero la de Castorf despierta una expectativa especial. El intendente del teatro Volksbühne de Berlín es conocido por sus puestas salvajes y provocadoras, y promete hacer honor a su fama en Bayreuth. "No lo habría hecho en París ni en Viena, pero tratándose de Bayreuth y del año aniversario, creo que merecían un pastel de Castorf", dijo el director de 61 años al diario "Süddeutsche Zeitung" al aceptar el reto.
Desde entonces, apenas reveló detalles sobre lo que podrá verse en la famosa colina verde de Bayreuth y sólo dejó entrever hace unos meses que imaginó la monumental tetralogía de 16 horas como una metáfora de la lucha por el petróleo, el "oro" de nuestros días.
Castorf sí tuvo tiempo para lanzar un golpe a las directoras del festival y bisnietas de Wagner, Eva Wagner-Pasquier y Katharina Wagner, a las que comparó con el régimen comunista de la Alemania oriental (RDA): "Ven a toda persona de fuera como enemigo. Eso es pura RDA", comentó en una de las pocas entrevistas que ofreció.
Paradójicamente, las medio hermanas Wagner se juegan mucho con la nueva tetralogía, que tendrá dirección musical de Kirill Petrenko. Ambas tardaron un buen tiempo en encontrar al director escénico adecuado. Un fracaso podría alimentar las voces críticas que piden un cambio en la cúpula del festival a partir del 2015.
La enigmática puesta de Castorf será lo más esperado de Bayreuth, pero el festival ofrecerá mucho más. Mañana comenzará con un "Holandés errante" a cargo de Jan Philip Gloger y dirigido por Christian Thielemann, uno de los directores wagnerianos más respetados de la actualidad.
En más de un mes de festival el público podrá ver también reposiciones de "Tannhäuser" (en la versión de Sebastian Baumgarten estrenada en el 2011) y de "Lohengrin" (Hans Neuenfels, 2010).
Como cada año, en el estreno hoy estarán presentes algunas de las personalidades más importantes de Alemania, incluyendo a la canciller Angela Merkel y al presidente Joachim Gauck, y la función podrá seguirse en vivo en varios cines.
La edición aniversario quedará ligeramente deslucida por los andamios colocados frente al Festspielhaus, cuya fachada está en plena restauración. Una enorme gigantografía con la foto frontal del teatro tapa sin embargo las estructuras metálicas y disimula los andamios.
Los amantes de Wagner tampoco podrán visitar "Wahnfried", la casa en que el músico se instaló con su mujer Cosima y que justo en el bicentenario se encuentra convertida en una gran obra para convertirla en museo.
La ciudad cosechó tantas críticas como burlas por llegar al año Wagner con los dos "templos" wagnerianos por excelencia en restauración. Si Castorf hace honor a su fama, sin embargo, su "Anillo" generará la polémica suficiente como para eclipsar ese debate.
* Publicado en Diario "Río Negro", 25-7-2013.

miércoles, 24 de julio de 2013

REFLEXIONES SOBRE EL SUICIDIO por Alberto Benegas Lynch (h).

Es en verdad triste y muy lamentable que alguien decida voluntariamente quitarse la vida puesto que el haber nacido constituye un privilegio y brinda la posibilidad de realizar contribuciones para que el mundo sea un poco mejor aunque resulte en una dosis milimétrica y, sin desconocer los costos inherentes a la vida misma, permite sacar partida de la extraordinaria experiencia vital. Una secuencia sin solución de continuidad de nuevos y renovados proyectos que dan color y sentido a la vida tal como, entre otros, ha explicado reiteradamente Viktor Frankl, lo cual la convierte en una aventura que abre muy fértiles avenidas.
Si nos abstenemos de una arrogancia superlativa e impropia, frente a un acontecimiento de tamaña proporción como el suicidio solo queda inclinar la cabeza en señal de respeto a las autonomías individuales y rezar, lo cual para nada implica adherir a una religión oficial sino la religatio con el inexorable momento primero -no como algo contingente como el Big-Bang sino como algo necesario que nos excede- ya que si las causas que nos engendraron fueran para atrás ad infinitum, no existiríamos puesto que significaría que dichas causas nunca comenzaron.
No es comprensible la actitud que encierra una soberbia ilimitada de quienes condenan el hecho como si fueran parte de una especie de Tribunal Supremo sobrehumano, infalible e inapelable (en lo personal esa gente me infunde miedo). Habitualmente son los mismos que concluyen la sandez mayúscula de que “no debemos juzgar” sin percatarse que eso mismo constituye un juicio y que todos los actos necesariamente implican uno. En el caso que nos ocupa, sin embargo, no podemos abrir un juicio por razones operativas puesto que nuestras facultades mentales no nos permiten traspasar el umbral de la interioridad de quien ha tomado una decisión de esa envergadura (o si se prefiere, juzgar que no es posible juzgar en este caso sin caer en una formidable presunción de conocimiento).
Cuando un acto lesiona derechos de terceros es nuestro deber y obligación juzgarlo y condenarlo si pretendemos vivir en una sociedad abierta, pero cuando no invade ese campo el territorio es otro: en todos los casos debe ser tolerada la conducta independientemente si coincide o no con nuestra forma de vida (no se si la palabra tolerancia es la adecuada ya que encierra cierto tufillo inquisitorial como perdonando al prójimo por su error, más bien decimos que, en este contexto, debe respetarse la conducta ajena). En algunos casos concluimos que no compartimos las acciones y formas y, en otro, nos declaramos incompetentes para juzgarlos.
Siempre tengo presente las consideraciones del Padre Domingo Basso en Nacer y morir con dignidad. Estudios de bioética contemporánea: “En el mismo Antiguo Testamento aparecen casos de suicidio que, al menos en apariencia, son aprobados por la Biblia; los casos más citados son los de Sansón (Jueces, 16, 22-3) alabado por el autor de Hebreos (11, 32 ss) y el sumamente impresionante anciano Razis, descrito en el II libro de los Macabeos (14, 37-46). Más también se cuentan casos, en la historia de la Iglesia, de mujeres, veneradas luego como santas, que prefirieron el suicidio a ser objeto de violación […], la ética, incluso católica, ha venido modificando paulatinamente su visión del suicidio. No en el sentido de haber modificado las normas objetivas por las que se ha de juzgar el fenómeno, sino porque existen serias dudas sobre la imputabilidad moral de la acción suicida”.
Se ha pretendido enmascarar el acto suicida con el estigma de “enfermedad mental” pero como bien explica Thomas Szasz en El mito de la enfermedad mental y en Insanity: The Idea and its Consequences, desde el punto de vista de la patología una enfermedad significa una lesión física a través de un funcionamiento anormal de órganos, tejidos o células por lo que resulta inaceptable aludir a la enfermedad mental del mismo modo que es impropio hacer referencia a la enfermedad de las ideas. El asimilar la llamada “enfermedad mental” a la tuberculosis, la viruela o la simple gripe se traduce en el desconocimiento de principios elementales de la medicina y la separación entre cerebro y mente. Consecuentemente decimos nosotros, aquello significa identificar al ser humano con meros kilos de protoplasma, visión materialista que no da lugar a la existencia de proposiciones verdaderas o falsas y niega la posibilidad de ideas autogenradas, la revisión de los propios juicios, estados de conciencia, la moral, la responsabilidad individual y la libertad. Todo lo cual no quita que no se puedan presentar problemas químicos en el cerebro, lo cual, de más está decir, no puede en modo alguno extenderse a todos los suicidas.
Diana Cohen Agrest en su obra titulada Por mano propia desmenuza de modo magistral y con una pluma de gran calado todos los aspectos más relevantes del suicidio, desde las perspectivas filosóficas, históricas y algunos aspectos jurídicos. Allí plantea y en gran medida resuelve los interrogantes de mayor peso, y surgen de ese trabajo cuestionamientos interesantes como ciertos cambios semánticos -a veces de contrabando- para describir situaciones como las de pacientes que se niegan a seguir tratamientos adecuados a su estado de salud, a personas que se maltratan en cuanto a su dieta alimenticia, a los deportistas que asumen enormes riesgos de muerte, los excesos de alcohol y drogas y equivalentes que constituyen manifestaciones de autoaniquilamiento o, en su caso, el involucrarse de modo voluntario en claros riesgos de muerte (es un tanto pastoso decir que en algunos ejemplos no se busca la muerte como objetivo puesto que los medios preexisten en los fines: la muerte es de una alta probabilidad aunque sea provocada en cuotas).
También esta autora aborda con gran solvencia y erudición el tema de la eutanasia, en especial la denominada pasiva, es decir, el incuestionable derecho de un enfermo terminal a decidir que no le sigan proporcionando fármacos y otros apoyos logísticos que brinda la moderna tecnología médica.
Más controvertida resulta la eutanasia activa que significa provocar la muerte de otro a su expreso pedido (por más que se trate de un arreglo contractual libre y voluntario entre adultos), también en el caso de pacientes terminales, ya sea en el momento en que se presenta la situación o habiendo el titular manifestado con anterioridad este requerimiento si se produjeran los hechos del caso.
Otro punto debatido en relación al suicidio es la racionalidad de ese acto tildando de “irracional” a lo equivocado lo cual conduciría a sostener que toda la medicina antigua era irracional puesto que ha sido sustituida por nuevos procedimientos, fármacos y tecnología moderna. Un salto lógico es un error pero no es irracional si parte de un ser racional, es decir, de un ser humano. Mantener que la tierra es cuadrada o que el oxígeno es veneno para los humanos constituyen falsedades pero no irracionalidades. Tal como explica Ludwig von Mises en La acción humana, no debe asimilarse la coherencia o ausencia de contradicción con la racionalidad, o la irracionalidad con la adopción de medios inadecuados ni la formulación de tesis que pueden considerarse disparatadas (como la que exponen habitualmente la mayor parte de los gobernantes). Por otra parte, no han sido pocos los casos de teorías que han sido juzgadas como ridículas, absurdas, fantasiosas y contradictorias pero que terminaron por ser incorporadas al acerbo cultural (Robert Nozick en Invariances. The Structure of the Objective World lo cita a John Stuart Mill quien escribió que “toda buena idea atraviesa indefectiblemente por tres etapas: ridiculización, discusión y adopción”). De lo contrario, dado que el conocimiento está formado por corroboraciones provisorias sujetas a refutaciones, buena parte de lo que hoy damos por sentado mañana será considerado irracional. Entonces, las manifestaciones pueden ser inválidas desde el punto de vista lógico o falsas en la proposición correspondiente, pero no “irracionales” si provienen de un animal racional como es el caso de los humanos.
En cuanto a la normalidad de los actos (los del hombre promedio), debemos tener en cuenta que todos somos distintos, únicos e irrepetibles en un contexto multidimensional. No hay tal cosa como la persona normal (el que no se sale de una supuesta media estadística), en este sentido remito al título muy ilustrativo de uno de los trabajos de Erich Fromm: La patología de la normalidad.
El caso freudiano resulta tortuoso y contradictorio. Tanto en “el primer Freud” como en su tesis posterior de “la pulsión de muerte” el análisis carece de validez desde que adhiere al antes referido determinismo físico (para recurrir a una expresión popperiana). Así, Sigmund Freud en su Introducción al psicoanálisis subraya que “la ilusión de tal cosa como la libertad psíquica [...] esto es anticientífico y debe rendirse a la demanda del determinismo cuyo gobierno se extiende sobre la vida mental”. Y en su correspondencia que se incluye en el volumen quince de The Standard Edition of the Complete Psychological Works of Sigmund Freud, nuevamente se lee que constituye “un ilusión tal cosa como la libertad psíquica [...] Ya otra vez le dije que usted cultiva una fe profunda en que los sucesos psíquicos son indeterminados y en el libre albedrío, pero esto no es científico y debe ceder a la demanda del determinismo cuyas leyes gobiernan la vida de la mente”.
Por otro lado, independientemente de las coincidencias o disidencias que se tengan con el análisis que efectúa David Hume (es imposible concordar en todo con un autor, en no pocas ocasiones al reconsiderar escritos de uno mismo nos percatamos que podíamos haber mejorado la marca…recordemos el aserto borgeano en cuanto a que no hay tal cosa como el texto perfecto), en sus Essays, Moral, Political and Literary en la sección dedicada al suicidio remarca con énfasis que no es en modo alguno reprobable cuando el suicida estima que su vida se ha tornado espantosamente miserable e insoportable y sin esperanza alguna de ser revertida (y argumenta que la condena al suicidio también condenaría a muchos mártires). En aquel sentido, posiblemente asomaría algún eventual sustento en lo escrito por Shakespeare en Othello: “Es tonto vivir cuando la vida es un tormento”.
Otro de los libros de Thomas Szasz, en este caso La libertad última, se convierte en un formidable alegato a favor del respeto irrestricto a las autonomías individuales, por más que, nuevamente, todo lo dicho en esa obra no satisfaga al lector. Cada uno sabe cuales son los límites de su resistencia a los diversos avatares. Los aparatos estatales nada tienen que hacer cuando no hay lesión de derechos, de lo contario es como ha dicho irónicamente John Hospers en La conducta humana en cuanto a que los fanáticos del Leviatán tienden a que se le aplique la pena capital al intento de suicidio.
Toda acción humana apunta al interés personal del sujeto actuante sea el acto sublime o ruin: la madre que cuida al hijo es por su interés personal del mismo modo que, en otro plano,  el interés del ladrón de bancos es salir airoso de su delito. En realidad sostener que todos los actos proceden en interés personal de quien lo lleva a cabo resulta en una perogrullada puesto que actúa precisamente porque está en su interés y no de otro (por más que aparezca redundante, si toma en consideración los intereses de otros es debido a que le interesan). Hay aquí un estrecho correlato con la especulación (una expresión tan frecuentemente incomprendida) que sencillamente significa conjeturar que se pasará de una situación menos satisfactoria a una que le proporcione mayor satisfacción al sujeto actuante según su personal estructura axiológica. Nadie actúa para estar en una situación peor después de haber llevado a cabo el acto (lo cual no quita que la conjetura sea finalmente errada). El que da la vida por otro es porque según sus particulares valores es eso lo que le asigna prioridad. En este contexto entonces, el suicida también procede según estima son sus intereses y especula con que eso es lo mejor dadas las circunstancias imperantes. Un tercero podrá opinar lo contrario pero sus creencias son irrelevantes ya que tiene prelación lo que concibe la persona que actúa y debe tomar la decisión.
En una nota periodística no es pertinente escarbar demasiado, pero viene al caso mencionar a vuelapluma que no deben tomarse como sinónimos el interés personal y el egoísmo ya que este caso deshecha como motivo del interés todo lo que se vincule con el prójimo. También es del caso advertir que el altruismo es un imposible conceptual puesto que sería hacer el bien a costa del propio bien, cuando en verdad la ayuda al prójimo es porque le interesa al que proporciona la filantropía tal como lo muestra Adam Smith en las primeras líneas con que abre su Theory of Moral Sentiments.
Tal vez resulte superfluo comentar que la vida no es un patinar idílico sobre un lecho de rosas, esa no es la condición humana. Los problemas son una implicación lógica de la acción humana puesto que ésta significa optar, elegir y seleccionar entre diversos medios para la consecución de específicos fines. Estas decisiones implican esfuerzos, es decir problemas y éstos son costos en el sentido más específico del término ya que como no podemos hacer todo al mismo tiempo debemos renunciar a ciertos valores para obtener otros que consideramos de mayor jerarquía (costo de oportunidad, según decimos los economistas). “No pain, no gain” reza el conocido y muy ilustrativo aforismo inglés. Los problemas permiten el crecimiento personal ya que lo contrario significa que nunca se resolvió nada ni se sorteó ningún obstáculo lo cual no es vivir sino vegetar. Quien tiene proyectos necesariamente deberá enfrentar problemas y quien no cuenta con proyectos se estanca o retrocede. El ensanchamiento del alma a través del conocimiento acarrea faenas difíciles e intrincadas que deben estudiarse y resolverse a cada paso. La buena vida consiste en una buena actitud frente a los problemas que se presentan, lo cual naturalmente requiere del espíritu adecuado para enfrentarlos.
Por último y para cerrar, en otro orden de cosas y en otro plano, debido a los crímenes aberrantes que se vienen sucediendo en diversos lares como consecuencia de la apatía de gobiernos para cumplir con su misión específica de proteger y garantizar los derechos de las personas, es de interés recordar un pensamiento de Juan Pablo II respecto a la legítima defensa  que señala “no solo es un derecho sino un deber”, afirma en la Sección 55 de su Encíclica Evangelium Vitae del 29 de marzo de 1995: “Por desgracia sucede que la necesidad de evitar que el agresor cause daño conlleva a veces a su eliminación, en esta hipótesis el resultado mortal se ha de atribuir al mismo agresor que se ha expuesto con su acción incluso en el caso que no fuese moralmente responsable por falta del uso de razón”. Es pertinente apuntar lo dicho debido al sonado y estremecedor caso de quien se suicidó a raíz de la condena que sufrió por haberse defendido de un intento de homicidio.
Imágenes ilustrativas de la entrada son de internet.