GRACIAS POR ESTAR AQUÍ...

GRACIAS POR ESTAR AQUÍ...
...." el pueblo recoge todas las botellas que se tiran al agua con mensajes de naufragio. El pueblo es una gran memoria colectiva que recuerda todo lo que parece muerto en el olvido. Hay que buscar esas botellas y refrescar esa memoria." Leopoldo Marechal.

LA ARGENTINA DEL BICENTENARIO DE LA PATRIA.

LA ARGENTINA DEL BICENTENARIO DE LA PATRIA.
“Amar a la Argentina de hoy, si se habla de amor verdadero, no puede rendir más que sacrificios, porque es amar a una enferma.” Padre Leonardo Castellani.

“
"La historia es la Patria. Nos han falsificado la historia porque quieren escamotearnos la Patria" - Hugo Wast (Gustavo Martínez Zuviría).

sábado, 27 de junio de 2015

27 de junio de 1942: Vito Dumas comenzaba su viaje alrededor del mundo en solitario. Poco después del mediodía de ese sábado, el navegante argentino partía del Yacht Club Argentino en dirección a Montevideo (Uruguay), primera escala de su viaje. A bordo del Legh II, tardó trece meses en dar la vuelta al mundo.

En 1942, fue el primer navegante que en solitario y por la ruta del Cabo de Hornos, dio la vuelta al mundo.

Vito Dumas  nacido en Buenos Aires el 26 de septiembre de 1900 , en el Barrio de Palermo y falleció el 28 de marzo de 1965 fue un navegante y deportista argentino que practicó natación, boxeo y atletismo. 
Es también el primer navegante solitario en recibir The Slocum Award por cuatro fantásticos viajes, donde se destaca la vuelta al mundo por los 40º de latitud sur.
Practicaba muchos deportes, en especial los individuales como el atletismo, box, aviación y natación.
Fueron sus padres: Victorio Dumas de origen italiano y Vicenta Grillo (oriunda de Dolores Provincia  de Bunos  Aires) de buena situación económica que perdieron su fortuna y Vito Dumas tuvo que salir a trabajar desde muy joven en varios oficios como limpiar pisos, hacer mandados, lustrar chapas de bronce de algún negocio.
El 27 de junio de 1942, en plena Segunda Guerra Mundial, partió para su mayor hazaña: la vuelta al mundo en solitario. Regresó durante la mañana del domingo 7 de septiembre de 1943 (437 días de los cuales 274 fueron navegando) luego de haber recorrido 20.420 millas marinas (37.818 km) a través de tres océanos. Recibe el nombre de "Los cuarenta bramadores" por el itinerario cercano al paralelo de 40º sur, zona de fuertes vientos y frecuentes tormentas, denominada, también "la ruta imposible". Vito Dumas quiso demostrar, mientras “un soplo de espanto arrasa al mundo”, que “no todo está perdido, que aún quedan soñadores, románticos, visionarios”, como escribió antes de partir.
Dice Wikipedia: “Como estaba en pleno apogeo la Segunda Guerra Mundial, tuvo que asegurarse proveerse al máximo, pues las ventas en los distintos países podían llegar a estar fraccionadas y restringidas. Solo contaba con diez libras esterlinas que le prestó un amigo para viajar: "Total para qué quiero dinero, si en navegación no voy a gastar", se justificó risueñamente. Así que calculó provisiones para un año: 400 botellas de leche esterilizada y gran cantidad de leche chocolatada, latas de cocoa; veinte kilos de harina de lentejas, arroz, garbanzo, arvejas, diez kilos de yerba mate, latas de aceite y 80 kilos de corned-beef, manteca salada, chocolate en barras, leche condensada, 70 kilos de papas, 5 de azúcar, frutas confitadas, mermeladas, tabaco para pipa y cigarrilos, cajas de fósforo, galletas, botiquín de primeros auxilios, dosis de vitaminas A, B, C, D y K y glucosas para la falta de calorías. Llevó una cocina y alumbrado que utilizaban kerosén así como 400 litros de agua potable.
Poco antes de partir justificó su viaje con esta frase: Voy en esta época materialista, a realizar una empresa romántica, para ejemplo de la juventud” (Wikipedia).
En septiembre de 1945 decidió emprender una travesía  de navegar hacia el Norte con destino a Nueva York “El crucero de lo imprevisto” que comprendía distintos puntos como  Buenos Aires, Montevideo, Punta del Este, Río de Janeiro, La Habana, Nueva York, Ceará, Montevideo, Buenos Aires.
Pero… “cuando estaba a punto de culminar su intento, frente a Coney Island, fue arrastrado mar afuera y el mundo lo dio por muerto, hasta que fue hallado por el barco Serantes, al sur de las Islas Canarias. Pudo seguir navegando y recaló en Ceará, Brasil. Pasó 106 días en soledad, concretando el doble cruce del Atlántico recorriendo 17.045 millas en 234 días” (Wikipedia).
En 1949 Perón lo nombró Teniente de Navío de la reserva de la Armada y le ofreció la dirección de una flamante Escuela de Náutica Deportiva donde recibió el reconocimiento a su figura.
Posteriormente buscó unir los puertos de Buenos Aires y Nueva York, en una sola escala, 7.100 millas, 117 días, proeza que logra en 1955 con su nuevo barco, el "Sirio", una embarcación más pequeña aún que el Lehg II partió el 16 de septiembre de 1955 (nota: el 16 de septiembre de 1955 se produce la sublevación autodenominada “Revolución Libertadora” o “Fusiladora” que derroca al gobierno del Gral. Juan Domingo Perón…) y Vito Dumas lo encuentra por varios días en la región ecuatorial sin viento ni agua potable, lo que le provocó una grave deshidratación. 
Tuvo que recalar en Bermudas, donde fue hospitalizado, con síntomas de escorbuto y una presión máxima de 28. Aunque los médicos le recomendaron no volver a navegar, siguió su ruta, y tras enfrentar su última gran prueba (el huracán Ionne, que lo alcanzó muy cerca de la costa estadounidense), arribó al puerto de Nueva York, donde permaneció, enfermo, sin dinero ni proyectos, y afligido por el golpe de Estado y los bombardeos a Plaza de Mayo en su país, durante casi un año. Vendió su barco y regresó a Buenos Aires en un carguero.
Falleció el 28 de marzo de 1965, siendo víctima de un derrame cerebral.

Varias calles y organizaciones en nuestra querida Argentina llevan su nombre en su homenaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La diferencia de opiniones conduce a la investigación, y la investigación conduce a la verdad. - Thomas Jefferson 1743-1826.