GRACIAS POR ESTAR AQUÍ...

GRACIAS POR ESTAR AQUÍ...
...." el pueblo recoge todas las botellas que se tiran al agua con mensajes de naufragio. El pueblo es una gran memoria colectiva que recuerda todo lo que parece muerto en el olvido. Hay que buscar esas botellas y refrescar esa memoria." Leopoldo Marechal.

LA ARGENTINA DEL BICENTENARIO DE LA PATRIA.

LA ARGENTINA DEL BICENTENARIO DE LA PATRIA.
“Amar a la Argentina de hoy, si se habla de amor verdadero, no puede rendir más que sacrificios, porque es amar a una enferma.” Padre Leonardo Castellani.

“
"La historia es la Patria. Nos han falsificado la historia porque quieren escamotearnos la Patria" - Hugo Wast (Gustavo Martínez Zuviría).

martes, 23 de mayo de 2017

LA FRASE DEL DÍA: DON ATAHUALPA YUPANQUI.

Cuadro de imágenes: BLOG DE LA PATAGONIA .
Fotos de internet de Cerros Colorados el pago de Atahualpa Yupanqui
en la provincia de Córdoba, República Argentina.

23 DE MAYO DE 1992: ATAHUALPA YUPANQUI PARTIÓ RUMBO AL SILENCIO.


"Los pueblos, los hombres se enfrían por ausencia de espíritu pero estamos nosotros, con pedernal y yesca, con cantares y poemas, con un alto desvelo y sueños de todo tipo, para entibiar las horas que no quieren congelarse todavía." 
ATAHUALPA YUPANQUI - Argentino - siglo XX.
Héctor Roberto Chavero, verdadero nombre de Yupanqui, nació el 31 de enero de 1908 en el partido bonaerense de Pergamino, en las pampas, provincia de Buenos Aires. Atahualpa Yupanqui fue un Grande que dejó un invaluable legado al folclore argentino.

Murió el 23 de mayo de 1992 en Nimes, Francia, poco antes de una presentación.  

Trastos y “vicios”: el sostén para el viaje de los arrieros.

Los viajes del arriero del norte neuquino están signados por las asperezas y riesgos que se presentan en el camino durante el traslado de sus animales. Para atenuarlas, lleva consigo todos los enseres necesarios, para cubrir distancias de hasta 300 kilómetros y varios días a caballo.
Esos elementos le permiten afrontar la larga travesía que deben emprender. De los campos de veranada a los de invernada y viceversa.
La trashumancia que practica consiste en el traslado de chivas, ovejas y algunos vacunos en primavera a los campos altos de la cordillera y en invierno a los campos bajos, para garantizar las pasturas y el mejor clima para sus animales.
Los arrieros viajan en compañía de sus esposas. Se trata de en su mayoría de gente de edad, entre 50 y 80 años.
Muy pocos son los jóvenes que continúan con las tareas de sus ancestros.
El día arranca bien temprano para el criancero, a las 5. Lo primero es hacer el fuego para calentar el agua y cebar unos mates, mientras se prepara el caballo y juntan los animales.
En verano aprovechan las primeras horas para arrear y lo hacen hasta las 11.
Paran por las altas temperaturas, almuerzan, descansan un poco y cerca de las 17 parten de nuevo en busca de otro alojo donde pernoctar.
Las mulas de carga fueron y son parte de los arreos. Pueden soportar hasta 50 kilos en sus lomos, pero hay que balancear bien la carga para no lastimarlas. Allí van las cosas necesarias: colchones, frazadas y también alforjas con los vicios. Nunca falta un asador o la parrilla.
Del caballo a las “chatas”.
Desde la década del 90, el trabajo de las mulas ha sido reemplazado en gran medida por las camionetas.
Las tradicionales “chatas” que se ven son modelos que van del 70 al 80 y en ella llevan sus enseres.
La nómina varía según las necesidades de cada criancero, pero en general llevan utensilios (palangana, latas de conservas para calentar agua, cuchillos y tenedores, platos de chapa, olletas de hierro) alimentos (harina, papas, cebollas, fideos, sal, yerba, azúcar, grasa, ñaco), colchones, frazadas, ropa, monturas y lazos.
También va el forraje (maíz y avena) para los caballos, pasto en épocas de sequía, leña, porque no en todos los lugares en los que pasan se consigue y es necesaria para los fogones. Algunos chivitos que nacen en el camino los suben en las cajas de las chatas, ya que de otra forma no soportarían la travesía. Allí va también algún perro chivero que se lastimó.
Los arrieros le colocan una carpa a las camionetas para mantener a resguardo las cosas que trasladan. Nunca se sabe cuando los puede sorprender el viento, la lluvia o la nieve.
La llegada a cada pueblo sirve para armarse de provisiones, pero también es una buena oportunidad para ofrecer sus chivitos. Los cargan en la caja de la camioneta y recorren los barrios para venderlos.
Todo lleva su arte, en especial la preparación del caballo. Nada puede quedar librado al azar a la hora de recorrer palmo a palmo los callejones de arreos y rutas de la región.
Del “arre” para estimular a las bestias.
El término arriero proviene de la palabra arrear, que significa “estimular a las bestias para que echen a andar, para que sigan caminando o para que aviven el paso”
El oficio del arriero está marcado por el sacrificio y los paisanos dicen que ”gasta su vida” arriba del caballo. Es una profesión campera que delata los vestigios nómades de los mapuches y sus cruces de la cordillera con animales.
En cifras.
150 a 2.000
El número de chivas y ovejas que pueden formar un arreo, según la capacidad económica del criancero
15 a 25
Los días que dura un arreo. En su mayoría son distancias que van de los 200 a los 300 km.
$ 1.200
Lo que se paga hoy por un chivito de entre 12 y 14
kilos, tras el fin de la veranada. 1.800 pesos cuesta un cordero.
Publicado en Diario "Río Negro", 21 de mayo de 2017.-

El padre de Marcos Peña fue un alto funcionario de la dictadura militar. El jefe de Gabinete criticó el 2x1 para “crímenes de lesa humanidad” pero no aclaró que su padre, Félix Peña, fue el segundo de Costa Méndez y uno de los primeros civiles en conocer el plan militar para la Guerra de Malvinas.

Marcos Peña se convirtió en el primer funcionario del macrismo en criticar el fallo de la Corte Suprema que benefició a un represor para evitar que cumpla su condena. Tras la sorpresiva sentencia jurídica que provocó una fenomenal crisis política para el oficialismo, el jefe de Gabinete salió a calificar al 2x1 como un "símbolo de la impunidad" y cuestionó "que se aplique a crímenes de lesa humanidad". Lo que no dijo Peña en ese momento fue que su padre, Félix Peña, había integrado la dictadura que llevó a cabo esos crímenes aberrantes.
Marcos Peña nació en 1977 y, obviamente, no tiene ninguna responsabilidad sobre el pasado de su padre. Es curioso, no obstante, que la trayectoria de Félix Peña haya sido ocultada por el Gobierno. Los antecedentes del padre del jefe de Gabinete están disponibles en el site del Ministerio de Producción, donde Félix Peña es asesor. Pero allí no se aclara que fue funcionario bajo el terrorismo de Estado
El currículum oficial de Peña padre indica que fue "subsecretario en el área económica de la Cancillería", sin precisar los años en los que ejerció esa tarea. Fue en dos ocasiones: la dictadura y el menemismo.
Félix Peña llegó a la Cancillería en 1982 como el principal asesor en materia económica internacional del régimen. Fue convocado por Nicanor Costa Méndez, el canciller de la Junta Militar entre 1981 y 1982. Costa Méndez conocía a Peña porque ambos eran asiduos miembros del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI), un think-tank conservador creado en 1978 para respaldar a los militares en ámbitos diplomáticos. 
Peña logró obtener la máxima confianza del canciller del dictador Leopoldo Galtieri y fue uno de los pocos civiles que conoció el plan del desembarco de las Fuerzas Armadas en Malvinas antes de que estallara la guerra. También fue el encargado de asesorar a la dictadura sobre las implicancias económicas que podría tener Argentina tras el conflicto.
Un año antes de la Guerra de Malvinas ya se conocía la simpatía del Proceso de Reorganización Nacional por Peña. Aquí se reproduce el "Acta 183" de la "Junta Militar", que refleja la reunión que mantuvieron las autoridades de las Fuerzas Armadas el 23 de junio de 1981 en el Edificio Cóndor. Sobre la "designación de embajadores" se puede observar la decisión de nombrar "jefe de misión" en Costa Rica a Félix Peña. Pero los Peña no se mudaron a Centroamérica. Peña padre sabía que un año más tarde podría lograr mayor influencia en el Ministerio de Relaciones Exteriores conducido por las Fuerzas Armadas.
Pero su paso por la Cancillería se truncó con el fin de la Junta. Como no era un diplomático de carrera, el padre del funcionario más importante de Mauricio Macri estuvo en la Cancillería hasta la llegada de la democracia, cuando el gobierno de Raúl Alfonsín decidió cesantear a los "diplomáticos de la dictadura".
"Yo llegué a la Cancillería cuando había claras señales de que estábamos en el final de una etapa y se iniciaba una transición hacia la democracia. No la hubiese integrado antes", aseguró Félix Peña a Perfil.com. Y aclaró que no tuvo "ninguna intervención" relacionada con las denuncias de violaciones a los derechos humanos que la dictadura recibía constantemente en foros internacionales.
Economista y doctor en Derecho, profesor de varias universidades y autor de numerosas publicaciones sobre relaciones económicas internacionales, Félix Peña es un reconocido y respetado especialista en ámbitos diplomáticos y universitarios. En cambio, su participación bajo la dictadura militar que azotó a la Argentina era algo que no había sido tan difundido. Hasta hoy. 

domingo, 21 de mayo de 2017

MOMENTO MUSICAL: En un bosque de la China - Hugo del Carril.


En un bosque de la china una china se perdió
Como yo andaba perdido nos encontramos los dos. 
En un bosque de la china una china se perdió 
Como yo andaba perdido nos encontramos los dos.

Era de noche y la chinita 
Tenía miedo miedo le deba  de andar solita 
 Anduvo un poco y se sentó 
Junto a la china junto a la china me senté yo 
 Y yo que si y ella que no 
 Y yo que si y ella que no... 
 Y al cabo fuimos y al cabo fuimos 
 Y al cabo fuimos de una opinión.

Bajo el cielo de la china 
 La chinita se suspiró
 Y la luna en ese instante
Indiscreta la besó.

Luna envidiosa
Luna importuna 
 Tenía celos, celos tenía de mi fortuna 
pero una nube la oscureció
como la luna como la luna la besé yo.
Pero no vi lo que pasó
la oscuridad me lo impidió
ni la chinita ni la chinita
me lo contó.

Una letra popular con muchas modificaciones en la letra. 
Se transcriben la versión de ese "cantorazo" argentino: Hugo Del Carril.



Roberto Ratto (nombre artístico: Roberto Ratti; 1899 / 1981) uno de los fundadores de la entidad Directores Argentinos Cinematográficos en 1958.
Su tema más destacado fue la letra y música de “En un bosque de la China” (FOX 1947). De las versiones grabadas se tiene registro de la versión cantada por Hugo del Carril, acompañado por la orquesta dirigida por Tito Ribero y glosas por Julián Centeya, sello Victor, grabado el 27/8/1942.
En el año 1944, la llegada de Hugo del Carril a México actualizó otra vez el tango, pero lo que más le valió a Hugo del Carril fue la notable interpretación de una melodía sencilla, graciosa y de ritmo contagioso de pasodoble mezclado con foxtrot: “En un bosque de la China”, que llegó a ser prohibido en Argentina durante el gobierno del general Juan Domingo Perón, por la actitud picaresca que posee su letra , pero gracias a la amistad de Ratti con Del Carril el autor consiguió que se volviera a escuchar el tema musical en las radios, esta vez en versión tango. En sitio” Todo Tango” figura el ritmo de Rumba.
Después de la segunda mitad del siglo XX, se efectuaron versiones más modernas de “En un bosque de la China”. Las primeras versiones dirigidas a un público infantil se sucedieron en los años setentas, disimulando el sentido picaresco de la letra, al eliminar los versos finales alusivos al beso de la pareja y cambiando versos: "como yo era un perdido", pasó a "como yo andaba perdido"; y, en algunos casos, "Junto a la china me senté", se cambió por "Como la china me senté", cambiando la picardía erótica por una picardía amorosa.

De acuerdo a los datos brindados por Wikipedia.

El emperador japonés se sorprendió con el número de pobres en la Argentina.

El presidente Mauricio Macri cerró su gira asiática con un encuentro muy especial. Es que el jefe del Estado y la primera dama, Juliana Awada , fueron recibidos por el emperador Akihito y su esposa Michiko, en el Palacio Imperial de Tokio. Un lugar al que sólo acceden unos pocos elegidos, lo que fue destacado como un gesto más en el acercamiento entre la Argentina y Japón.
"Recién le contaba al emperador que teníamos 30 por ciento de pobreza. ´¡Cómo puede ser!´, me preguntó", contó Macri a LA NACION al regresar de ese encuentro. Según relató el Presidente en el lobby del Palace Hotel, que mira los jardines del Palacio Imperial, en el corazón de la ciudad, el emperador había estado en nuestro país en 1997.
"Ellos tienen una islita, 70 por ciento roca, con 120 millones de personas y son una potencia mundial. ¿Cómo nosotros, con uno de los siete países más grandes del mundo, con recursos de todo tipo y solamente 40 millones de habitantes podemos tener 30 por ciento de pobreza?", se interrogó Macri. Y agregó: "No entienden; nadie entiende".
El Presidente, Awada y su hija Antonia partirán esta tarde -cerca de las 8 de la mañana hora de la Argentina- rumbo a la Argentina. La primera escala la realizarán en un vuelo privado hasta Dubai. Y luego abordarán una de Emirates.

Publicado en Diario “La Nación”, sábado 20 de mayo de 2017.-

La Antártida “florece” por el cambio climático. Por el gradual aumento de la temperatura (0,5° C por año desde la década del ‘50), se incrementó la actividad biológica. Crecen más el musgo y otros vegetales.

La vegetación ha crecido cada vez más rápido en la Antártida en las últimas décadas como consecuencia del cambio climático, revela un estudio publicado el jueves, según el cual el llamado continente blanco podría volverse paulatinamente más verde. 
Pocas plantas viven en esta región, pero el estudio de musgos que crecen en las orillas del océano Antártico muestra un fuerte incremento de la actividad biológica en los últimos 50 años, señalaron los científicos cuyo trabajo publica la revista Current Biology. 
Ellos analizaron cinco “testigos de perforación” tomados de las capas de musgo que se preserva desde hace mucho tiempo debido al frío. 
Las extracciones fueron hechas en tres sitios de las Islas del Elefante, de Ardley y de Green, que tienen las capas de musgo más gruesas y antiguas. 
Estas muestras permitieron remontarse hasta más de 150 años y reconstruir la evolución del clima en este período. 
Su análisis muestra claramente un aumento de la actividad biológica en los últimos 50 años. 
“La temperatura se eleva desde alrededor de la mitad del siglo pasado en la Antártida, lo que tiene un efecto importante en el crecimiento del musgo en la región”, explicó Matt Amesbury, investigador de la Universidad británica de Exeter. 
La Península Antártica es una de las regiones del planeta que ha sufrido el calentamiento más rápido, con un aumento de temperatura de aproximadamente 0,5 grado centígrados por década desde los años 1950. 
Además de esta subida del termómetro, han sido identificadas otras señales del cambio climático en la Antártida como el aumento de las lluvias y los vientos fuertes. 
“La sensibilidad del crecimiento del musgo al aumento de la temperatura en el pasado sugiere que la alteración de los ecosistemas se producirá rápidamente con el calentamiento global, lo que llevará a trastornos en la biología y en el paisaje de esta región emblemática”, sostuvo el profesor Dan Charman, director del proyecto.
“Si el calentamiento continúa, habrá un retroceso mayor de los glaciares y la Península Antártica será un lugar mucho más verde en el futuro”, señaló Amesbury. 
Los mismos científicos habían estudiado musgos en 2013, pero en un solo sitio en el sur de la península, donde constataron un crecimiento acelerado de esta vegetación como consecuencia del aumento de la temperatura. 
El musgo, un medidor.
“Ahora sabemos que estas extensiones de musgos reaccionan al reciente cambio climático en toda la península”, agregó Amesbury. 
La vida vegetal existe actualmente en cerca del 0,3% del territorio antártico, pero el estudio publicado el jueves ofrece una forma de medir la extensión y los efectos del calentamiento global en todo el continente, sostuvo. 
Estos científicos planean ahora analizar las muestras de musgos que permiten remontarse a miles de años. 
Así deberán poder determinar cómo el cambio climático ha afectado los ecosistemas a lo largo del tiempo, sobre todo antes de que la actividad humana empezara a causar el calentamiento actual desde el comienzo de la era industrial, a finales del siglo XIX. 
Continente blanco.
El continente antártico tiene una forma casi circular, de la que sobresale la península Antártica en dirección sur-norte.
Tiene un diámetro de unos 4.500 km y una superficie de alrededor de 14 millones de km2; de esta, menos del 1% se encuentra libre de hielo. Es el continente más frío, más seco, más ventoso y con mayor altura media (más de 2.000 m sobre el nivel del mar) del planeta.
Su tamaño es superior al de Australia y algo menor que el de América del Sur. Está separado de la última por el pasaje Drake o mar de Hoces, de casi 1.000 km.
Fuente: Instituto Antártico Argentino.
Publicado en Diario "Los Andes" de Mendoza, domingo 21/05/2017.-

La gran mentira del “noble ideal socialista” por María Marty.

La gran mentira del “noble ideal socialista” 

por María Marty.

PANAMPOST – Murieron Stalin, Mao, Chávez y Fidel Castro, y morirán algún día Maduro, Raúl Castro, Kim Jong-un, y el resto de los actuales líderes socialistas. Pero volverán a aparecer nuevos “mesías” ansiosos por representar e imponer el ideal socialista, mientras la raíz filosófica que le da vida continúe sin ser cuestionada.
A diferencia de los movimientos colectivistas de derecha, el socialismo ha logrado conservar bastante intacta la buena reputación de su ideal. Para resumirlo: una sociedad igualitaria donde el bien común es el fin a alcanzar.
Los resultados de su implementación, sin embargo, figuran en el ranking de los genocidios más grandes de la historia, con el primer puesto para Mao Zedong con 75 millones de muertos y el segundo para Joseph Stalin con 23 millones de muertos, seguidos por Adolf Hitler con 17 millones quien, por no ser considerado un socialista entre los socialistas, goza de peor fama que sus vecinos orientales.
Ahora bien, cuando uno tiene enfrente las consecuencias nefastas de su propio ideal, tiene dos opciones: 1- Cuestionar su ideal, reconocer el error y corregir. 2- Negar o encubrir la realidad, echar la culpa a otro e insistir con el ideal.
Los socialistas han sido verdaderos maestros en el arte de la negación y el encubrimiento. Al enfrentarse a este choque entre su ideal y la realidad, no han dudado en optar por su ideal y en culpar a factores externos por las horrorosas circunstancias que siempre han acompañado su implementación.
¿Por qué siempre acaba mal? Porque es un ideal desligado de la realidad y de la naturaleza del sujeto que debe alcanzarlo.
Supongamos que digo que mi ideal es que los hombres vuelen por sí mismos como pájaros. Los resultados de intentar alcanzarlo serán hombres estrellados contra el piso. Puedo negarme a creer que hay algo que anda mal en mi ideal,  culpar al sobrepeso o a la falta de esfuerzo de las víctimas o a los fuertes vientos, y continuar obligándolos a saltar desde un risco hasta que alguno logre volar como pájaro. Pero los resultados serán siempre iguales.
Lo mismo sucede con el ideal socialista de alcanzar una sociedad igualitaria donde se logre el bien común. Los seres humanos son individuos diferentes unos de otros, con su propia mente, sus propios deseos, sus propias habilidades y sus propios sueños. No existe tal cosa como una mente colectiva, un cuerpo colectivo, un deseo colectivo, un bien colectivo, una vida colectiva. El monstruo de mil cabezas o de mil cuerpos no existe.
Intentar fundir las mentes, habilidades y deseos de todos los individuos en una gran olla común para obtener un nuevo producto colectivo, ha sido el “noble ideal” del socialismo, uno que solo pudo y puede lograrse mediante el sacrificio de la naturaleza individual de cada víctima.
Sin embargo, los socialistas siempre se las han ingeniado para echar la culpa de sus nefastos resultados a alguien más, sin nunca mirar si hay algo mal en su ideal.  El hambre de Cuba es culpa del bloqueo de Estados Unidos, la pobreza es culpa de los empresarios explotadores, la violencia en Venezuela es culpa de la corrupción de sus líderes.
Miren a Suecia y a los países escandinavos. Ellos tienen socialismo y funciona porque sus líderes son honestos.”, aseguran. Pero se niegan a ver que tanto Suecia como los países escandinavos figuran en los primeros puestos del ranking en libertad económica y política, acercándose mucho más al ideal liberal que al socialista.
Se niegan también a ver que los países que se autodenominan socialistas, se encuentran entre los más pobres del mundo y entre aquellos que han necesitado de la fuerza de la tiranía para imponer su ideal a sus habitantes.
Se niegan a ver que el  ranking de países con mayor libertad económica coincide en un alto porcentaje con el ranking de países donde la gente vive más feliz, es más rica, más sana y donde hay menos crimen.
Se niegan a ver que el ranking de los países más tolerantes y menos tolerantes confirma que los menos tolerantes coinciden con los países socialistas y lo más tolerantes con los más individualistas y libres.
¿Y ningún socialista se pregunta cómo es posible que los países liberales nunca son gobernados por tiranos anclados al poder, ni parecen sufrir el acoso de otros países explotadores, ni deben recurrir a la violencia ni a los muros para mantener a sus ciudadanos dentro
Es el ideal anti-vida, anti-razón, anti-individuo del socialismo al que debemos rechazar si queremos librarnos de sus consecuencias. Ese ideal que Jean-Jacques Rousseau, padre intelectual del colectivismo, dejó expuesto en su obra “El Contrato Social” al decir que “El Estado debe tener una fuerza compulsiva universal para mover y disponer cada parte en la forma más adecuada al todo. Y si los líderes del Estado dicen al ciudadano ‘es conveniente para el Estado que usted muera’, él deberá morir.”
Publicado en PanamPost. 

sábado, 20 de mayo de 2017

20 DE MAYO DE 1506: FALLECE EN VALLADOLID CRISTOBAL COLÓN.

Nacido no se sabe cuándo, no se sabe dónde, hijo de no se sabe quién. Dicen que dicen que Cristóbal Colón sí era de origen judío. Se convirtió al catolicismo por temor a la hoguera de la Inquisición.  Sale repentinamente a la luz de la historia en 1492.
Cristóbal Colón, Cristoforo Colombo en italiano o Christophorus Columbus en latín fue un navegante y cartógrafo  al servicio de la Corona de Castilla, virrey y gobernador general de las Indias Occidentales. Sostenía que podía alcanzarse el lejano oriente desde Europa navegando por el océano Atlántico hacia el oeste y  1492 consiguió la ayuda de la reina Isabel de Castilla.
Muchos se disputan su cuna. Hay un Colón catalán, corso, ibicenco, mallorquín, judío, gallego, alcarreño y genovés. Colón hablaba el idioma de la comunidad Sefardita de España, el ladino, además del catalán.
Casi no quedan dudas de que los polinesios, los monjes irlandeses y los vikingos llegaron a América antes que Cristóbal Colón. También es posible que antes llegara una de las tribus perdidas de Israel.
En su primer viaje llegó a la isla Guanahaní (12 de octubre de 1492) y la llamó San Salvador, exploró la isla de Cuba a la que nombró Juana, y llegó a la isla de Santo Domingo a la que bautizó como La Española. Retornó a España creyendo haber llegado a islas cercanas al continente asiático.
El descubrimiento de América es el acontecimiento histórico de la primera llegada de una expedición europea a América. Ocurrió el viernes 12 de octubre de 1492 cuando una expedición española comandada por Cristóbal Colón, cruzó el Océano Atlántico y llegó a unas islas del continente americano, concretamente las Bahamas.
Algunos investigadores como Jacques Marie de Mahieu (en Argentina más conocido como Jaime María De Mahieu)  fue un filósofo, sociólogo y antropólogo francés, colaborador del régimen de Vichy, formó parte de la 33.ª División de Granaderos SS Voluntarios Charlemagne en las Waffen-SS, una vez naturalizado argentino, se convirtió durante los años cuarenta en uno de los tantos ideólogos del movimiento justicialista y fue mentor de varios jóvenes militantes de la organización nacionalista Tacuara cuenta que en la época de Colón, mucha gente conocía la existencia de América ya que venían a buscar a estas tierras,
Colón hizo tres expediciones más. En su segundo viaje exploró las Pequeñas Antillas, Puerto Rico y Jamaica; en el tercero descubrió la isla Trinidad y la desembocadura del río Orinoco; en el cuarto conoció las costas de América Central. Hasta el fin de sus días insistió en haber llegado a tierras del continente asiático. Murió en Valladolid el 20 de mayo de 1506, sin saber que había iniciado el Descubrimiento de América.
Su llegada a América impulsó decisivamente la expansión mundial de Europa y la colonización por varias potencias europeas de gran parte del continente americano y de sus pobladores.
En los siglos posteriores España, Portugal y en menor medida Inglaterra, Francia y otras potencias europeas compitieron por la exploración.
“La llegada de Colón a América permitió el desarrollo del comercio y el al envío hacia Europa de gran cantidad de alimentos que se cultivaban en esas tierras, como el maíz, la patata, el cacao, el tabaco, el pimiento, el zapallo, la calabaza, el tomate, el poroto (nuevas variedades de judía o frijol), el aguacate y la vainilla, entre otros, que fueron rápidamente adoptados por los europeos y por el resto del mundo. Los investigadores han estimado que tres quintas partes de los cultivos actuales de todo el mundo fueron importadas desde América.” (Wikipedia).
Llegando a  tierras de América de la rueda, el hierro, el caballo, el cerdo, el asno, el café, la caña de azúcar y las armas de fuego, entre otras.
Cristóbal Colón descubrió en agosto de 1498, durante su tercer viaje, la desembocadura del río Orinoco y, viendo su enorme caudal, dedujo que la tierra en la que se encontraba era "otro mundo una tierra enorme". Según Fernández-Armesto, debió ser esta la fuente en la que se basó Vespucio para afirmar que la costa que recorrió en su viaje de 1499 era tierra firme continental. Al nuevo Mundo se le llamó América. En 1504, como muy tarde, Pedro Mártir de Anglería acuñó el término "Nuevo Mundo" para las nuevas tierras, el cual aparece también en el Mundus Novus atribuido a Vespucio.
El 19 de mayo de 1506, un día antes de su muerte en Valladolid, Cristóbal Colón redactó su testamento ante Pedro de Inoxedo, escribano de cámara de los Reyes Católicos. Dejó como testamentarios y cumplidores de su última voluntad a su hijo Diego Colón, a su hermano Bartolomé Colón y a Juan de Porras, tesorero de Vizcaya.
En ese documento Colón, que se autotituló almirante, virrey y gobernador de las islas y tierra firme de las Indias descubiertas.
Cristóbal Colón falleció en Valladolid, el 20 de mayo de 1506.

Pedro, el héroe que nunca se rindió. Es uno de los 123 muertos argentinos sin nombre: sólo conocidos por Dios. Pero aunque algún día lo identifiquen, la incógnita será siempre más fuerte que la realidad.

Pedro, el héroe que nunca se rindió.

Es uno de los 123 muertos argentinos sin nombre: sólo conocidos por Dios. Pero aunque algún día lo identifiquen, la incógnita será siempre más fuerte que la realidad.
Un cuerpo muerto que, solitario y anónimo, llega a una costa, es un clásico comienzo literario. Por ejemplo, El ahogado más hermoso del mundo, de Gabo García Márquez, o Zama, del mendocino Antonio Di Benedetto… Muertos fantasma. Muertos prestigiosos.

Y Pedro fue, es y será uno de ellos.

Su cuerpo –su carne mortal– fue encontrado en la zona de combate de Puerto Argentino. Ciertos relatos del otro frente, el británico, dicen que Pedro, soldado argentino, contra la derrota inexorable, contra la bandera blanca, tuvo un último acto luminoso. De rebeldía. "Yo no me rindo", dijo o pensó. En términos de coraje, lo mismo.

En este punto límite, la realidad y la leyenda se unen. Murió en combate,como los miles de héroes que en el mundo han sido. Fue –la memoria no fue dócil, la reconstrucción no fue fácil– en la noche del 13 de junio de 1982. Apenas horas antes de la caída de Puerto argentino y su retorno a Port Stanley. (La historia dirá la última palabra…)

La nevisca –el garrotillo, como llaman los isleños a esa leve pero continua tortura helada e hiriente que llega del cielo– coronaba el fin. El Segundo Batallón de Guardias Escoceses asaltó a las fuerzas argentinas en Tumbledown. Mucho más que un nombre para recordar. Un monte de 228 metros de alto que dominaba la última y agonizante línea de defensa de esas tropas llegadas el 2 de abril para recuperar las Malvinas –ese largo sueño–, sin imaginar que se enfrentarían contra el León Británico, rey de los mares desde que el almirante Nelson despedazó a la orgullosa Armada Invencible española…

Fueron ocho horas de combate. Según testigos de los dos bandos, "el más terrible de la guerra". Todo esfuerzo fue inútil. Toda corajeada también.

Sobre el campo de turba, ese extraño piso barroso y resbaladizo –un carbón el ciernes al que le faltan millones de años para ser tal–, quedaron los restos previsibles de una batalla.

Muertos, heridos, gritos de dolor, lamentos, chatarra de armas mortíferas… Pero también una leyenda. El soldado Pedro. Sin apellido.

Solo en la tormenta, aullando entre relámpagos (el descarnado grito está en una letra de Enrique Santos Discépolo), en el último acto de su vida –ese que suele justificarlo todo: "un bel morir tutta una vida onora", reza un antiguo y acaso verdadero refrán italiano–, Pedro comprendió que no era uno más. Que su Destino, ese misterioso e impredecible y acaso falso rector de las vidas humanas, no podía ser el de todos sus compañeros.

Solo en la tormenta, decidió seguir combatiendo más allá de la bandera blanca, de la entrega del arma al enemigo, de asumir su condición de prisionero.

"Antes muerto que vencido", habrá pensado y actuado en ese último acto. Desde luego, lo mataron. Nadie sabe cómo, y no importa. Luchando hasta el último suspiro. Tragado por esa tierra húmeda y enfermiza… pero suya. También nuestra. También de todos cuantos lucharon, murieron o sobreviven. Pero desgarradoramente suya.

Como todo personaje de leyenda, el misterio es su refugio. No hay detalles, documentos, identificación, nada. Sólo se sabe que los ingleses lo enterraron en el cementerio de Darwin. Y que es uno más de la lacerante y piadosa inscripción "Soldado aegentino sólo conocido por Dios".

Pero diferente.

Porque en el final, en el momento de arrojar su fusil a la triste, patética fila de las armas vencidas, se atrevió a decir o acaso a gritar ¡No! Y así escribió la vida, la historia y la leyenda de Pedro.

Pero la realidad es terca. No se conforma con la leyenda, que es la mayor medalla de un hombre. Intenta (¿en vano?) reconstruir no sólo su final: también su vida.

Algunos soldados ingleses dicen que "resistió una hora". Otros, que no paró de disparar contra el enemigo hasta el final. Que no aceptó rendirse siquiera cuando se lo pidió –se lo rogó– un oficial argentino ya prisionero. Detalles hilvanados sobre su cuerpo muerto.

"Fue abatido por unacombinación de cohetes antitanque y una última y decisiva bala que partió su cabeza." "Cayó en la ladera Este del monte: La Terraza. Un despeñadero tan intrincado que impidió que su cuerpo fuera encontrado poco después. Recién en enero de 1983. Medio año después del fin de la guerra. Como un fantasma que esperara su momento…

El cuerpo fue hallado por los Royal Pioneers, enterradores civiles. Ellos lo bautizaron "Pedro". Acaso porque es un nombre latino, contra los "Peter" anglosajones. Poco importa. Pudo ser Juan… Pedro. El último. En rendirse y en encontrar el último pedazo de tierra que lo cobijara.

Porque cuando apareció… todos los soldados argentinos caídos ya dormían el sueño eterno (¡Qué gran título de Raymond Chandler!) en tumbas todavía anónimas. Más tarde, él sería uno de los 123 aún desconocidos. O sólo conocidos por Dios. Una bella frase, sí. Pero sinónimo de lo intangible, etéreo, fantasmal…

A Pedro le tocó la tumba anónima B–1–15. ¿Otro dato? Pedro El Rebelde (no está mal para la eternidad, ¿no?) fue uno de los treinta que dejaron su vida en Tombledown. Un nombre que no borrarán las lluvias, las heladas, las ventiscas, las tempestades…

La implacable investigación jura que Pedro no fue la excepción en la larga y sangrienta noche del monte T. Al parecer, era hombre del Batallón de Infantería de Marina Número 5, Compañía Nácar, con base en Tierra del Fuego en días de paz. Galardón: los ingleses la definían como "lo mejor del enemigo". Para derrotarla fue necesaria la célebre Compañía Left Flank de Guardias Escoceses, artillería naval, misiles, granadas, combate cuerpo a cuerpo… Una versión como tantas: "Pedro era de ese grupo".

En todo caso, lo merecía.

Pero una cuña se interpone: testigos dicen que el cuerpo de Pedro fue encontrado envuelto en un uniforme del Ejército. Algo que oscurece la certeza: ocho compañías del Ejército batallaron allí. Pero más versiones son más nubarrones que ocultan la verdad.

En Toay, La Pampa (cuna de la gran poeta Olga Orozco), hay una placa en homenaje al soldado Juan Horisberger… al que el enemigo llamó "Pedro", acaso caprichosamente, por su valentía… Sabe Dios inspirándose en que milenario relato. Y hasta se atreven a un susurro: "Parece que murió de un tiro en el pecho". Barajando y dando de nuevo.

Otras conjeturas dicen que Pedro pudo ser Luis Jorge Bordón, o Walter Becerra, habitantes los dos de la vasta provincia de Buenos Aires. Y del grupo de Tiradores.

Pero poco importa. Aunque un hipotético análisis de ADN diucide el enigma "¿Quién fue Pedro?", y aunque la verdad talle a fuego su verdadero nombre, Pedro será eternamente Pedro. Porque las leyendas, a lo largo de los siglos, demuestran que son más potentes y más bellas que la verdad. La verdad, en este caso, es una cuestión estadística. Si aparece, bien. Si no, es lo mismo. Porque Pedro será siempre Pedro. Fantasma. Leyenda. Héroe.

Y el resto es silencio, como Shakespeare escribió en el final de Hamlet.

viernes, 19 de mayo de 2017

19 de mayo de 1895: muere en combate contra los españoles EL LIBERTADOR, HOMBRE INTEGRAL Y POETA CUBANO, JOSÉ MARTÍ. LA FRASE DEL DÍA DE HOY: JOSÉ MARTÍ.

Un pueblo instruido será siempre fuerte y libre.
               
José Julián Martí Pérez era hijo de hijo de Mariano de los Santos Martí y Navarro que era valenciano y de Leonor Pérez Cabrera proveniente de Santa Cruz de Tenerife, en Canarias, de escasos recursos económicos, radicados en Cuba.
Martí nació en la Habana el 28 de enero de 1853, en la calle Paula (hoy Leonor Pérez, 314), fue bautizado 15 días más tarde, el 12 de febrero, en la Iglesia del Santo Ángel Custodio de La Habana.
Las hermanas fueron Leonor Petrona; Mariana Matilde Salustiana; María del Carmen; María del Pilar Eduarda;  Rita Amelia; Antonia Bruna y Dolores Eustaquia.
Se lo considera con justicia como el más genial y universal de los pensadores cubanos.
Murió en combate en 1895 durante su lucha contra las tropas españolas en Dos Ríos, actual provincia de Granma,  en el oriente cubano. Fue abatido por las tropas realistas cuando contaba cuarenta y dos años. Martí es, junto a Simón Bolívar y José de San Martín (a quienes admiraba y respetaba desde su concepción de Patria Grande), uno de los principales protagonistas del proceso de emancipación de Hispanoamérica.

jueves, 18 de mayo de 2017

La Peña: Asado, el más elegido por los trabajadores por Jorge Vergara.

El debate no admitió mucha discusión para el Día del Trabajador. Las opciones de comidas, sujetas siempre al bolsillo de cada familia, se achicaron tanto como que sólo quedó el asado, el locro y las empanadas.
Bien tradicional, porque en materia de comidas, el 1 de mayo es como el 25 o como el 9 de julio, la tradición manda comer asado, empanadas o locro.
Y pregunté más o menos cómo había sido la comida del lunes, Día del Trabajador. El asado ganó por lejos; las empanadas y el locro en un segundo lugar muy parejo.
El asado es la más costosa de las tres opciones, pero la más práctica. Si se quiere se puede comer pan y carne. La ensalada es en todo caso una opción que va según cada familia. En cambio, no se pueden hacer empanadas sin relleno o locro sin sus sabrosos ingredientes.
El asado gana y ganará cuando sea posible comprarlo. Es rico, rendidor y la opción más simple. Cuando digo simple no digo fácil.
El asado exige experiencia, pero si suma los elementos necesarios son infinitamente menos que para las otras dos comidas. Ni hablar si el corte elegido son las costillas, porque justamente conque no falte el fuego necesario alcanzará para que salgan bien cocidas y sabrosas. Los agregados del asado, que también suman costo, son todavía más fáciles de asar. Los chorizos y morcillas, que son una buena opción y muchas veces se usan como complemento para que no salga tan caro, se hacen en poco tiempo y por lo general tienen gran aceptación entre los comensales.
Escuché una frase previa al Día del Trabajador: “Aunque me quede sin plata, no me voy a privar de comer un asado este día, para eso me rompo el lomo todo el año”. Y ese criterio es el que manda muchas veces. El asado es el que calma muchas veces la desigualdad que genera la economía. Ser buen asador no tiene que ver con el poder adquisitivo, y darse un gusto es un derecho bien ganado.
Publicado en Diario "Río Negro", domingo 7 de mayo de 2017. Foto: internet.

miércoles, 17 de mayo de 2017

Este es el increíble Hans: de Sudáfrica a Mainqué.Radiografía de uno de los enólogos mas prestigiosos del país con 47 años y 50 cosechas encima. Su paso por Roca.

Hans Vinding-Diers nació en Sudáfrica. En esa época su padre trabajaba para una bodega que se llama Rustenburg y que es tan hermosa como importante en la ciudad de Stellenbosch sitio donde este enólogo intenso vivió hasta los cuatro años, luego levantaron los bártulos y la familia se mudó a Bordeaux y Hans creció respirando ese ambiente de fabuloso mundo vino.
De padre danés y madre inglesa Hans hizo la primaria en Saint Estephe. Para que se hagan una idea la directora de la escuela era la esposa del enólogo (maestro de cava) de un famosísimo chateau de esa región. A esa misma escuela primaria Hans fue con su hermano menor y en el almuerzo les daban vino mezclado con agua. Hans no vio televisión hasta los 18 años porque no había, porque no interesaba, porque importaban otras cosas. A los 18, Hans compró dos televisores.
Muchas veces nuestro padre nos mandaba a trabajar en la viña en las vacaciones de verano. Nos enseñó muchas cosas de pequeños. Le gustaba el vino Palmer, lo tomaba bastante seguido porque era muy barato. Se consumían vinos muy buenos, Saint Julien es mi preferido, elegante, sutil. Lafite tampoco era caro y un poco más tarde a mitad de los 80 Sassicaia, que también era muy bueno y no costaba nada. Recuerdo que habían muchos vinos exóticos”, cuenta Hans
En 1979 el padre de Hans se juntó con unos socios australianos y compraron un Chateu llamado Rahoul en la zona de Grave en Bordeaux. Hicieron muchos experimentos con semillón, cabernet sauvignon y levaduras.
Cuenta Hans bajo la higuera de su bodega Noemia en Mainqué que en la universidad no enseñaban mucho de la levadura, uno aprendía mas en el lugar y del saber del abuelo y sobre cada cepa particularmente se aprendía en la viña.
“El tipo que podaba era el máximo en mi opinión”, dice Hans refiriéndose a la aventura laboral de su padre y los socios dispara. “Ellos estaban jugando al mundo científico y la levadura no es una bacteria, es una célula, es lo más cercano que hay al hombre porque tiene cromosomas. Es el inicio del ser humano o quizá lo mas cercano y ellos trabajaron con eso. Tomaron el mismo mosto del mismo viñedo, lo separaron en dos tanques diferentes. Dos levaduras distintas, dos vinos distintos totalmente, esto hizo mucha polémica y ahí comenzaron los tiempos de algunos inteligentes que patentaron esta forma de trabajo y luego hicieron mucho negocio con esto de las levaduras comerciales”.
VENDIMIAS
“Mi primer vendimia profesional fue en 1987 en la bodega Tyrrell’s Wines en Hunter valley NSW Australia. Fuí para la cosecha y me quedé un año y medio. Porque me enamoré no del vino sino de una chica. Yo no era tan apasionado del vino. ¿Quién quiere hacer lo que hace el padre? Yo quería escribir obras de teatro. Dramaturgia. Cuando tenía 12 años y ya tenía escritas algunas. Aún las conservo en la casa de mi padre, pero ni quiero mirarlo”
Hans se ríe, los mosquitos acechan, la cosecha está en pleno apogeo y la sombra de la higuera nos salva y nos protege de la lengua del sol.
“Es profundo. Mi abuelo me regaló un miniteatro, todo hecho a mano, personajes, con bastones, luces que podías cambiar de color, trampas, pisos mágicos. Cuando mis viejos hacían fiestas, venían todos los dueños de los Chateaus, leyendas, gente muy grosa y todos empezaron a venir más seguido por el asunto del teatrito. Mi hermano y yo tomábamos Lillet, un clásico aperitivo francés, muy conocido en los 30/40. El viejo Lillet nos dio botellitas de muestras, éramos chicos. Mi hermano actuaba de payaso y pasaba el sombrero. Era un medio familiar muy creativo. Mis padres son artistas, pintan escriben, mi padre acaba de sacar un libro, está en Singapur ahora escribiéndolo en inglés. Es su vida, un éxito, muchas fotos, realmente genial, mucha anécdotas que se perdieron. No voy a contar nada de ese libro. Habrá que comprarlo. Las vendimias siguieron con mi padre hasta 1998 era así, siempre volvía con mi padre a hacer la cosecha, me movía entre Sudáfrica y Australia me manejaba, por el sitio donde nací yo y donde trabajó mi padre. Siempre con la ciencia y la tecnología. Mientras que en Francia era todo old school, sin darme cuenta iba obteniendo lo mejor de los dos mundos”
Hans entra al ecosistema del vino argentino a través de Roca, Río Negro, a un terruño que parece lo estaba esperando.
Mi primer cosecha en Argentina fue en 1998, en Humberto Canale. Mi primer vino fue Marcus Reserva pinot noir, merlot y luego malbec. Yo estaba convencido del potencial del malbec que en esa época no era tan popular como el cabernet sauvignon”.
Hans deja de atender llamados de su celular que no para de sonar, me gusta ese momento donde los entrevistados están tan cautivos del relato como uno, no hay exterior, solo un canal donde cae la vida en palabritas.
En Humberto Canale estuve entre 1998 y 2000, yo estaba buscando la identidad. Había viñedos viejos, todas las cepas andan muy bien, blanco, tintos, andan muy bien. En ningún lugar en el mundo encontré esto, no conozco lugares así. No voy a comparar Río Negro con Mendoza, cada sitio es un mundo propio, no hay que compararlo. Es como comparar Borgoña y Bordeaux; son totalmente diferentes, además el malbec se presenta diferente. Es un error ir por ese lado”, reflexiona Hans.
“De este sitio me sorprendió la luminosidad más que la temperatura, todo brilla es como increíble. La calidad del agua, hay que preocuparse, es una cagada lo que está pasando y un escándalo. Vamos matar el lugar y no falta mucho, debería haber mas información con el tema del agua. Todos sabemos, es el corazón del valle sin el Río Negro olvídate. Yo que viajo por el mundo todo el tiempo te digo que es uno de los pocos ríos que quedan en el mundo. Son 2000 metros cúbicos por segundo de agua tirándose en el Atlántico. Hablando de minerales en los vinos de Río Negro eso lo define el agua”.
Hans abre la historia, clava los ojos en uno de los viñedos de la bodega y habla de Noemia, su bodega, con un goce contagioso.
“No tuve que trabajar el terruño, ni buscar formulas. El tema empezó con otra parte importante. Además de Noemí mi compañera, otros personajes se suman a la ecuación. Marcelo Miras, a quien considero familia y Oscar Ferrari quien era inspector del INV y tenía algunos datos incorporados, cuestión que nos llevó a conocer viñedos y nos trajo acá que era la finca de Don Pirri. Fuimos ahí a la esquina y vimos el viñedo sin palos, sin alambre, viña explotada, podado, con cuatro en vez de dos, solo para que sobreviva. Probé la uva y me fascinó, no podía creer el malbec que estaba masticando. Era un viñedo interplantado pero había mas malbec y al lado mayoría de pinot, era la insanidad absoluta, locura de locura, la gente me decía que había injertado, pero como voy a injertar, véanla, es una planta de Pinot!”, se ríe Hans, como sorprendido de la situación mientras navegamos en su viaje de tiempo.
“Conozco el sitio casi como mi bolsillo, esto no lo encontrás sentado en tu casa. Hay que buscar, pasar días en el coche, pensar, tragar tierra, pensar, escribir, meditar. Hablamos con Pirri y le preguntamos si podíamos comprar uvas, nos dijo que sí enseguida. Entonces alquilé un galpón de empaque en Roca medio cerrado, compre tanques de fibra de vidrio para agua en Neuquén, 200 mangos cada uno de 2500 litros, encontramos un soldador que hizo dos plataformas y armo todo. Hablé con el dueño del empaque, le pregunté si la chica que trabajaba de día nos podía dar una mano a la noche, le pregunté a la chica y le dije que yo le pagaba y arrancamos con cero dinero y cero maquinaria, todos con la mano. El único gasto grande que tuve fue traer 11 barricas de Bordeaux, de la mafia. Con Noemí hicimos el trabajo juntos, en Roca, de noche, mucho coraje por parte de ella en embarcarse en esa aventura conmigo. Durante el día ella en sus cosas, yo en Canale, mientras nos alojábamos en el Hotel Huemul de Roca”.
TRAMPOLÍN
“Dos años después lleve un par de botellas de todo ese proceso de trabajo a una feria muy importante en 2003. Me encontré con un personaje importante del mundo del vino, jurado especializado, a quién le di a probar y me dijo “¿qué es esto?”. “Es un vinito que hice en la Patagonia”, le dije. “¿En Chile?”, me preguntó. “No, en Argentina”, le respondí. “Tienes que venir conmigo ya, vamos al stand de un amigo que es el más grande importador de Inglaterra”.
“Probamos, estaba aburrido el tipo, abrió la botella, sus ojos se salieron, el amigo importador, preguntó ¿Qué es esto? Justo en ese momento pasaron dos sommeliers franceses de los mejores de Londres y les hicimos probar y alucinaron. En ese mismo momento el dueño de la importadora dijo “compro todo”. Ahí me di cuenta que iba en serio. Eso no pasa tan simple tan fácil”.
Mientras charlamos Hans saluda a su equipo que realiza tareas típicas de cosecha, es un día de semana extremadamente caluroso.
“Una vez hablando de la vida con un amigo mío, uno de los primeros garagistas del mundo en Saint Emilion, le conté que yo quería ir a descubrir ese sur, soy vikingo, es mi natura. El me dice “sí, fantástico, pero estás haciendo todo y nada. Sos un boludo, puedes hacer vino donde quieras, lo importante es un punto de referencia al lado y saber en que dirección puedes ir y cual no”. Mi referencia fue Canale. Hablé con Barzi, que es mi amigo y debajo del laboratorio encontramos botellas testigos de envasado. Hay de todas las añadas desde los años 40. Con Noemí probamos todo. Los vinos eran rústicos, obviamente, pero todo los parámetros enológicos estaban ahí, taninos, acides, vivacidad, antocianos ,colores, fruta, esos son parámetros. Aunque el vino esté oxidado, persisten”.
Publicado en Diario "Río Negro", 17/05/2017.