GRACIAS POR ESTAR AQUÍ...

GRACIAS POR ESTAR AQUÍ...
...." el pueblo recoge todas las botellas que se tiran al agua con mensajes de naufragio. El pueblo es una gran memoria colectiva que recuerda todo lo que parece muerto en el olvido. Hay que buscar esas botellas y refrescar esa memoria." Leopoldo Marechal.

LA ARGENTINA DEL BICENTENARIO DE LA PATRIA.

LA ARGENTINA DEL BICENTENARIO DE LA PATRIA.
“Amar a la Argentina de hoy, si se habla de amor verdadero, no puede rendir más que sacrificios, porque es amar a una enferma.” Padre Leonardo Castellani.

“
"La historia es la Patria. Nos han falsificado la historia porque quieren escamotearnos la Patria" - Hugo Wast (Gustavo Martínez Zuviría).

miércoles, 12 de julio de 2017

12 de Julio de 1923 nace René Gerónimo Favaloro en una casa humilde del barrio “El Mondongo” de La Plata.

Su nombre ha sido inscripto con todos los honores en el Hall de la Fama, en Washington DC. La Cleveland Clinic Foundation lo recuerda con un emotivo monumento.
René Gerónimo Favaloro nació en 1923 en una casa humilde del barrio "El Mondongo" de La Plata. A tan sólo una cuadra se levantaba el Hospital Policlínico. 
Sus padres fueron Juan Manuel Favaloro de profesión carpintero e Ida Raffaelli de Favaloro  que era modista. 
A los cuatro años de edad, René Favaloro comenzó a manifestar su deseo de ser "Doctor". 
En los potreros aprendió a amar el fútbol y se hizo un hincha de Gimnasia y Esgrima.
La primaria fue cursada en la Escuela Nº 45 "Manuel Rocha" y la secundaria en el Colegio Nacional "Rafael Hernández".
Estudió medicina en la Universidad de La Plata y una vez recibido en 1949, previo pasó por el Hospital Policlínico donde se recibían los casos complicados de toda la provincia de Buenos Aires.  
Luego se mudó a la localidad de Jacinto Aráuz en la provincia de La Pampa, convocado por su tío Manolo, para reemplazar temporalmente al médico local. 
Dos años después de la radicación de Favaloro en Jacinto Aráuz llegó su hermano, también médico. Durante su trabajo en esta localidad pampeana desapareció la mortalidad infantil de la zona, se redujo la cantidad de infecciones en los partos y la desnutrición, crearon un banco de sangre de personas vivas con donantes que se presentaban cada vez que los necesitaban y realizaron charlas comunitarias en las que enseñaban métodos para prevenir enfermedades. 
Recordaba Favaloro: "Todo lo que ganábamos lo invertíamos para agrandar y mejorar la clínica. Jamás compramos una sola hectárea de campo en Jacinto Aráuz”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La diferencia de opiniones conduce a la investigación, y la investigación conduce a la verdad. - Thomas Jefferson 1743-1826.