GRACIAS POR ESTAR AQUÍ...

GRACIAS POR ESTAR AQUÍ...
...." el pueblo recoge todas las botellas que se tiran al agua con mensajes de naufragio. El pueblo es una gran memoria colectiva que recuerda todo lo que parece muerto en el olvido. Hay que buscar esas botellas y refrescar esa memoria." Leopoldo Marechal.

LA ARGENTINA DEL BICENTENARIO DE LA PATRIA.

LA ARGENTINA DEL BICENTENARIO DE LA PATRIA.
“Amar a la Argentina de hoy, si se habla de amor verdadero, no puede rendir más que sacrificios, porque es amar a una enferma.” Padre Leonardo Castellani.

“
"La historia es la Patria. Nos han falsificado la historia porque quieren escamotearnos la Patria" - Hugo Wast (Gustavo Martínez Zuviría).

sábado, 2 de enero de 2016

ESTO ES CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA. LA ARGENTINA SIN SOR-PRE-SAS: Cierran el Dorrego, el Instituto Histórico que fundó Cristina Fernández.

DICE CLARÍN:

Cierran el Dorrego, el Instituto Histórico que fundó Cristina.

La foto se reprodujo muchas veces: Cristina Kirchner en la cabecera de una mesa a la que se sientan, entre otros, Pacho O'Donnell, el periodista Hernán Brienza, la historiadora Araceli Bellota. Sonríen, todos, mucho. La entonces presidenta tiene en la mano un libro titulado La otra historia. El libro es justamente de Pacho O'Donnell, por entonces presidente de un reciente Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano "Manuel Dorrego", que no había demorado ni 24 horas en nombrar a Cristina como su Presidenta Honoraria. Los que lo acompañan son miembros de ese Instituto, que Cristina había creado por decreto unos meses antes para "estudiar, investigar y difundir la vida y la obra de personalidades y circunstancias destacadas de nuestra Historia que no han recibido el reconocimiento adecuado en un ámbito institucional de carácter académico, acorde con las rigurosas exigencias del saber científico". Otro decreto, esta vez de Mauricio Macri, dispondrá que el Instituto deje de existir a partir de hoy.
En sus considerandos, el decreto habla de "pluralidad ideológica" y señala: "No es función del Estado promover una visión única de la Historia ni reivindicar corriente historiográfica alguna sino, por el contrario, generar las condiciones para el ejercicio libre e independiente de la investigación sobre el pasado".
El Instituto Dorrego fue creado en noviembre de 2011 y fue una herramienta del kirchnerismo para afirmar una interpretación de la Historia e inscribirse en ella. Se trataba, según su decreto de fundación, de reivindicar a quienes "defendieron el ideario nacional y popular ante el embate liberal y extranjerizante de quienes han sido, desde el principio de nuestra Historia, sus adversarios". Hablaban también de revisar la "Historia oficial", escrita "por los vencedores de las guerras civiles del siglo XIX".
Entre los firmantes del decreto estaba Aníbal Fernández, quien fue nombrado uno de sus treinta y tres miembros (todos ad honorem). También integraban la lista Hugo Chumbita, Víctor Ramos, Felipe Pigna y Eduardo Anguita, entre otros. El Dorrego tiene 38 empleados y para 2016 tenía asignado un presupuesto de 18 millones de pesos.
En 2013 el Instituto organizó un Congreso de Revisionismo, quizás su actividad más destacada. Pronto empezaron las internas. Algunos de sus miembros renunciaron -Brienza, Anguita-, y luego dejó su cargo el propio Pacho O'Donnell, que fue reemplazado por Víctor Ramos, quien sería prácticamente puesto en la calle después de expresar su apoyo a Daniel Scioli cuando el entonces gobernador no era todavía el candidato de la Casa Rosada. Más tarde llegaría la intervención, que quedó en manos de Carlos Caramello, un hombre vinculado a Aníbal Fernández. Hace un año Pacho revolvió el avispero con una carta: pedía cerrar el Instituto y acusaba a "enemigos internos". Con amargura, decía que "No eran Luis Alberto Romero ni Beatriz Sarlo nuestros peores enemigos. Estaban adentro".
Pluralidad, es lo que argumenta el ministro de Cultura Pablo Avelluto, quien tuvo la iniciativa de terminar con el Dorrego. "Los propósitos con que fue creado chocan con cualquier idea plural y democrática de la historia", dice a Clarín.
-¿Se cierra una mirada en nombre de la pluralidad?
-La cerramos en nombre del pluralismo porque es una mirada, no una mirada plural; el Estado no puede tomar partido por una corriente historiográfica. No está en discusión si el revisionismo es legítimo sino que el Estado lo promueva. El sentido del decreto que lo creó es reivindicativo, se reivindicaba un punto de vista: pone el Estado al servicio de una facción y eso está mal. El Estado tiene que garantizar que las distintas opiniones coexistan con libertad en el universo de la investigación.
-Hay varios institutos históricos. ¿Qué pasará con ellos?
-Estamos estudiando el funcionamiento de cada uno.
-¿Qué apuro había con el Dorrego?
-Había vencido el plazo de intervención y no tenía sentido continuar con ese modelo cuando desde el origen tenía problemas por el sentido de su existencia. 
Nota: Patricia Kolesnicov.
http://www.clarin.com/autor/patricia_kolesnicov.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La diferencia de opiniones conduce a la investigación, y la investigación conduce a la verdad. - Thomas Jefferson 1743-1826.