GRACIAS POR ESTAR AQUÍ...

GRACIAS POR ESTAR AQUÍ...
...." el pueblo recoge todas las botellas que se tiran al agua con mensajes de naufragio. El pueblo es una gran memoria colectiva que recuerda todo lo que parece muerto en el olvido. Hay que buscar esas botellas y refrescar esa memoria." Leopoldo Marechal.

LA ARGENTINA DEL BICENTENARIO DE LA PATRIA.

LA ARGENTINA DEL BICENTENARIO DE LA PATRIA.
“Amar a la Argentina de hoy, si se habla de amor verdadero, no puede rendir más que sacrificios, porque es amar a una enferma.” Padre Leonardo Castellani.

“
"La historia es la Patria. Nos han falsificado la historia porque quieren escamotearnos la Patria" - Hugo Wast (Gustavo Martínez Zuviría).

lunes, 29 de agosto de 2016

El Magisterio del Fin del Mundo por Jose Luis Muñoz Azpiri.

El Magisterio del Fin del Mundo.
            “Nuestra Patria merece un proyecto integrador. Un proyecto en torno a definiciones de valores y a objetivos concretos en las distintas áreas de la economía, la política, lo social, lo cultural. Un proyecto de desarrollo integral para todos. Ese proyecto integrador excede los tiempos de cualquier gobierno, porque necesita una mirada de mediano y largo plazo, y por lo tanto, requiere continuidad, la que sólo puede ser garantizada mediante el compromiso de las distintas fuerzas políticas y sociales.”
“Nosotros como ciudadanos, nosotros como pueblo. Hacia un Bicentenario en justicia y solidaridad 2010 – 2016” Cardenal Jorge M. Bergoglio (Papa Francisco)
“La libertad económica no debe prevalecer sobre los derechos del hombre”,
Francisco I
Pepe Muñoz Azpiri con el Papa Francisco.
Los nacionalismos americanos y europeos se sustentaron en el sentimiento patriótico, en las tradiciones. Los mitos y héroes que habían contribuido a la formación de una conciencia nacional y territorial. Ellos favorecieron la creación y fortalecimiento de los Estados Nacionales y reforzaron la identidad nacional que se adscribía a un espacio geográfico y a un destino signado por la providencia. En cierto modo pueden ser considerados como una suerte de religión política – en la conceptualización que acuerda a este término Antonio Elorza(1), que abarca desde los casos de los nacionalismo radicales de los vascos y flamencos hasta los nacionalismo surgidos tras el colapso de la Unión Soviética como también los integrismos religiosos que han proliferado en países don población musulmana, hasta el integrismo hindú o israelí. Estos movimientos han recibido la denominación de “integrismos” – en la versión francesa- y “fundamentalismos – en la versión anglonorteamericana -; empero, cualquiera sea la forma de identificarlos, no cabe la menor duda de que conforman una nueva forma de identidad nacional y que, por lo tanto, modifican el concepto tradicional del Estado nacional, tal como se lo conoció entre los siglos XVI y XX. La identidad se basa en la religión más que en la “patria”. A su vez, dice Raúl Puigbó, ” la clásica definición del estado como una nación jurídicamente organizada, o bien una nación organizada que obra según las reglas de derecho, parece haber quedado anticuada frente a las circunstancias políticas e históricas que se están dando en el mundo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La diferencia de opiniones conduce a la investigación, y la investigación conduce a la verdad. - Thomas Jefferson 1743-1826.