GRACIAS POR ESTAR AQUÍ...

GRACIAS POR ESTAR AQUÍ...
...." el pueblo recoge todas las botellas que se tiran al agua con mensajes de naufragio. El pueblo es una gran memoria colectiva que recuerda todo lo que parece muerto en el olvido. Hay que buscar esas botellas y refrescar esa memoria." Leopoldo Marechal.

LA ARGENTINA DEL BICENTENARIO DE LA PATRIA.

LA ARGENTINA DEL BICENTENARIO DE LA PATRIA.
“Amar a la Argentina de hoy, si se habla de amor verdadero, no puede rendir más que sacrificios, porque es amar a una enferma.” Padre Leonardo Castellani.

“
"La historia es la Patria. Nos han falsificado la historia porque quieren escamotearnos la Patria" - Hugo Wast (Gustavo Martínez Zuviría).

viernes, 14 de abril de 2017

Hace 35 años se recuperaban las islas Malvinas como parte del territorio soberano de nuestra patria. 649 soldados dejaron su vida en la turba malvinera. No son NN, sabemos sus nombres, y nuestro mejor homenaje es dar continuidad a su lucha, que es nuestra y del pueblo todo.

“Malvinas, Patagonia y Lewis” por RAÚL RAJNERI.

Hace 35 años se recuperaban las islas Malvinas como parte del territorio soberano de nuestra patria. 649 soldados dejaron su vida en la turba malvinera. No son NN, sabemos sus nombres, y nuestro mejor homenaje es dar continuidad a su lucha, que es nuestra y del pueblo todo.
La Guerra de Malvinas fue una contienda justa, donde un país dependiente como el nuestro se defendió de la agresión de una potencia imperialista como el Reino Unido.
Es intención de este artículo referir a dos debates actuales en torno a Malvinas, su importancia estratégica, su relación con la Patagonia y Lewis.
Posterior a la guerra se desató una campaña para “desmalvinizar” y sembrar el derrotismo en el pueblo. Algunos medios decían: “¿Cómo se nos ocurrió meternos con una potencia militar?”. Otros hablaban de “aventura”, refiriéndose a la Guerra de Malvinas desde posiciones supuestamente progresistas. Es cierto, la dictadura partió de un supuesto “erróneo” que era el apoyo de EE. UU. que nunca llegó y sí le dieron a los piratas ingleses. También los soviéticos en aquel momento negaron su solidaridad, como potencia imperialista, al no vetar la resolución Nº 502 del Consejo de Seguridad de la ONU, dando “legalidad” a la intervención militar inglesa.
Debemos mencionar el tipo de guerra de trincheras elegido por el generalato dictatorial, táctica obsoleta en desuso desde la Segunda Guerra Mundial. La participación popular en el enfrentamiento fue vedada por la dictadura.
Citamos a continuación a Oscar Marioni quien, en su libro “El Atlántico sur y la crisis militar”, confirma nuestra afirmación: “La cúpula militar archivó la lista de más de 100.000 voluntarios cuya presencia en las islas hubiera creado una nueva situación”. Nuestros jóvenes, suboficiales, dieron su vida por una causa aún pendiente: recuperar definitivamente las Malvinas, y pelearon con las armas en la mano para defender nuestra soberanía frente a la agresión inglesa.
Producto de esa campaña nuestros veteranos de guerra fueron abandonados por el Estado, y hoy después de muchos años de sufrir el olvido se reconoce su lucha, como pudimos ver en el aplauso cerrado a la columna de malvineros en el desfile del bicentenario de nuestra independencia nacional el año pasado.
Otro debate al que nos queremos referir tiene que ver con la base militar británica en las Malvinas, la Patagonia y el magnate inglés Joseph Lewis. Para empezar debemos mencionar “El cuento fantástico”, publicado por el diario “Río Negro” el 3 de julio de 1984, donde se hace mención “fantásticamente” a un descontento de las provincias patagónicas, las cuales se rebelan e independizan de la Argentina y constituyen los Estados Unidos de la Patagonia, donde Inglaterra se integra posteriormente. Debemos decir que la base inglesa en Malvinas es una amenaza para la soberanía de nuestro país en la Patagonia; y podemos decir que la Patagonia es una amenaza del mismo modo para ellos. Luego de la guerra, la corona británica invirtió en reconstruir su poder en Malvinas 5.750 millones de dólares, está clara la importancia que adjudican a las islas.
Hoy el gobierno de Macri acaba de firmar un acuerdo con Inglaterra, en el que este país presta fondos para empresarios ingleses que inviertan en la Argentina por un valor total de 1.200 millones de dólares.
Lewis tiene 12.000 hectáreas en El Bolsón cerca de la frontera con Chile y otro campo de aproximadamente 14.000 hectáreas en Sierra Grande, con un aeropuerto incluido de dimensiones similares al aeroparque Jorge Newbery a 1,5 km de la playa en zona de frontera, donde pueden bajar naves de gran porte como usa la OTAN. Dicho aeropuerto fue legalizado y declarado operativo por la exministra Nilda Garré. Resulta inquietante que un extranjero inglés con la fortuna de Lewis (sexta en el Reino Unido) pueda adquirir tierras, construir un aeropuerto en zona de frontera y una usina eléctrica en el río Escondido, que cobrará casi el doble el kW que las demás prestadoras al sistema interconectado nacional, y se mueva en nuestro medio con tanta naturalidad sin que ninguna autoridad diga nada. Además debemos agregar que Lewis es socio de Pampa Energía, empresa propietaria de Edenor, la mayor empresa energética del país, y ahora propietario de Petrobras, firma petrolera muy importante en Neuquén y la segunda en importancia en Río Negro.
Lord Lewis, ex jefe de Gabinete de Defensa del Reino Unido, declaró tiempo atrás en relación a la Guerra de Malvinas que obtuvieron “amplísima información” recogida por los satélites de Estados Unidos y de las Fuerzas Armadas Argentinas en operativos Unitas, cursos de West Point, etc. (publicado en “Clarín” el 30/5/88). Desconocemos si tiene parentesco con Joseph Lewis, pero si tiene algún lazo ya le habrá contado que se apropió de un lago argentino y todavía no ha pasado nada...
Raúl Rajneri
“Es cierto, la dictadura partió de un supuesto ‘erróneo’ que era el apoyo de EE. UU. que nunca llegó y sí le dieron a los piratas ingleses. También los soviéticos negaron su solidaridad”.
Carta de lectores publicada en Diario "Río Negro" (Edición Nro, 24.681), jueves 13 de abril de 2017, página 20. Fotos internet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La diferencia de opiniones conduce a la investigación, y la investigación conduce a la verdad. - Thomas Jefferson 1743-1826.