GRACIAS POR ESTAR AQUÍ...

GRACIAS POR ESTAR AQUÍ...
...." el pueblo recoge todas las botellas que se tiran al agua con mensajes de naufragio. El pueblo es una gran memoria colectiva que recuerda todo lo que parece muerto en el olvido. Hay que buscar esas botellas y refrescar esa memoria." Leopoldo Marechal.

LA ARGENTINA DEL BICENTENARIO DE LA PATRIA.

LA ARGENTINA DEL BICENTENARIO DE LA PATRIA.
“Amar a la Argentina de hoy, si se habla de amor verdadero, no puede rendir más que sacrificios, porque es amar a una enferma.” Padre Leonardo Castellani.

“
"La historia es la Patria. Nos han falsificado la historia porque quieren escamotearnos la Patria" - Hugo Wast (Gustavo Martínez Zuviría).

miércoles, 24 de junio de 2015

Arturo Sampay conocido como el ideólogo de la Constitución Argentina de 1949.

Arturo Sampay.
“Sampay fue el más destacado de los constituyentes que dieron forma y contenido a la Constitución Nacional de 1949. Diseñó la arquitectura constitucional al pensamiento y al proyecto político de Perón. El espíritu de la redacción definitiva de la Constitución de 1949 nació, preferentemente del pensamiento y acción de Arturo Enrique Sampay, que integró la Asamblea Constituyente como convencional que representaba a la provincia de Buenos Aires” (Jorge F. Cholvis, “Palabras Liminares. Arturo Enrique Sampay: La Constitución y la Justicia Social”, en Arturo Sampay, Ciencia Política y Constitución).
“El Derecho Constitucional argentino se ha desenvuelto dentro de etapas evolutivas que han ido desde el caudillismo, pasando por el liberalismo individualista, hasta la admisión de preceptos sociales. Es lógico que así sea, por cuanto –después de la primitiva organización patria- las constituciones europeas y americanas estuvieron inspiradas en la ideología liberal que quedó inserta en los textos nuestros de 1853 y 1860. Y tras la Segunda Guerra Mundial comenzaron a inspirarse en principios sociales que, también encontramos en nuestro texto de 1949” (Alberto González Arzac, “Caudillos y Constituciones”).
“La reforma constitucional convierte en bienes de la Nación todos los minerales, las caídas de agua, los yacimientos de petróleo, de carbón y de gas, y cualquier fuente natural de energía, con excepción de las vegetales; los hace bienes públicos que no se pueden desafectar, enajenar ni conceder a particulares para su explotación, es decir, transfiere esos bienes a la categoría de propiedad pública nacional y establece el monopolio del Estado para su explotación, introduciendo además, como consecuencia, un cambio profundo en el régimen jurídico de las minas respecto del vigente en el Código de minería..." (Arturo E. Sampay).

Fuente de información: Historia del Derecho (Facebook).

Arturo Sampay  nacido el 28 de julio de 1911 en Concordia, Entre Ríos es conocido como el ideólogo de la Constitución Argentina de 1949.
Realizó sus estudios secundarios en el histórico Colegio Nacional de Concepción del Uruguay y los universitarios en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de Universidad Nacional de La Plata donde adhirió a la radicalismo yrigoyenista y se recibió de abogado en 1932 y se recibió de abogado en 1932.
Luego realizó diversos estudios de posgrado en Suiza, con Dietrich Schindler, en Milán con monseñor Olgiati y Amintore Fanfani, y en París con Louis Le Fur y Jacques Maritain.
En 1945 fue uno de los radicales que adhirieron naciente peronismo. 
En 1946 fue designado fiscal de la Provincia de Buenos Aires durante la gobernación de Domingo Mercante. En 1949 fue elegido convencional constituyente de la Convención que sancionó la Constitución Argentina de 1949, de claro contenido justicialista, que permitió la reelección de Juan Domingo Perón, entre otras cuestiones  y en  1951 publicó el libro “Introducción a la teoría del Estado”, “Constitución y pueblo”, “Las constituciones de la Argentina entre 1810 y 1972 con introducción”.
Es definido como el padre del “constitucionalismo social” en nuestra Argentina.
“En 1952 Domingo Mercante, cuya posición se había deteriorado dentro del peronismo a raíz de versiones que le atribuían aspiraciones a suceder a Perón, fue desplazado de la vida pública con el visto bueno del propio Perón; a ello se sumó en 1954 el conflicto del gobierno con la Iglesia Católica. La sumatoria de estos dos factores significaron que Sampay, quien pertenecía al grupo de Mercante y al nacionalismo católico, también fuera perseguido por el propio peronismo al que pertenecía. Disfrazado de sacerdote y con identificación falsa debió escaparse, primero al Paraguay, luego pasó a Bolivia y, finalmente, a Montevideo.
Con el derrocamiento de Perón por la Revolución Libertadora la persecución continuó, esta vez ejecutada por los antiperonistas. Recién pudo volver a la Argentina en 1958 luego de que asumiera el presidente Arturo Frondizi, aunque no se le permitió reasumir sus cargos docentes en la Universidad.
En 1968 fundó y comenzó a dirigir la revista Realidad Económica, activa desde entonces, que se convirtió en una de las más importantes del país en su género. No fue sino hasta 1973, en que se le reconocieron sus cargos docentes universitarios, pero enfermó poco después, falleciendo en 1977” (Wikipedia).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La diferencia de opiniones conduce a la investigación, y la investigación conduce a la verdad. - Thomas Jefferson 1743-1826.