GRACIAS POR ESTAR AQUÍ...

GRACIAS POR ESTAR AQUÍ...
...." el pueblo recoge todas las botellas que se tiran al agua con mensajes de naufragio. El pueblo es una gran memoria colectiva que recuerda todo lo que parece muerto en el olvido. Hay que buscar esas botellas y refrescar esa memoria." Leopoldo Marechal.

“
"La historia es la Patria. Nos han falsificado la historia porque quieren escamotearnos la Patria" - Hugo Wast (Gustavo Martínez Zuviría).

LA ARGENTINA: RUMBO AL BICENTENARIO.

LA ARGENTINA: RUMBO AL BICENTENARIO.
“Amar a la Argentina de hoy, si se habla de amor verdadero, no puede rendir más que sacrificios, porque es amar a una enferma.” Padre Leonardo Castellani.

domingo, 26 de febrero de 2012

27 DE FEBRERO DE 1812: BICENTENARIO DE LA CREACIÓN DE LA BANDERA NACIONAL Y PRIMERA JURA.

“Trabajé siempre para mi patria poniendo voluntad, no incertidumbre; método, no desorden; disciplina, no caos; constancia, no improvisación; firmeza, no blandura; magnanimidad, no condescendencia”. Manuel Belgrano.

La Argentina tiene un “Feriado Nacional” nuevo y de carácter extraordinario luego de los dos días de Carnaval que volvieron a incorporarse y hay un debate entre la necesidad de fomentar la cultura del trabajo y la productividad o los feriados que los que están en contra dicen que se fomenta el relajo y el vicio y los defensores aseguran que sirven para fomentar esa “industria sin chimeneas” que es el turismo.
Nada más merecido este Feriado al Gral. Manuel Belgrano uno de nuestros mejores hombres de nuestra Argentina. El Gral. Manuel Belgrano, indudable ejemplo de lo que la sociedad exige de sus hombres públicos y de lo que la patria a sus hijos. Que nunca deseo para sí el título de Padre de la Patria Argentina cuando afirmaba que "mucho me falta para ser un verdadero padre de la patria: me contentaría con ser un buen hijo de ella" y exigía
"Cuando el interés general exige las atenciones de la sociedad deben callar los intereses particulares. Este es un principio que solo desconocen los egoístas, los esclavos y los enemigos de la Patria, los cuales deben saber que no hay derecho, sin obligación, y quién solo aspira a aquel sin cumplir con ésta es un monstruo abominable, digno de la execración publica y de los más severos castigos".
¿Por qué el próximo 27 de febrero es Feriado Nacional?En el año 2011, se presenta el proyecto impulsado por legisladores rosarinos, el cual tiene media sanción de la Cámara de Senadores en el mes de julio; el poder Ejecutivo promulgó el Decreto Nº 245 / 2011, por lo que el 22 de diciembre se publicó en el boletín oficial la Ley 26.721 sancionada por el Congreso el ultimo 30 de noviembre y promulgada el 21 de diciembre, con motivo de celebrarse el 27 de febrero del año 2012 el Bicentenario de la Creación y Primera Jura de la Bandera, por lo que se determina feriado extraordinario para conmemorar ese acontecimiento en todo el territorio nacional.
El 27 de febrero de 1812 enarbola la primera bandera en las barrancas del Paraná y puesto al comando del Ejército del Norte.
“Conforme a la tradición rosarina, la primera bandera de Belgrano, confeccionada por María Catalina Echavarria de Vidal, constaba de dos paños verticales, uno blanco del lado del asta, y otro celeste. Esta bandera fue enarbolada el 27 de febrero de 1812 en las barrancas del Río Paraná (Rosario). Los elementos de esta bandera coinciden en numero y disposición con la bandera de los Andes, a la que se agregó el escudo, y tiene sentido, porque es lógico que San Martín, al disponer su confección, debió necesariamente inspirarse en la Bandera que le legara o bien mostrara Belgrano, en el período en que ambos estuvieron juntos en el norte del país (enero a marzo de 1814). En un retrato de batalla durante la estadía de Belgrano en Londres (1815), aparece una bandera en el fondo con dos franjas horizontales, la superior blanca y la inferior celeste, por lo cual se puede suponer que las indicaciones fueron dadas por Belgrano.

Se desconoce las causas por las cuales comenzó a disponerse las franjas de distinta manera a la hasta este momento acostumbrada.

Las primeras indicaciones de la bandera de tres franjas horizontales aparece en una nota de fecha 16 de octubre de 1813, que envía Vigodet a su ministro de Estado en España: “Los rebeldes de Buenos Aires han enarbolado un pabellón con dos listas azul celeste a las orillas y una blanca en el medio” (Fuente Instituto Nacional Belgraniano).

MANUEL BELGRANO.
Cuadro de Belgrano realizado por Francois Casimir Carbonnier, durante su estadía en Londres
Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano o simplemente Manuel Belgrano fue un intelectual, economista, periodista, político, abogado y militar de las Provincias Unidas del Río de la Plata, actual Argentina. Participó de la Revolución de Mayo y de la Guerra de Independencia de la Argentina, y es el creador de la Bandera de Argentina. Nació en familia rica y murió pobre.
Hijo de Don Domingo Francisco Belgrano Peri quien nació en Oreglia, pequeño pueblo de Liguria, Italia. Llegó a Buenos Aires en 1750 y se dedicó al comercio, logrando conseguir una posición económica sólida. Domingo Belgrano Peri castellanizó su apellido en Belgrano Pérez. Fue Domingo Belgrano un próspero comerciante que manejaba el circuito comercial del Virreinato del Río de la Plata. Se casó en la Iglesia de la Merced con Doña María Josefa González Casero, joven porteña proveniente de una destacada familia.
Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano nació en Buenos Aires el 3 de junio de 1770 este día fue instituído como “DÍA DEL INMIGRANTE ITALIANO” en nuestro país en su merecido homenaje y homenajear a los inmigrantes que llegaron antes que naciera nuestra Patria que poblaron y contribuyeron al país.
Manuel Belgrano era abogado realizó sus estudios en las universidades españolas de Salamanca y Valladolid, entre 1786 y 1793, sino que se graduó en la Cancillería de esta última con medalla de oro a los 18 años. fue nombrado general por la Primera Junta en 1810, para que se ocupase de llevar la revolución a la Banda Oriental (hoy Uruguay) y a Paraguay.
Para febrero de 1812, se le confirió la orden a Belgrano de que construyese unas fortificaciones en el pueblo de Rosario, para defender la frontera del río Paraná ante una posible invasión portuguesa, ya que este reino estaba avanzando desde Brasil sobre lo que hoy es Uruguay, a la vez que se creía que una flotilla española subiría por el río para cortar las comunicaciones de los ejércitos del norte con Buenos Aires.
Así fue que el 13 de febrero de 1812 Belgrano le escribió al Triunvirato de Buenos Aires pidiéndole autorización para usar la escarapela como distintivo, ya que cada regimiento tenía uno distinto, y no quería que se confundiesen los colores con los del enemigo. Así logró que el gobierno porteño declarase por decreto el 18 de febrero que “la escarapela nacional de las provincias del Río de la Plata sería de color blanco y azul celeste”.
“Las banderas de nuestros enemigos son las que hasta ahora hemos usado; pero ya que V.E. ha determinado la escarapela nacional con que nos distinguiremos de ellos y de todas las naciones, me aterevo a decir a V.E. que también se distinguieran aquellas y que en estas baterías no se viese tremolar sino las que V.E. designe. Abajo, excelentísimo señor, esas señales exteriores que para nada nos han servido, y con que parece aún no hemos roto las cadenas de la esclavitud”.
Informaba el Gral. Belgrano:
Excmo. Señor:
En este momento que son las 6 y 1/2 de la tarde se ha hecho la salva en la Batería de la Independencia, y queda con la dotación competente para los tres cañones que se han colocado, las municiones y la guarnición.
He dispuesto para entusiasmar a las tropas, y estos habitantes, que se formas en todas aquellas, y les hablé en los términos de la copia que acompaño.
Siendo preciso enarbolar Bandera, y no teniéndola la mandé hacer blanca y celeste conforme a los colores de la escarapela nacional: espero que sea de la aprobación de V. E.
Dios guarde a V. E. Muchos años,
Rosario 27 de Febrero de 1812.
Manuel Belgrano.
Los colores de la bandera argentina, cuya fiesta se celebra el 20 de Junio día en que, vestido con el hábito de Santo Domingo muriera su creador Gral. Manuel Belgrano, se deben al manto de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María. Y que el Sol de su centro, fue agregado en 1818 por pedido del Canónico Luis José de Chorroarín (a la sazón diputado por Buenos Aires en el Congreso de Tucumán), podría significar a Jesucristo, luz divina que ha venido al mundo para disipar las tinieblas del pecado. La Virgen de la Esperanza es la patrona de las mujeres embarazadas y su fiesta se celebra en España desde muy antiguo, habiéndola fijado canónicamente el X Concilio de Toledo en 656. La talla de esta imagen, está en el Santuario de Onda, Castellón, en la Pcia. de Valencia (España).
Nótese el Sol, que allí representa a Cristo, es similar a nuestro Sol, de nuestra bandera celeste y blanca. (Fuente: www.malvinense.com.ar/)
La primera vez que la bandera se izó en Buenos Aires fue el 23 de agosto de 1812, en la torre de la iglesia de San Nicolás de Bari, donde hoy se encuentra el Obelisco. La Asamblea de 1813 promovió en secreto su uso, pero no produjo normas escritas al respecto. El Gobierno no deseaba insistir en ese momento con símbolos independentistas.
Tras la declaración de independencia el 9 de julio de 1816, la bandera azul celeste y blanca fue adoptada como símbolo por el Congreso el 20 de julio de 1816; el Congreso le agregó el sol el 25 de febrero de 1818.


El Gral. Manuel Belgrano llegó al grado de General algo que los “antimilitaristas” buscan ocultar (que es tapar el sol con la mano, un absurdo) y lo llaman doctor, cónsul o periodista. Este título no llegó por obra y gracia de algún decreto sino por sus méritos su estoicismo, su valor y también su contracción al deber. Tenía escasos conocimientos de milicia y estrategia (en comparación a San Martín o Bolívar que no es un des-mérito) no lo hacen menos militar al Gral. Belgrano.
Unos días antes de expirar, Belgrano le dijo a su amigo que llegó de Tucumán:
-Amigo, mi situación es cruel. Me hallo muy malo. Duraré muy pocos días. Espero la muerte sin temor; pero me llevo al sepulcro un sentimiento...
-Dígamelo usted, si puede saberse...
-El de que muero tan pobre que no tengo con que pagarle el dinero que Usted me prestó, aunque no lo perderá. El gobierno me debe algunos miles de pesos y luego que el país se tranquilice, se los pagarán a mi albacea, quien queda encargado de satisfacer la deuda.

Belgrano dictó y firmó su testamento. 25 días antes de morir. En él encargaba a su hermano el canónigo del cuidado de "sus escuelas" al mismo que, una vez pagadas todas sus deudas, aplicara el sobrante al cuidado y educación de la hija que dejaba en Tucumán, Manuela Mónica. Regaló su reloj de oro al doctor Redhead "Es todo cuanto tengo que dar a este hombre bueno y generoso”.
El 19 de junio dio un beso a su hermana Juana para pagarle sus amorosos desvelos, y en la mañana del otro día, hacia las siete expiró suspirando... ¡Ay, Patria mía!...
Se le amortajó con un hábito de Santo Domingo pues así le dejó pedido y en un féretro de madera de pino recubierto de tela negra, lo llevaron sus hermanos y algunos pocos amigos la media cuadra que distaba de su casa al convento dominico, y allí, a la entrada de la iglesia al pie de la pilastra derecha del arco central le cavaron la fosa. Una losa de mármol blanco, trozo del cubierto de una cómoda que había pertenecido a la madre, lo cubrió con la leyenda "Aquí yace el General Belgrano”.
El país, ocupado en su guerra instestina, ya que ese día se peleaban tres aspirantes, Ramos Mejía, Soler y el Cabildo, por la gobernación de Buenos Aires, no se dio cuenta de su muerte; y solamente un diario, "El Despertador Teofilantrópico" se ocupó de la muerte de Belgrano, para los demás no fue noticia.
Belgrano idolatrado por Alfredo Leuco.20 Jun. 2011.
Si me permite, Don Manuel, me gustaría decirle que usted es el espejo en el que todos los políticos argentinos deberían mirarse. Porque usted hizo el camino inverso de tantos políticos corruptos. La mayoría llega pobre a la función pública y sale rico. La mayoría se enriquece ilícitamente. Su biografía demuestra que usted hizo todo lo contrario. Nació rico. Nació en cuna de oro porque su padre era un importante comerciante. Por eso pudo acceder a la educación a la que accedió. Por eso Salamanca, Valladolid. Pero se pasó la vida repartiendo su fortuna entre la gente común. Y murió pobre. Se empobreció lícitamente. Se convirtió en una bandera de austeridad republicana. Usted, justo usted, que es el creador de la bandera convirtió su trayectoria en una bandera y su cuerpo en el abanderado de los mejores valores que debe tener un hombre público que está obligado a servir a su comunidad. Por eso creo que llegó la hora de pedirle perdón. Mil disculpas, Manuel Belgrano. Ojalá nos perdone. Y si me permite, como una manera de desagravio, me gustaría decirle gracias por todo lo que hizo por nosotros. Le decimos gracias por haber protegido siempre a los más desprotegidos, a los más humildes, a los ancianos, a las mujeres y a los indios. Gracias por haber impulsado siempre el progreso y el bienestar de la gente. Por darle a la tierra el carácter de generadora de riquezas y haber inventado el impuesto a las tierras improductivas. Progresismo puro. Gracias por grabarnos a fuego en nuestra identidad esa frase maravillosa que dice que el sentimiento de libertad es capaz de transformar en héroes a los ciudadanos más simples. Gracias por su combate permanente contra los monopolios y todo tipo de autoritarismo. Por haber sido miembro del primer gobierno patrio. Por defender la libertad de prensa y la modernización. Por haber traído de Europa las ideas más avanzadas de soberanía y emancipación y las tres vigas maestras de la revolución francesa: libertad, igualdad y fraternidad. Gracias por la inmensidad de su cultura. Por hablar y leer perfectamente en inglés, francés, italiano y latín. Gracias por haber redactado junto a Mariano Moreno el Plan Revolucionario que se presentó a la Junta. Gracias por decir que la patria es educación. Así, lo escribió en el diario “El Correo de Comercio”:”Como se pretende que los hombres tengan amor al trabajo y que los ciudadanos sean honrados si no hay enseñanza y la ignorancia pasa de generación en generación”. Belgrano fue el primero en proponer en estas pampas la educación laica, gratuita y obligatoria. Gracias don Manuel por haber donado sus sueldos para construir la biblioteca pública y varias escuelas que se construyeron 170 años después. Gracias por el coraje de haber combatido en las invasiones inglesas y por convertirse en general de la Nación cuando su formación era de abogado, economista, diplomático y periodista. Pese a todo no dudó en tomar las armas y las estrategias militares para defender esta bendita tierra. Gracias por salvarles la vida a la esposa y a la hija del general San Martín. Ojalá alguna vez nos perdone que lo hayamos dejado morir en la más terrible de las miserias. Vencido por las enfermedades y con el único tesoro de su reloj personal para recompensar al médico que lo asistió hasta el final. Le confieso que me produjo un desgarro en el alma cuando leí que su cuerpo estuvo ocho días sin poder ser sepultado por falta de dinero. Siento vergüenza histórica retroactiva. Por eso perdón y gracias, don Manuel Belgrano. Gracias por la escarapela y por la bandera. Y sobre todo gracias por enseñarnos con la enseña que Belgrano nos legó que la lucha por una patria más justa es la verdadera bandera idolatrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

La diferencia de opiniones conduce a la investigación, y la investigación conduce a la verdad. - Thomas Jefferson 1743-1826.