GRACIAS POR ESTAR AQUÍ...

GRACIAS POR ESTAR AQUÍ...
...." el pueblo recoge todas las botellas que se tiran al agua con mensajes de naufragio. El pueblo es una gran memoria colectiva que recuerda todo lo que parece muerto en el olvido. Hay que buscar esas botellas y refrescar esa memoria." Leopoldo Marechal.

LA ARGENTINA DEL BICENTENARIO DE LA PATRIA.

LA ARGENTINA DEL BICENTENARIO DE LA PATRIA.
“Amar a la Argentina de hoy, si se habla de amor verdadero, no puede rendir más que sacrificios, porque es amar a una enferma.” Padre Leonardo Castellani.

“
"La historia es la Patria. Nos han falsificado la historia porque quieren escamotearnos la Patria" - Hugo Wast (Gustavo Martínez Zuviría).

miércoles, 10 de enero de 2018

El triste final de la palmera de la Casa Rosada.


"Definitivamente se murió y hay que sacarla lo antes posible porque es riesgoso que permanezca en este patio", fueron las palabras de la ingeniera agrónoma Liliana Suppa, inspectora de la Gerencia de Arbolado Urbano de la Dirección de Espacios Verdes de la Ciudad de Buenos Aires, quién firmó el certificado de defunción de la centenaria palmera Yatay ubicada en la Casa Rosada. 


El famoso Patio de las Palmeras lleva este nombre por cuatro ejemplares centenarios que fueron colocadas en 1900 y engalanan la fuente central. Sin embargo, una de ellas no pudo sobrevivir a una gotera de un caño de la fuente y a tantas aglomeraciones que hubo durante las convocatorias de miles de militantes durante la época de la expresidenta Cristina de Kirchner. En realidad el descuido del entonces Secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli explica que no se haya reparado la rotura del caño de agua que fue la que terminó ahogando a la palmera. 

Las cuatro palmeras Yatay que rodean al pequeño jardín fueron colocadas son oriundas del norte argentino. Son palmeras muy longevas y que llegan a alcanzar una altura de 12 metros.


Tal como anticipó ámbito.com hace más de un año, el gobierno de Macri apenas arribó tomó cuenta de la situación de la palmera convocando a un experto japonés para evaluar la situación. El entendido aconsejó esperar antes de sacarla a ver si se la podía rescatar.


Al no ser posible porque el daño ya era irreversible se decidió avanzar con el retiro de la actual palmera y la compra de otra para sustituirla.

Al respecto se efectuó una convocatoria de compra a través del sitio Comprar.ar para la provisión de "una palmera Butia Yatay de fuste de diez metros de altura, con sesenta centímetros de diámetro de tronco liso".

La oferta por parte de los interesados debe contemplar: el servicio de fumigaciones periódicas de la planta durante los cuatro meses previos a ser trasplantada; el traslado a través de un vehículo equipado con hidrogrúa de doce toneladas como mínimo; la extracción del ejemplar en origen debe realizarse de manera tal de conservar la mayor cantidad de raíces posibles; entre otras especificaciones técnicas para su traslado y conservación hasta ser colocada en el Patio de las Palmeras.


Más allá de la colocación, que de por si requerirá todo un sistema de ingeniería, se solicita que el proveedor realice "una visita mensual durante doce meses" a los efectos de "corroborar el estado real del nuevo ejemplar". En caso de que la palmera no se adapte el oferente estará obligado a su reemplazo sin costo alguno para el Estado.


Por el momento la única oferta realizada es la un productor de Goya provincia de Corrientes, quien cotizó 235.950 pesos y el Gobierno no tomó ninguna decisión sobre la contratación a la espera de otras ofertas. 

El plantar la nueva palmera demandará todo un operativo ya que debe ser ingresada por la entrada principal de la Casa Rosada y luego plantarla en el ángulo derecho (visto desde el ingreso de Balcarce 24).


Mientras tanto en la Secretaria General de la Presidencia, a cargo Fernando de Andreis, están apresurando el organizar el poder cortar la palmera durante el fin de semana. La urgencia está dada por la recomendación de la experta de la Ciudad respecto a que no es seguro que permanezca mucho tiempo más en el Patio. Cabe señalar que el patio de las Palmeras es el paso obligatorio para todo el personal y las visitas. 


Para más de un antiguo empleado de la Casa no deja de resultarle extraño que se haya muerto una palmera. "Es triste", comentaban "se podría haber evitado con solo haber llamado un plomero", se lamentaban en la Rosada. 

La defunción de la palmera puede parecer un tema menor y sin duda, respecto a otras problemáticas hasta parece gracioso o superficial sin embargo, la histórica palmera es parte del patrimonio nacional que debió haber sido cuidado.

http://www.ambito.com/908852-el-triste-final-de-la-palmera-de-la-casa-rosada

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

La diferencia de opiniones conduce a la investigación, y la investigación conduce a la verdad. - Thomas Jefferson 1743-1826.