GRACIAS POR ESTAR AQUÍ...

GRACIAS POR ESTAR AQUÍ...
...." el pueblo recoge todas las botellas que se tiran al agua con mensajes de naufragio. El pueblo es una gran memoria colectiva que recuerda todo lo que parece muerto en el olvido. Hay que buscar esas botellas y refrescar esa memoria." Leopoldo Marechal.

LA ARGENTINA DEL BICENTENARIO DE LA PATRIA.

LA ARGENTINA DEL BICENTENARIO DE LA PATRIA.
“Amar a la Argentina de hoy, si se habla de amor verdadero, no puede rendir más que sacrificios, porque es amar a una enferma.” Padre Leonardo Castellani.

“
"La historia es la Patria. Nos han falsificado la historia porque quieren escamotearnos la Patria" - Hugo Wast (Gustavo Martínez Zuviría).

jueves, 16 de julio de 2015

Kirchner, Evo, Colón y la heroína del Alto Perú.

Los mandatarios de Argentina y Bolivia inauguran frente a la Casa Rosada una estatua de la guerrillera de la Independencia Juana de Azurduy.
El Gobierno kirchnerista trasladó previamente la efigie de Colón, que llevaba casi un siglo en ese emplazamiento.

    • La ubicación de una estatua también puede ser una cuestión de Estado. Hace dos años, el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner decidió quitar la gigantesca estatua de Cristóbal Colón de los jardines traseros de la Casa Rosada, desde donde el almirante miraba al Río de la Plata. La polémica suscitada por esa decisión se ha zanjado finalmente este miércoles, con la inauguración de la escultura de la heroína boliviana Juana Azurduy, el monumento que sustituye a Colón. Kirchner y el presidente boliviano, Evo Morales, han presidido hoy un acto en el que se ha reivindicado la "patria grande" latinoamericana.

      Todo empezó cuando en una de sus visitas a Buenos Aires, el líder venezolano Hugo Chávez se asomó a una de las ventanas traseras de la Casa Rosada y, señalando a Colón, le espetó a Kirchner: "Cristina, ¿qué hace ahí ese genocida?". Chávez ya se había encargado de retirar toda estatua de Colón levantada en Venezuela. Tallada con mármol de Carrara por el escultor Arnaldo Zocchi y donada a Buenos Aires por la colectividad italiana, la estatua de Colón se alzaba en la plaza trasera de la Casa Rosada desde 1921.

      "Es un magnífico homenaje que le hacemos a la generala Juana Azurduy, la Flor del Alto Perú y de toda la región", ha declarado Kirchner poco antes de descubrir la escultura, un regalo de Morales al Gobierno argentino. El mandatario boliviano no se ha quedado atrás en sus elogios a la guerrillera: "Es un gran homenaje a esa mujer luchadora; es una forma de descolonizarnos y de seguir liberándonos".

      Kirchner tomó hace dos años su decisión de "expulsar" a Colón de su histórico emplazamiento. Tras un acuerdo con el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, en manos del conservador Mauricio Macri, la escultura de 623 toneladas fue troceada primero, bajo la excusa de una restauración, y trasladada después a la Costanera Norte, frente al aeropuerto de Aeroparque. La comunidad italoargentina puso el grito en el cielo, pero de poco han servido sus quejas y querellas ante la justicia. La mudanza de los "restos" de Colón estuvo frenada unos meses por una decisión judicial, pero finalmente se impuso la decisión aprobada tanto en el Congreso nacional como en el Parlamento porteño.

      Mientras se realizaban los preparativos para trasladar al almirante, el escultor argentino Andrés Zerneri pulía en bronce la figura de Azurduy en los galpones de lo que fuera la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), el centro de torturas de la dictadura reconvertido hoy en un museo de la memoria histórica. Con sus nueve metros de altura y 25 toneladas de peso, la heroína de las guerras de independencia en el Alto Perú (la actual Bolivia) decora ya la plaza donde permaneció Colón durante casi un siglo.

      Nacida en la actual región boliviana de Chuquisaca en 1780, Juana Azurduy era hija de una indígena y un criollo. Huérfana en la adolescencia, se sumaría más tarde a las luchas independentistas junto a su esposo, Manuel Padilla. Cuando las tropas realistas capturaron y mataron a Padilla, Juana siguió combatiendo a las órdenes de los jefes militares criollos Manuel Belgrano y Martín Miguel de Güemes. El 1816 obtuvo el rango de teniente coronel de las milicias criollas que peleaban en el Alto Perú. Azurduy, que perdió a sus cuatro hijos durante las luchas revolucionarias, organizó varias guerrillas y estuvo al frente de numerosas incursiones contra los ejércitos españoles. Bolívar la elogió en su momento pero pasados los años la estrella de Azurduy se fue apagando y murió en soledad y en la más absoluta pobreza en la ciudad de Jujuy en 1862. Hace seis años Kirchner la ascendió al grado de general del ejército argentino durante un acto celebrado en el Parlamento boliviano, en Sucre, donde reposan los restos de la heroína.

      En su libro "Memoria del Fuego", el fallecido escritor uruguayo Eduardo Galeano dedicó algunas líneas a la memoria de Azurduy: "Juana cabalga en las montañas, al frente de los hombres. Su chal celeste flamea a los vientos. Un puño estruja las riendas y el otro parte cuellos con la espada. Todo lo que come se convierte en valentía. Los indios no la llaman Juana. La llaman Pachamama. La llaman Tierra".

    • Publicado en Diario "El Mundo" de España, 16-7-2015.
    • http://www.elmundo.es/america/2015/07/16/55a7004446163f56178b45ab.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La diferencia de opiniones conduce a la investigación, y la investigación conduce a la verdad. - Thomas Jefferson 1743-1826.