GRACIAS POR ESTAR AQUÍ...

GRACIAS POR ESTAR AQUÍ...
...." el pueblo recoge todas las botellas que se tiran al agua con mensajes de naufragio. El pueblo es una gran memoria colectiva que recuerda todo lo que parece muerto en el olvido. Hay que buscar esas botellas y refrescar esa memoria." Leopoldo Marechal.

LA ARGENTINA DEL BICENTENARIO DE LA PATRIA.

LA ARGENTINA DEL BICENTENARIO DE LA PATRIA.
“Amar a la Argentina de hoy, si se habla de amor verdadero, no puede rendir más que sacrificios, porque es amar a una enferma.” Padre Leonardo Castellani.

“
"La historia es la Patria. Nos han falsificado la historia porque quieren escamotearnos la Patria" - Hugo Wast (Gustavo Martínez Zuviría).

sábado, 27 de agosto de 2016

Lamento rural por Jorge Sosa.

Levantarse todos los días cuando cantan los gallos y el sol todavía no se resuelve, volver a la tarea del esfuerzo y el sudor, recorrer los sembradíos o las plantaciones bichando a los bichos, mirando cómo ha crecido todo en un día, porque ellos saben apreciar la diferencia; y después ponerle el cuerpo al tractor (si lo hubiese), o al azadón, o a la pala, o a la tijera, herir la tierra para que la tierra sangre verde, gastar una porción generosa a la vida y dejar de poner la humanidad sobre los terrones cuando el ocaso empieza a decirle “ya basta”. 
Y alegrarse cuando la cosa “pinta”, y desparramar ruegos por surcos, hileras, parcelas cuando el clima se viene hostil. Sufrir cuando la lluvia es poca o es mucha. Alegrarse cuando los frutos están maduros y se acerca el tiempo de la cosecha porque eso le está diciendo que ha cumplido con su familia, con él y con el país, porque él siente que el país es su campito. 
Todo un año así, todo un año poniéndole y poniéndole en el campo amigo pero también exigente, para que después, en los mostradores de los comercios de las grandes ciudades los productos cosechados valgan mucho más de lo que le pagan a él cuando alguien se los compra. Pero no un poco más de lo que le pagan a él, decenas de veces más de lo que le pagan. 
Debe ser muy ingrato para un campesino, chacarero, labriego, (póngale el nombre que quiera y no se va a equivocar), cuando siente que no valoran su esfuerzo, su sacrificio, que lo que le ha partido el lomo y las manos, vale lo mismo que una injusticia, exactamente lo mismo.
Alguna vez dijeron, dijimos, difundieron, difundimos, que la Argentina era “el granero del mundo”, porque del campo surgía la mayor riqueza, porque era el campo donde se conjugaba el verbo “esperanza”. Pues, el granero del mundo, dejó de cuidar al que cuida los granos. 
Hablo del pequeño productor, no de aquellos que merecen el rótulo de empresas agrícolas, esos se salvan porque manejan el debe y el haber. Hablo del laburante humilde que solo recibe de recompensa un almuerzo con los de su familia y los sueños, nada más que sueños, de que todo va a mejorar alguna vez.
El espectáculo de los fruticultores regalando sus productos en la Plaza de Mayo fue poco más que lamentable, como lo fue la cola de los que se enteraron de tal regalo y no dudaron en posponer compromisos de trámites o de trabajo para poder acceder a unas pocas peras y manzanas. 
“Cuando será el santo día que la tortilla se vuelva”. A lo mejor, todo comenzaría a cambiar si por un rato, ¿un mes?, cambiáramos los roles, y los productores hicieran de intermediarios, y los intermediarios, los que lucran con el laburo de otros, vayan a ocupar el rol de campesinos, y deban poner sudor y piel y esfuerzo y cansancio, entre los terrones, de sol a sol. A lo mejor todo comenzaría a cambiar. 
Porque si no, se va a hacer cada vez más vigente aquella sextilla de Atahualpa cuando escribió:
El trabajo es cosa buena
es lo mejor de la vida,
pero la vida es perdida 
trabajando en campo ajeno,
que unos trabajan de trueno
y es pa’otros la llovida.  

 Publicado en Diario "Los Andes" de Mendoza, sábado 27 de agosto de 2016. Foto internet.

La comercialización de vinos cayó 12,5% en julio. El mercado interno se contrajo15% y las exportaciones bajaron un 2%. También se desplomó el mosto.

La vitivinicultura argentina es una víctima más de la baja del consumo y la inflación. Según datos provisorios del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), las ventas totales de vinos cayeron 12,52% en julio, en comparación con igual mes del año pasado. 
En el séptimo mes de 2015 se habían vendido 1.148.083 hectolitros de vino entre todos los establecimientos vitivinícolas, mientras que este año, sólo se comercializaron 1.004.298 hectolitros en ese período. 
Cómo fue la caída
El informe del INV demuestra que la baja en la comercialización total de vinos se debe principalmente a lo ocurrido en el mercado interno. 
El relevamiento del Instituto indica que en julio de 2015 las bodegas vendieron un total de 931.960 hectolitros de vino dentro del país. Este año, en cambio, el mismo mes cerró con ventas por 792.803 hectolitros, lo que representa una diferencia del -14,93%. 
El resultado se contradice con lo anunciado hace unos días por Guillermo Oliveto, titular de la Consultora W, quien afirmó que “el consumo per cápita de vino no cae en Argentina”.
Sin embargo, concuerda con lo que ocurre en el resto de la economía. Las ventas de carne, por ejemplo, han caído 20% en lo que va del año, según los empresarios de ese sector y el comercio minorista acumula una baja del 7,82% en lo que va del año, de acuerdo a estadísticas de la Federación Económica de Mendoza.
El avance de la inflación y la pérdida del poder adquisitivo de los salarios, explican gran parte de la retracción del consumo en todo el país.
Lo llamativo es que tampoco remontaron las exportaciones, pese a que la devaluación realizada por el Gobierno Nacional a fines de 2015 mejoró la competitividad de las bodegas locales. 
Los datos del INV muestran una baja del 2,18% en la cantidad de vinos que las bodegas argentinas vendieron a otros países. En julio del año pasado se exportaron 197.714 hectolitros, en tanto que este año se enviaron 193.396 hectolitros fuera del país. 
La caída no es significativa, pero tampoco es un resultado alentador, teniendo en cuenta que se esperaba un poco más del sector exportador vitivinícola. 
Además de mercado interno y externo, el INV muestra otras tres categorías de ventas de vino (despachos a fábricas de vinagre, despachos a destilerías y despachos a otros usos industriales), pero su participación en el total de ventas es tan baja, que sus resultados no son relevantes.
Se vende menos mosto
El mal desempeño de la vitivinicultura argentina también se extiende a las ventas de mosto. Las estadísticas provisorias difundidas por el Instituto Nacional de Vitivinicultura muestran una baja del 34,27% en las exportaciones de ese producto durante julio.
El año pasado los establecimientos vitivinícolas argentinos lograron exportar 101.965 hectolitros de mosto. En julio de 2016, apenas alcanzaron los 67.019 hectolitros, lo que da una baja del 34,27%.
Baja del 10% en el año
La contracción que las ventas del sector vitivinícola sufrieron en julio no fueron un caso aislado. Por el contrario, todo 2016 ha sido complicado para las bodegas locales. 
Así lo confirman las estadísticas del INV, que registran una baja del 9,95% en el total de hectolitros comercializados entre enero y julio de este año (6.921.441) en comparación a los primeros siete meses de 2015 (7.686.123).
Publicado en Diario"Los Andes" de Mendoza, sábado 27 de agosto de 2016.
Foto: internet.

viernes, 26 de agosto de 2016

Santucho revisitado por MARCELO BIRMAJER.

Hay ciertos episodios de la historia, tanto argentina como mundial, cuyos rudimentos son conocidos por el público interesado –como quien esto escribe, no necesariamente especializado ni académico–, pero despojados de datos precisos, de comprobaciones palpables, de fuentes ciertas.
Sabíamos, por distintos testimonios previamente publicados, que los montoneros habían matado al líder sindical y mano derecha de Perón, José Ignacio Rucci; pero hacía falta el libro de Ceferino Reato, “Operación Traviata”, para terminar de poner en su sitio muchos de los interrogantes que aún giraban alrededor de aquel asesinato. Seguramente aún queden detalles por revelar, especialmente respecto a las motivaciones políticas del crimen, pero nos hemos acercado mucho más a la verdad de lo que estábamos antes de ese libro.
La figura de Roberto Santucho, el líder del Ejército Revolucionario del Pueblo, ha sido expuesta en una gran cantidad de publicaciones, entre las que se destaca el exhaustivo libro de María Seoane, “Todo o Nada”. Y uno de los acontecimientos que circulan como una atmósfera alrededor del accionar criminal de Santucho es el hecho de que, dentro del ERP, existían espías del Ejército, antes y después del golpe del 76, que frustraron algunas de las acciones más osadas de esta bizarra guerrilla guevarista argentina. Los interesados en la historia de las organizaciones armadas como ERP y Montoneros conocíamos la existencia de los infiltrados en ambos grupos, y en particular del espía que desbarató el asalto del ERP a Monte Chingolo, el Oso Ranier. Pero no es sino hasta la reciente publicación del libro del periodista y escritor Ricardo Ragendorfer, “Los Doblados”, que accedemos a una aproximación cabal y mucho más rigurosa de este personaje que encarna casi el estereotipo del delator en los 70.
Su génesis como espía, proveniente de lo que se conoce como “izquierda nacional”, podría ser perfectamente una trama de Le Carré. Pero tanto la historia de Ranier como la revelación respecto de una tal Alicia Carbonell, que incluye un romance perverso con un represor, son atributos del libro que es mejor leer directamente. A lo que en este artículo quiero apuntar es a un perfil no siempre denunciado de la actividad criminal de Roberto Santucho. Según el libro de Ragendorfer, desde mucho antes del asalto a Monte Chingolo en diciembre de 1975 –la acción más decisiva y más funesta del ERP–, Santucho fue informado de que dentro de su agrupación existían espías, en particular uno apodado el Oso. Esta última precisión se la había transmitido la cúpula de Montoneros, que a su vez contaba con infiltrados dentro del Ejército argentino. Pero Santucho desestimó tanto la idea de una infiltración militar en el ERP en general, como la del Oso en particular, aduciendo que la moral revolucionaria de sus militantes detectaría cualquier cuerpo extraño; en suma: el Hombre Nuevo no se podía impostar. En su nimio nivel, Santucho replicaba la locura de Stalin, que se negó a aceptar el traicionero ataque nazi pese a todas las evidencias, hasta que sus propios hombres lo obligaron a asumir el contraataque. Cuando las evidencias perforaron incluso el autismo político y personal de Santucho, ordenó una investigación. Pero no sólo ya era tarde, poco antes de ordenar la toma del batallón Domingo Viejo Bueno en Monte Chingolo, para hacerse con un importante depósito de arsenales, Santucho supo perfectamente que los militares conocían sus intenciones. Las autoridades del batallón habían ordenado reforzar la guardia y a todas luces esperaban un ataque. Luego reducen las alertas, en una obvia emboscada, y Santucho ordena el ataque pese a todo. Mi conclusión es que mandó a centenares de jóvenes a la muerte sin el menor reparo. Su desprecio por la vida era equivalente a su total falta de contacto con la realidad, la de la política y la de la condición humana en general. Que miles de jóvenes, la mayoría de ellos con el secundario completo y de clase media, hayan caído bajo el influjo de semejantes dirigentes, al punto de arriesgar las propias vidas y de sus familias por nada, en medio de un período democrático de la Argentina, sigue siendo uno de los grandes enigmas de nuestra vida nacional, que no bastará un libro para terminar de precisar.
Santucho desestimó la idea de una infiltración militar en el ERP, aduciendo que la moral revolucionaria de sus militantes detectaría cualquier cuerpo extraño.

Santucho replicaba la locura de Stalin, que se negó a aceptar el traicionero ataque nazi pese a todas las evidencias, hasta que lo obligaron a asumir el contraataque.
Publicado en Diario "Río Negro", 26 de agosto de 2016.

jueves, 25 de agosto de 2016

Para Cobos, haber sido compañero de fórmula de CFK fue “desacertado” El senador mendocino se mostró arrepentido de haber llegado a la Vicepresidencia con la ex mandataria y apuntó a la corrupción K.

El senador nacional mendocino Julio Cobos (Cambiemos) calificó de“desacertada” la decisión política de haber sido compañero de fórmula de la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner. En una entrevista con el diario La Nación aseguró que "habiendo sabido, no hubiese aceptado” el cargo de Vicepresidente y se despegó de la corrupción que se le achaca a la gestión anterior.
Durante una entrevista concedida al segmento La Nación PM, el ex Vicepresidente analizó la realidad económica del país y las medidas adoptadas por la gestión del presidente Mauricio Macri. Justificó algunas de las medidas establecidas aunque admitió que las tasas crediticias deberían bajar. “Hace rato que el Banco Central debió bajar las tasas. Tenemos el mismo dólar que está desde diciembre y eso hace perder competitividad”, se sinceró Cobos.
Además consideró que la cadena de valor en el precio de los productos derivados del campo es “injusta”. “Los precios se deben construir a partir del precio del productor y no del precio de góndola en el supermercado. Me parece que el Gobierno no puede dejar ese rol”, apuntó el mendocino.
Y añadió: “Hay que admitir las diferencias, pero creo que lo que uno no puede hacer es quedarse callado en la visión que uno cree que puede ser la correcta”.
Finalmente llegó la pregunta incómoda. “¿Se lamenta de haber sido compañero de fórmula de Cristina Kirchner?”, le consultó el periodista Juan Miceli. “Por supuesto que no hubiera aceptado”, respondió tajante Cobos.
“La idea era un gobierno de unidad, de concertación, de grandes acuerdos, de diálogo y eso se tergiversó apenas asumimos. Y sobre todo después de todos los hechos de corrupción que quedan a la vista. Uno siempre ha estado alejado de todo eso y transitado una conducta totalmente distinta”, analizó el ex gobernador de Mendoza.
“Fue una etapa desacertada en mi carrera política”, cerró.

miércoles, 24 de agosto de 2016

24 DE AGOSTO: DÍA DEL PADRE EN MENDOZA.


GÓMEZ CENTURIÓN - UN CASO TESTIGO.

GÓMEZ CENTURIÓN - UN CASO TESTIGO.
El culebrón desatado en torno al accionar del veterano de guerra de Malvinas, ex “carapintada” (1) y Mayor retirado Juan José Gómez Centurión, tiene múltiples aristas que lo posicionan como un caso testigo emblemático en varios aspectos.
Aparentemente, sin pruebas irrefutables en concreto, sin posibilidad alguna de autodefensa, y con contundente “condena mediática” (recurso muy usado por el establishment neoliberal corporativo), el hoy ex funcionario principal de la Aduana fue considerado culpable, ampliamente “escrachado” y separado oprobiosamente de su cargo; situación que fue ampliamente utilizada por el gobierno nacional para predicar “honestidad e inflexibilidad ante hechos de corrupción”, prédica que no se condice con los múltiples y escandalosos hechos con inocencias no demostradas, que involucran desde el propio presidente y su vice, hasta varios de sus ministros y otros colaboradores de campaña y seguramente unos cuantos de los actuales.
El hecho pone en irrefutable evidencia, el muy profundo y pernicioso grado de colonización cultural del que hacen gala con tanta convicción, algunos (o tal vez vastos) sectores de retirados de las Fuerzas Armadas y Fuerzas de Seguridad, y seguramente varios en actividad, lamentablemente; los cuales a voz de cuello y hasta en forma agresiva proclaman su “patriotismo”, tan hueco de contenido real, que en los hechos pasan a ser fervorosos militantes al servicio del neoliberalismo más extremo y extranjerizante, e incluso tozudamente o por severas anteojeras mentales se niegan a reconocer que terminan operando como dóciles marionetas de Gran Bretaña, de la Unión Europea y de EEUU y otros “aliados” menores.
Esa severísima confusión –directamente extravío grosero- de quienes se proclaman “nacionalistas” fervorosos cuando se trata de formalismo tipo himno y bandera, pero que terminan siendo totalmente funcionales a un presidente y su equipo, que claramente desprecian el concepto concreto de soberanía, y que ejercen la función pública resignando explícitamente soberanía en todos los frentes –no solo en el muy sensible de Malvinas-; ese extravío ideológico pasa a ser muy grave en los casos de quienes se jugaron el pellejo enfrentando al invasor británico en la guerra de 1982: y es totalmente inadmisible en quienes incluso se comportaron en el conflicto como verdaderos héroes, como sería el caso de Gómez Centurión.
Es sabido que como en muchas Universidades Nacionales y privadas argentinas, en los Institutos Militares se sigue inculcando la falacia mayor del colonialismo cultural, que es el supuesto “pensamiento económicamente correcto” del liberalismo económico como única doctrina económica válida, enseñándose como su antítesis al marxismo, y marginándose a toda otra ideología político – económica o pensamiento económico diferente, como por caso lo es la Escuela Historicista Alemana –con su gran referente Friedrich List-; al keynesianismo, el neokeynesianismo y otras vertientes importantes y válidas, de lo que podría definirse como “capitalismo de Estado”, o de “capitalismo con fuerte
injerencia y rol rector del Estado”; que fue la alternativa válida que con distintas variantes nacionales asumieron todas las hoy potencias industriales y tecnológicas.
De ese contexto de colonización cultural surgen aberraciones de distintos tipos, como los economistas dogmáticos que cuando están en el poder aplican a rajatabla medidas impracticables y/o claramente perniciosas, tal como lo demuestran diversas experiencias históricas anteriores e incluso recientes; y que atacan toda heterodoxia económica incluso con tortuosos argumentos, pese a los por lo general buenos resultados de esas políticas económicas que priorizan los Intereses Nacionales y frenan al “libre mercado”, concepto que es otro engaño y piedra basal de las grandes potencias económicas tradicionales para someternos y mantenernos subdesarrollados.
Otras gruesas confusiones suelen ser muy comunes entre los uniformados argentinos –incluso entre los muchos que de buena fe buscan el camino correcto y auténticamente sienten patriotismo e intentan accionar en consecuencia-, como por ejemplo considerarse “nacionalista liberal”, enrevesado concepto que es un oxímoron tan burdo como sería suponer “necia sabiduría”…conceptos antagónicos e incompatibles, pues el liberalismo económico es internacionalizante y apátrida por definición.
De varios “retirados” puede constatarse el mismo pensamiento que parece haberse impuesto como dogma indiscutible, exaltado como tal previas severas manifestaciones de patriotismo formalista, hueco de contenido; de ese tipo definido como “patrioterismo de bandera”. Ese pensamiento que es “dogma de fe” para muchos de ellos, es: “prefiero cualquier cosa menos el gobierno anterior”,
y evidentemente, al igual que Gómez Centurión y otros, lo cumplen a rajatabla, pues no parece molestarles en absoluto que se vuelva a endeudar irracionalmente y a tasas de usura al país; que se destroce intencionalmente la industria y que la vicepresidente proclame que “Argentina no debe tener industrias”; que se frenen e incluso desguacen proyectos de alto valor estratégico, como ARSAT (además “regalado” a Francia), el vector (cohete) Tronador, que se haya paralizado sin pretextos válidos por un año el Plan Nuclear; que la pobreza se haya incrementado exponencialmente, así como aumentado la desocupación y bajado el nivel real de los salarios; que se haya concentrado brutalmente la riqueza; que en lo geopolítico operemos como dóciles lacayos de las potencias tradicionales, sin ápice de dignidad ni soberanía; y el listado sigue. ¡Y lo curioso es que muchos de esos opinantes parecen ni darse cuenta!, e incluso algunos dicen “total a nosotros nos aumentaron los sueldos” como opinaron en “fb” algunos “retirados” cuando rápidamente se quedaron sin argumentos válidos. O como ese oficial retirado de una Fuerza de Seguridad, que en un rapto de sincericidio, exclamó en medio de un debate de Geopolítica “considero que nos conviene depender de EEUU antes que de China”…¡asume como inmutable la dependencia y ni pasó por su cabeza el ser verdaderamente independientes! O como esos dos muy altos oficiales de la Marina, que en sendos libros escritos después de Malvinas, mostraron claramente sus hilachas de anglofilia aparentemente insanable. O un General experto en
Geopolítica, que afirmó en su momento que “Chile nos supera, pues ya está en el Tratado del Pacífico”, aberración que solo una mente dogmáticamente trastocada por el neoliberalismo puede afirmar, siendo que es un tratado de dependencia explícita que subordina la economía nacional a los intereses de la mega potencia y las transnacionales.
Muchos quedaron anclados en 1976, atrasándoles 4 décadas el reloj de la historia. Y siguen “combatiendo al enemigo marxista”, siendo que hoy el contexto mundial es otro. Resabios mal digeridos de la irracionalidad de la guerrilla, que varios hechos muestran como promovida por los anglosajones, para crear las condiciones de guerra civil, “recomendada” por el historiador británico Harry S.
Ferns, a comienzos de los años ’70, para volvernos al subdesarrollo crónico, tarea hoy emprendida con inusitada violencia institucional por el gobierno nacional.
En ese contexto de enfermizas profundas confusiones doctrinales esenciales, que un veterano y héroe de guerra haya aceptado ser parte de un gobierno que tiene a la anglo holandesa Shell en el poder (entre muchas otras aberraciones), pasa a ser un caso más –que no deja de ser emblemático por su relevancia-, de los afectados por el adoctrinamiento colonizante impartido desde “la fusiladora” (2), y profundizado a niveles preocupantes por “el proceso” (3); todo eso en las antípodas de la patriótica Doctrina de la Defensa Nacional de aquellas Fuerzas Armadas regidas en su momento por la Ley Riccheri, la misma que forjó patriotas defensores de la soberanía en concreto, como Mosconi, Baldrich, Savio, Perón,
Valle, Guglialmelli y muchos otros. 
El mismo suceso (la destemplada expulsión de Gómez Centurión,
supuestamente por permitir importaciones truchas y posibilitar evasiones impositivas y consecuentes fugas de divisas); parecería un chiste de mal gusto, en un gobierno nacional que proclama “honestidad” pero que tiene varios “expertos” en contrabando, evasiones impositivas, fugas de divisas y otras actividades
similares de rápidos y fáciles enriquecimientos dudosamente presentables; en una realidad que solo el cerrado cerco mediático, ciertas complicidades eclesiásticas y sectarias ultra conservadoras, y los poderosos apoyos corporativos y del G 7 (4), han impedido que les estallen en la cara, hasta el día de hoy.

1) Alzamientos militares supuestamente no destituyentes, que proclamaban nacionalismo y defensa de las Fuerzas Armadas, realizados entre 1987 y 1990.
2) Revolución fusiladora – Golpe de Estado liberal y anglófilo de 1955.
3) Proceso de reorganización nacional – Golpe de Estado neoliberal con fuertes referencias de ser digitado por el Departamento de Estado de EEUU y la Banca Transnacional en 1976.
4) G 7= Grupo de los 7 - Potencias económicas tradicionales afines al neoliberalismo, opuestas al BRICS y a toda potencia emergente.

MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos.

Publicado en Facebook.
Imagen: Internet.

Nuestro Día del Padre.

En este espacio editorial, en otras ocasiones, nos hemos referido al significado y trascendencia de algunas efemérides o festividades. La intención siempre es la misma: intentar encontrar un significado verdadero al festejo y posibilitar alguna reflexión sobre el mismo.
Agosto trae consigo cuatro fechas para recordar. El 7 es San Cayetano, patrono del pan y del trabajo, que tiene miles de fieles.
Luego viene el Día del niño. Nadie sabe a ciencia cierta por qué es en Agosto y no en otro mes del año. En fin, a los comerciantes les da igual una fecha que otra.
Finalmente, hay dos fechas que nos recuerdan al Gral. San Martín.
El 17 es aniversario de su muerte y el 24 el día que nació su hija Mercedes, aquí en Mendoza, en 1816.
Por iniciativa de la profesora Lucía Zuloaga, en 1953, se acepta oficialmente, que el 24 de Agosto se festeje el Día del padre y se lo incluye en el calendario escolar de la provincia. Tres años más tarde, logra que en Consejo Nacional de Educación dispusiera que en esa fecha se conmemorara en todos los colegios del país el Día del Padre.
Décadas atrás en todas las escuelas mendocinas, los docentes dedicaban un tiempo para explicar el significado de la fecha. Se comentaban las célebres máximas que don José de San Martín escribió como una guía orientadora para la formación de la niña Mercedes.
Seguramente los memoriosos recordarán que para el aniversario de la muerte del Libertador, el 17, los actos se realizaban el mismo día sin importar si era sábado o domingo. Y a las 15, hora en que falleció, se hacía un minuto de silencio y la ofrenda floral. Este año, el 17 será domingo entonces tendremos feriado el lunes 18 para nuestro regocijo. ¿No parece un poco desprolijo?
Paulatinamente muchos valores se han ido desvaneciendo. Tanto en las instituciones educativas con en el seno mismo de las familias.
Amigo lector: anímese a preguntarle a su vecino, a su padre, a sus hijos… ¿cuándo es el día del padre y por qué?
La mayoría ya agasajó a sus padres el tercer domingo de junio. ¿En honor a quién? ¿Qué tiene que ver esa fecha con nuestra historia como argentinos? Absolutamente nada. Un presidente de los Estados Unidos (Johnson) decidió en 1966 proclamar ese día como el del padre para homenajear a un tal John Bruce Dood, quien había criado solo unos cuantos hijos.
Increíblemente, los argentinos hemos adoptado esta fecha que no tiene relación con nuestro pasado y olvidamos la que nos representa.
¿Qué virtudes conocemos del Sr. Bruce? ¿Qué mendocino sabe quién fue el Sr. Bruce? Las respuestas resultan obvias. Sin embargo abrazamos a nuestros padres por “su día” en junio y no en agosto.
Es claro que detrás de este festejo hay intereses comerciales de grandes empresas multinacionales que no tienen patria ni les importa el el Padre de la Patria: don José de San Martín.
Amigos del CORRE: si tienen la dicha de tener al padre vivo aprovechen este 24 de Agosto, denle un abrazo y díganle: feliz día papá.
Publicado el 4 de agosto de 2014.