GRACIAS POR ESTAR AQUÍ...

GRACIAS POR ESTAR AQUÍ...
...." el pueblo recoge todas las botellas que se tiran al agua con mensajes de naufragio. El pueblo es una gran memoria colectiva que recuerda todo lo que parece muerto en el olvido. Hay que buscar esas botellas y refrescar esa memoria." Leopoldo Marechal.

LA ARGENTINA DEL BICENTENARIO DE LA PATRIA.

LA ARGENTINA DEL BICENTENARIO DE LA PATRIA.
“Amar a la Argentina de hoy, si se habla de amor verdadero, no puede rendir más que sacrificios, porque es amar a una enferma.” Padre Leonardo Castellani.

“
"La historia es la Patria. Nos han falsificado la historia porque quieren escamotearnos la Patria" - Hugo Wast (Gustavo Martínez Zuviría).

sábado, 24 de junio de 2017

LA FRASE DEL DÍA DE HOY: SIMÓN BOLÍVAR.

“Un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción”.
Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Ponte y Palacios Blanco, conocido como Simón Bolívar nacido en Caracas el 24 de julio de 1783. Caudillo de la independencia hispanoamericana. Nacido en una familia de origen vasco de la hidalguía criolla.

Muere en Santa Marta, Colombia, 17 diciembre 1830.

jueves, 22 de junio de 2017

EL PENSAMIENTO DEL DÍA DE HOY.

"A veces nuestro destino semeja un árbol frutal en invierno.
¿Quién pensaría que esas ramas reverdecerán y florecerán? Mas esperamos que así sea, y sabemos que así será".

Johann Wolfgang von Goethe.

miércoles, 21 de junio de 2017

El consultor político ecuatoriano Jaime Durán Barba dijo que en sus estudios de opinión pública Cristina Kirchner siempre es vista como “la candidata de los pobres” aunque afirmó que “debe tener más dinero que Mauricio” Macri.

Siempre provocador, Durán Barba habló de Cristina, Macri, Vidal y el periodismo.

El consultor político ecuatoriano Jaime Durán Barba dijo que en sus estudios de opinión pública Cristina Kirchner siempre es vista como “la candidata de los pobres” aunque afirmó que “debe tener más dinero que Mauricio” Macri.

El analista político y consultor dijo que el de Cristina Kirchner es un fenómeno “difícil de entender desde lo racional”, puesto que su mayor base de apoyo electoral está en La Matanza, “donde hay personas muy pobres que viven en una situación calamitosa después de un década en la que ella ha gobernado el país”.
“¿No tendrán algo que ver la década de su Gobierno?”, se preguntó el ecuatoriano.
El consultor explicó en Radio Mitre que en diversos estudios enfocados en analizar las características de los políticos, “ella es la candidata de los pobres, aunque personalmente creo que debe tener más dinero que Mauricio”.
También dejó otras definiciones:
Macri: es “uno de los pocos políticos de Latinoamérica” que piensan “en los próximos veinte años”. La mayoría de los políticos “son tácticos, piensan en mañana: cómo hago una avivada para conseguir los votos, o para sacar esta foto”, en lugar de pensar una estrategia de largo plazo. “Son pocos los políticos con los que uno puede conversar bien”, opinó, y colocó en ese grupo selecto a Macri.
María Eugenia Vidal: “expresa mucho de la nueva política”, y está asociada con fenómenos como la “feminización de la cultura occidental” y a la necesidad de pensar la política “como lo hace la gente y no el círculo rojo”.
Los actos masivos: no se los recomienda a sus clientes. “¿De qué convencés a quien va a una concentración, si ya son seguidores tuyos o están pagados?”, se preguntó.
El periodismo: “La gente es la que elige la noticia hoy, no los periodistas”. Internet ha provocado “que se termine la diferencia entre el emisor del discurso y el receptor”.
“Muchos me escuchan en este programa y están a su vez mandando mensajitos” (por celular o redes sociales) sobre lo que escuchan. Así “el discurso se reproduce de manera incontenible y se recrea”, consideró.
La televisión: “ya es vieja. Hay redes de intercomunicación permanente de personas con intereses similares, la sociedad se volvió horizontal”.
El futuro: “Estamos viviendo un cambio descomunal”, de la mano de la tecnología.
“Dentro de diez años ningún camión tendrá chofer. La librería más grande del mundo (por Amazon) no tiene libros, y la empresa de taxis más grande del mundo no tiene taxis” (en referencia a Uber). “Todo eso está ocurriendo”.
Publicado en Diario "Río Negro", 20 de junio de 2017.

Comenzó la tarea de identificación forense de soldados argentinos en Malvinas.

Las tareas de identificación forense de soldados argentinos en las Islas Malvinas comenzaron hoy, reportó desde Ginebra, Suiza, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).
Los familiares de los caídos en los conflictos armados tienen derecho a que los restos de sus seres queridos sean identificados, tal como lo exige el derecho internacional humanitario”, expresó Laurent Corbaz, jefe del proyecto del CICR.
Estas palabras fueron pronunciadas en el marco del inicio de las tareas de identificación de los restos de soldados argentinos sepultados en el cementerio de Darwin, ubicado en las Islas Malvinas, a uno 68 kilómetros al sudoeste de Puerto Argentino.
El CICR asumió esta labor en cumplimiento de su cometido humanitario, y para responder a las necesidades y los intereses de las familias sobre la base de su vasta experiencia en el ámbito forense en relación con conflictos armados”, indicó la información del organismo.
El CICR “se ha propuesto brindar todas las respuestas que pueda a las familias que desean identificar a sus seres queridos, pese a todo el tiempo ya transcurrido”, agregó Corbaz.
El organismo resaltó que “tratará estos restos mortales con el máximo respeto a lo largo de toda la operación. Todos los restos exhumados se colocarán en ataúdes nuevos y volverán a inhumarse en el mismo lugar en el que se encontraban. Finalizado el proyecto, se restablecerá el estado original del cementerio”.
El CICR viene ultimando los detalles para la labor forense desde principios de año. Se está montando una unidad mortuoria provisional en el cementerio para examinar los restos y recoger las muestras de ADN que se analizarán en laboratorios genéticos de Argentina, España y el Reino Unido. El organismo recordó que “los gobiernos de Argentina y el Reino Unido acordaron hacer todo lo posible para identificar los restos mortales de los soldados caídos durante el conflicto que tuvo lugar en 1982, en cumplimiento de las obligaciones que les corresponden según el derecho internacional humanitario”.
De ese acuerdo surgió el Plan de Proyecto Humanitario, por el cual se encomendó al CICR la tarea de identificación de los restos de los soldados.
Según pudo saber esta agencia, las tareas se extenderán hasta fines de agosto, aunque el cementerio de Darwin estará cerrado al público hasta el 30 de septiembre.
Las tareas están a cargo de un grupo de 10 científicos, tanto de la Cruz Roja como de la universidad española de San Sebastián, dos del Reino Unido y dos de la Argentina, Mercedes Salado y Luis Fondebrider, del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).
En el Palacio San Martín recibieron este año a representantes de la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas e Islas del Atlántico Sur y de la Confederación de Combatientes de Malvinas de la República Argentina para aclarar que la iniciativa de identificación de los soldados “es de estricto carácter humanitario”.
Para el Gobierno, los soldados caídos son “héroes de guerra” y sus restos no serán trasladados al continente “salvo expresa voluntad de la familia directamente involucrada y una vez concluido el proceso”.
Durante el conflicto bélico de 1982 entre el Reino Unido y Argentina murieron 649 soldados argentinos, de los cuales 234 fueron enterrados en Darwin, un pequeño poblado ubicado a 68 kilómetros de Puerto Argentino.
De esos 234 soldados, 123 son los que resta identificar.
Publicado en Diario "Río Negro", 20/06/2017.
LAS MALVINAS FUERON, SON Y SERÁN ARGENTINA.

La fiesta de San Sebastián busca acercar el turismo religioso.

Las Ovejas se caracteriza por contar con la fiesta religiosa más importante del norte neuquino: San Sebastián, un evento que congrega todos los años a miles de peregrinos y devotos, que se dan cita en la localidad para agradecer, pedir o simplemente venerar al “mártir de la Iglesia”.
San Sebastián fue promocionada en el Congreso Internacional de Santuarios y Turismo Religioso con la intención de posicionarla como una opción para el potencial turista.
Santiago del Estero fue sede del Congreso Internacional de Turismo Religioso, que organiza el Ministerio de Turismo de la Nación, encuentro que comenzó el 15 de junio y terminó el domingo. Allí estuvo el intendente de Las Ovejas, Vicente Godoy, quien fue uno de los oradores, dando a conocer la fiesta de San Sebastián.
Godoy expuso sobre la importancia de esta fiesta, que desde hace más de 70 años viene convocando a miles de devotos y peregrinos que año a año concurren a Las Ovejas, transformando esta festividad en uno de los eventos más importantes de la provincia y de la Patagonia, en materia religiosa.
Promocionar la fiesta
“Participar de este congreso, nos permite difundir y promocionar la fiesta de San Sebastián y posicionarla dentro de las opciones de un producto turístico religioso”, indicó el intendente, quien agregó que también les permite “aprender e intercambiar experiencias para implementar en Las Ovejas, fortaleciendo de esta manera el desarrollo económico y social de la comunidad”.
El jefe comunal dijo que este tipo de actividades resulta sumamente productiva, porque los santuarios y fiestas religiosas despiertan cada día una mayor atracción turística, a tal punto que en muchos casos se han organizado para recibir visitantes y prestarles servicios con visitas guiadas o recorridos informativos”.

El congreso contó con la participación de referentes de España. Chile, Argentina, Bolivia, Portugal, Colombia, Brasil y Paraguay.
Publicado en Diario "Río Negro", 20/06/2017.
En 1942 llega el primer misionero salesiano Padre Gardin, estableciendo en cada una de las comunidades formadas, una capilla con su patrono. En Las Ovejas se establece por pedido de la comunidad a San Sebastián como su patrono.
El Padre Marcelo Gardin fue el Primer Parroco de la Colonia Regina entre los años 1928 al 1937.
En el año 1944 se realiza la construcción de la primera capilla hecha de adobe, techo de carrizo y todos sus accesorios de madera de álamo. Materiales y procedimientos típicos de la época y el lugar, pidiendo colaboración a toda la población para su realización.
Viendo que la devoción a San Sebastián crecía don Alfonso Solís viajo a Yunbel (Chile) y trajo la imagen del santo hasta San Fabián (Chile) y luego cuando volvió a Las Ovejas encomendó a don Juan Méndez que la fuera a buscar, el cual la trajo a lomo de burro hasta la iglesia del pueblo.
Desde ese entonces esa imagen pertenece a Las Ovejas, después se construyo una nueva iglesia en el año 1981, que es en la que actualmente se encuentra la imagen de San Sebastián.
Fuente de información: http://neuquentur.gob.ar - Imagen: ¡BIEN DE REGINA!
EL PADRE GARDIN EN EL NORTE NEUQUINO Y EL CULTO A SAN SEBASTIAN. 

El Padre Marcelo Gardin, líder, pionero, organizador, adelantado, creador de la infraestructura de la Iglesia misionera del norte neuquino, a quien su biógrafo, el P. Oscar Barreto, designa como “el último de los grandes misioneros en la Provincia del Neuquén y la Patagonia” (Barreto, 1985: 178).

En 1937 el Padre Marcelo Gardin dejó Villa Regina otras misiones lo esperaban, esta vez, en en el norte neuquino, su destino era Chos Malal.

Toda una colonia agradecida despidió a su primer cura párroco QUIEN DURANTE NUEVE AÑOS supo ganarse su lugar y cariño de los primeros pobladores reginenses que lo despidieron en la estación cuando tomó el tren rumbo a Zapala. Luego de su partida fue nombrado el Padre Pascual Marchesotti.
EL PADRE GARDIN Y LA FIESTA DE SAN SEBASTIAN EN LAS OVEJAS (NEUQUÉN) Y UNA HISTORIA LLENA DE MISTERIOS. 
UNA FIESTA QUE SIGUE HASTA EL DÍA DE HOY. GARDIN UN PIONERO PATAGÓNICO.
“En Chile, el lugar privilegiado de su culto es en el pueblo de Yumbel, adonde acudían todos los 20 de enero crianceros del norte neuquino a ‘pagar la manda’ y agradecerle las gracias concedidas. Por el año ’45, cerrada la frontera y con la vigilancia estricta de Gendarmería, lo que antes era un comercio habitual y un tránsito fluido se convirtió en contrabando. El padre Gardín, con buen tino, comenzó a levantar una humilde capilla en Las Ovejas que pronto se convirtió en el centro de las peregrinaciones de la zona norte. Pero se necesitaba una imagen del santo, ‘de bulto tenía que ser’. El lugar más apropiado era traerlo de Chile, pero los gendarmes no dejaban pasar a nadie. El misionero encargó a un poblador que hiciera lo imposible para traerse una estatua del santo. Con gran riesgo, lo consiguieron de contrabando, pero para disimular lo llevaron a Chos Malal y de allí lo trajo el misionero como que se lo habían mandado de Bahía Blanca. Nadie se creyó ese viaje y menos los gendarmes que pusieron una denuncia de contrabando en contra del misionero y querían incautar al santo. Y aunque todos sabían que San Sebastián había sido traído de Chile – sólo se le rompió un dedo- nadie pudo comprobar el contrabando y dicen que desde entonces el santo adquirió fama de ayudar muy especialmente a los contrabandistas.”
Según esta versión, pasarlo por Pichachén permitió que la imagen arribara primero a la misión salesiana, en Chos Malal, y desde allí el misionero salesiano Marcelo Gardin pudo enviarla a Las Ovejas pretextando que la había comprado en Argentina.
No es claro por qué la imagen de San Sebastián, se trajo desde Yumbel. Una de las versiones dice que el Padre Pío Gardin, misionero salesiano y párroco que operó desde Chos Malal entre 1947 y 1970, quería que cada población tuviera su capilla con el correspondiente santo patrono. Se le atribuye fomentar la construcción de 16 en la zona. La imagen de San Sebastián en Las Ovejas estaría dentro de esta lógica, como la de Los Menucos, dedicada a San Juan, o la Virgen de Andacollo para la ciudad homónima. En base al diario y demás notas que Gardín escribía, alega que el misionero fue personalmente a Chile a buscar la estatua.

TESTIMONIO DEL MONSEÑOR  JAIME FRANCISCO DE NEVARES, OBISPO DE NEUQUÉN. 
El Monseñor Jaime Francisco de Nevares (Obispo de Neuquén) manifestaba: “He tenido la dicha de poder compartir mi apostolado con el Padre Marcelo Gardin. Ha sido para mí un modelo de pastor. Llamado por Dios a ser Misionero, continuó con gran celo apostólico la obra de los grandes salesianos que evangelizaron la Patagonia. El conocía como nadie a sus “ovejas” y las “ovejas” lo conocían a él. Era el Evangelio Viviente era el Maestro de la Fe. ¡Así lo he conocido, como UN HOMBRE DE DIOS! A Dios iba él y arrastraba en pos de sí a todos los que le rodeaban…”
De lo publicado en ¡BIEN DE REGINA!
Para mayor información del Padre Gardín:

Solsticio de invierno 2017 (Hemisferio sur). 01:24 miércoles 21 de junio Todos los horarios corresponden a la Hora de Argentina.

Solsticio de invierno 2017 (Hemisferio sur). 01:24
miércoles
 
21 de junio

Todos los horarios corresponden a la Hora de Argentina.
Según informa Google.-

El 20/06/1867 se jugó el 1er. partido de fútbol en la Argentina. El evento fue en el Buenos Aires Cricket Club, en el barrio de Palermo, Ciudad de Buenos Aires. Aquel 1er. encuentro lo disputaron los "Gorras Coloradas" contra los "Gorras Blancas", ganando los primeros por 4 a 0 en un encuentro que duró 2 horas.

El día que las Gorras Coloradas golearon a las Gorras Blancas.

El 20/06/1867 se jugó el 1er. partido de fútbol en la Argentina. El evento fue en el Buenos Aires Cricket Club, en el barrio de Palermo, Ciudad de Buenos Aires. Aquel 1er. encuentro lo disputaron los "Gorras Coloradas" contra los "Gorras Blancas", ganando los primeros por 4 a 0 en un encuentro que duró 2 horas. 1 mes antes, los hermanos Thomas y James Hogg habían convocado a una reunión para impulsar la práctica del fútbol (football) y la creación del Buenos Aires Football Club.

Hoy día, la Argentina es una de las potencias fútbolisticas del mundo. 2 de los mejores jugadores de fútbol de la historia son argentinos: Diego Armando Maradona y Lionel Messi. La selección de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) ganó 2 Copas del Mundo (Argentina 1978 y México 1986), y 3 veces fue subcampeón del Mundo (Uruguay 1930, Italia 1990 y Brasil 2014). Argentina ocupó por los menos 2 veces la vicepresidencia de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA): Carlos Alberto Lacoste y Julio Humberto Grondona. La Argentina ganó el oro en fútbol en los Juegos Olímpicos 2004 y 2008. Y equipos argentinos ganaron 14 Copas Sudamericanas. Los clubes de fútbol argentinos son los que han logrado mayor cantidad de títulos internacionales en el mundo, sumando 69, con 9 Copas Intercontinentales y 24 Libertadores.
La AFA -que nació el 21 de febrero de 1893- es la asociación más antigua de Sudamérica y la 8va. más vieja del mundo. Pero ¿cómo comenzó todo?
En 1840, los ingleses que venían a América en busca de oportunidades y una mejor vida, trajeron algo que hacer en los ratos libres, algo que habían aprendido en sus tierras, el balompié, jugaban con una vejiga de vaca como pelota y un par de piedras para demarcar los arcos. A medida que más ingleses llegaban más se veía ese deporte que, hasta ese momento, era desconocido.
El 20/06/1867 se jugó el 1er. partido de fútbol en la Argentina en el Buenos Aires Cricket Club: los "Gorras Coloradas" le ganaron 4 a 0 a los "Gorras Blancas", al final de 2 horas.
Apenas 1 mes antes, los hermanos Thomas y James Hogg habían convocado a una reunión para propulsar la práctica del fútbol y la creación de el Buenos Aires Football Club.
Había algo que no cerraba del todo bien: ¿cómo un deporte tan fácil de comenzar a jugar, tan barato y con tan poco requerimiento material, sólo se practicaba en los clubes privados de los ingleses?
En la oleada de inmigrantes de 1880 y 1882, llegó Alejandro Watson Hutton, quién trajo entre sus pertenencias pelotas de fútbol e infladores. Este señor había sido contratado para hacerse cargo del selecto colegio Saint Andrew. El implementó la práctica deportiva y la cultura física, además de brindar elementos totalmente profesionales e incomparables con lo que se venía viendo.
El 21/02/1893, ese profesor "Padre" del fútbol argentino, creó la Association Buenos Aires Football Club, junto a los representantes de Quilmes Athletic Club, Caledonian's, Saint Andrews, English High School, Lomas y Flores, entre quienes acordaron las bases del campeonato.
Recién a principios del siglo 20 nacieron varios clubes como River Plate, Boca Juniors, Ferrocarril Oeste, Gimnasia y Esgrima de La Plata y Rosario Central.
Publicado en http://www.urgente24.com URGENTE24 -20 de junio de 2017. 
El destacado amarillo corresponde a Urgente24.

Decretan la quiebra de la Fundación Madres de Plaza de Mayo.

El juez Fernando Perillo decretó la quiebra de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, ante la "insuficiencia de fondos" para pagarle a un empleado despedido que no fue indemnizado. El juez también dispuso la "constatación y eventual clausura de los inmuebles" donde funciona la Fundación. Además, dispuso la prohibición de salida del país de su presidenta del Consejo de Administración, Hebe de Bonafini.
El juicio fue iniciado en 2016 por el ex trabajador de la Fundación, Miguel Angel Ortiz Benítez, a quien le debían $ 123.678. Luego de obtener sentencia favorable en el fuero laboral y de no haber cobrado, el ex trabajador inició una causa en el fuero comercial. Según el juez Perillo, había una "insuficiencia de fondos para desvirtuar el estado de cesación de pagos imputado".
El juez pidió que le informen si la "Fundación fallida" está escindida de la Universidad de las Madres, para resolver su situación.
Publicado en Diario "Clarín", 20-6-2017.

¿Lennon plagió a su padre? La historia detrás de "Imagine" La clásica canción tiene una historia detrás casi desconocida.

Hasta la semana pasada todo el mundo pensaba que Imagine era un tema original de John Lennon. Sin embargo, la Asociación Nacional de Editores de Música de Estados Unidos reconoció a Yoko Ono como coautora basándose en las declaraciones que hizo Lennon en una entrevista de 1980, en la que dio crédito al aporte de su esposa, pero admitió que registró el tema a su nombre porque al momento de su lanzamiento (1971) "era un poco más egoísta" y "un poco más machista". Fue una actitud cuanto menos llamativa para alguien que al año siguiente anotaría en coautoría con su pareja la canción Woman Is The Nigger Of The World, que habla justamente de la discriminación y la opresión hacia las mujeres en todas las culturas.
De acuerdo con John, la letra de Imagine proviene de Grapefruit, un libro de arte conceptual que editó Yoko Ono en 1964, en donde invita al lector a imaginar diferentes objetos, como "una cabeza llena de puntas de lápices".

Ahora bien, éste no es el único secreto que esconde "Imagine". Si la letra salió de los escritos de Yoko, ¿de dónde sacó Lennon la secuencia de acordes de piano que hace que su himno pacifista sea reconocido instantáneamente apenas empieza a sonar? Para encontrar la respuesta, hay que remontarse hasta su infancia.
La relación de John con sus padres siempre fue tortuosa y lo marcó toda su vida. Su padre Alfred –o "Freddie", como le decían sus amigos–, vivió muchos años fuera de Inglaterra debido a su trabajo para la Marina Mercante, así que su madre Julia lo crió sola hasta que contrajo matrimonio con otro hombre, momento en el que dejó al pequeño John al cuidado de su tía Mimi.
Freddie Lennon.
Alfred regresó a Liverpool cuando John tenía 5 años con la intención de llevárselo a Nueva Zelanda, pero el pequeño optó por quedarse con su mamá. Ese fue el único contacto que tuvo con él hasta 1964 cuando, en plena Beatlemania y durante la grabación de la película A Hard Day's Night, Freddie apareció sin previo aviso en las oficinas del manager de The Beatles, Brian Epstein, y pidió hablar con su hijo. John, que ya era una megaestrella, no quiso saber nada con su padre, quien en ese entonces lavaba copas en un pub.
El 31 de diciembre de 1965, impulsado por Tony Cartwright, primer manager de Tom Jones, con quien había trabado amistad en el pub donde trabajaba, Alfred Lennon editó un simple. That's My Life (My Love And My Home), un título que sospechosamente hace referencia al tema de The Beatles In My Life, fue coescrito por Cartwright y relata las experiencias que Freddie Lennon vivió en alta mar. Fue grabado por una orquesta de treinta músicos, entre ellos el baterista Mitch Mitchell y el bajista Noel Redding, que al año siguiente serían parte de The Jimi Hendrix Experience.

El simple que publicó Freddie Lennon en 1965.
John Lennon se enojó muchísimo con su padre por este lanzamiento. El mismo hombre que lo había abandonado de niño, ahora intentaba sacar ventaja de su éxito. Lo cierto es que el simple –y su lado B The Next Time You Feel Important-, empezó a moverse modestamente en los charts de Gran Bretaña y Estados Unidos (en donde llegó a vender 180 mil copias) hasta que de pronto desapareció y dejó de sonar en la radio. Cartwright, tal como lo escribió en el diario Daily Mail, sospecha que fue Brian Epstein quien, a pedido de Lennon, logró detener la difusión de la canción y así terminar con la carrera musical de Freddie de un plumazo. De hecho, Lennon padre se sintió tan dolido que nunca más volvió a grabar.
Pero, ¿qué tiene que ver toda esta historia con el clásico de Lennon? Si escuchan That's My Life (My Love And My Home), notarán que empieza con el sonido del mar y luego entra una guitarra acústica y un piano que suenan exactamente igual a la introducción de Imagine, seis años antes de que viera la luz. Si no lo creen, pueden comprobarlo ustedes mismos:
La primera esposa de Lennon, Cynthia Powell, cuenta en su biografía que a John la canción de su padre le parecía horrible, y el especialista en The Beatles Kristofer Engleheardt, autor del libro Beatles Undercover, agrega que Lennon solía entretener a sus amigos tocándoles la canción de Freddie, como una forma de burlarse de él.
Si John Lennon plagió consciente o inconscientemente a su padre para escribir una de sus canciones más importantes es todavía un misterio, pero el parecido es tan evidente que da escalofríos. Después de todo, si Yoko fue su musa para la letra, ¿qué le impedía tomar la composición de su padre como inspiración?
Fuente: Infobae. Publicado en Diario "Uno" de Mendoza, 20-6-2017.


 IMAGINE DE JOHN LENNON.

Boca es el nuevo campeón del torneo local. San Lorenzo vencio a Banfield y de esta manera el Xeneize se consagró a dos fechas del final del certamen.

Boca Juniors se consagró esta noche campeón del fútbol argentino.
Boca ganó el título porque Banfield, que necesitaba ganar para postergar el festejo, perdió ante San Lorenzo 1 a 0 en el Nuevo Gasómetro con gol de Fernando Belluschi.
El plantel de Boca celebró en el hotel de Bahía Blanca, donde se aloja para el partido de mañana ante Olimpo, a cuyas puertas cientos de hinchas aguardaron el final del partido entre San Lorenzo-Banfield, al tiempo que otro grupo festejaba frente a La Bombonera.
Publicado en Diario "Río Negro", 20-6-2017.

martes, 20 de junio de 2017

¡Ay Patria mía! 20 de junio de 1820: fallece el Gral. Belgrano en la pobreza a pesar de haber pertenecido a una de las familias más ricas del Virreynato del Río de La Plata, y olvidado.

Manuel Belgrano fue uno de los más notables economistas argentinos, precursor del periodismo, impulsor de la educación y la industria.
Después de todo lo que hizo por la patria naciente y las donaciones que hizo de su patrimonio para la educación fallece el Gral. Belgrano en la pobreza a pesar de haber pertenecido a una de las familias más ricas del Virreynato del Río de La Plata, y olvidado. El 25 de mayo de 1820, el mismo día en que se cumplían tan solo 10 años de la Revolución Don Manuel Belgrano, uno de los grandes patriotas que dieran esta tierra argentina nuestra,  dicta al escribano Narciso de Iranzuaga su testamento. Sus bienes materiales se los legó a su hermano, el canónigo Domingo Estanislao, a quien le hiciera el personal pedido de que todo fuera a manos de su hija natural Manuela Mónica no tenía ni dinero en efectivo ni bienes raíces y sí, en cambio, le sobraban los deudores.
En su lecho de muerte le entrega a su médico su reloj como pago de honorarios ante la carencia de otros recursos económicos.
20 de junio de 1820 antes de morir y superando el dolor que le producía su enfermedad padecía aún más por el estado de anarquía que se vivía en Buenos Aires, cerró sus ojos exclamando: "Si es necesaria mi vida para asegurar el orden público aquí está mi pecho: Quítenmela”… Y con un "¡Ay patria mía!”. A las siete de la mañana pasa a la Inmortalidad. El mismo día de su muerte es recordado como el “Día de los tres gobernadores” pues se desataba una crisis política en el gobierno ejecutivo de la provincia. Esto ayudó a que su fallecimiento pasara casi inadvertido. El único diario que publicó la noticia fue "El Despertador Teofilantrópico", que era redactado por el fraile franciscano Francisco de Paula Castañeda.  Para los demás no fue noticia.

Cumpliendo con su última voluntad, su cadáver fue amortajado con el hábito de los dominicos tal como era costumbre entre los terciarios dominicos, de los que formaba parte.

MOMENTO MUSICAL: Carlos Méndez - Milongueando.



Carlos Méndez y sus músicos Erica Golvas y Ramón Álvarez:"Mire que lindo mi País Paisano" de Argentino Luna y "Pal que se Va" de Alfredo Zitarrosa.
Filmado en la Ciudad de Mendoza: Plaza Independencia, Plaza Pedro del Castillo, Mercado Central, marzo de 2017.
Filmado y Editado por AL PIE PRODUCCIONES.

lunes, 19 de junio de 2017

TEXTUALES ALBERDIANAS - Juan Bautista Alberdi fallecido en Neuilly-sur-Seine, un suburbio de París, Francia, el 19 de junio de 1884.

Juan Bautista Alberdi a 129 Años de su Muerte por Gastón Saint Martin.

HONOR, GLORIA y GRACIAS! al Padre y Salvador de La Patria: Juan Bautista ALBERDI (1810 – 1884 al Presente 2017)

JUAN BAUTISTA ALBERDI a 129 Anos de su Muerte.
Juan Bautista Alberdi El Canciller de La Paz y autor de La Constitución Argentina 1853 y del visionario Articulo 29 incluido en ella (1810-1884) Nació en Tucumán el 29 de Agosto de 1810 y falleció en Paris el 18 de Junio de 1884.
A mas de un siglo y cuarto de su muerte, ni EEUU ni El Mundo, ni siquiera Argentina; han todavía comprendido la genialidad del Articulo 29 que nos lego incluido en el Capitulo de Derechos y Garantías de La Constitución Argentina 1853 y aun vigente.
      El Articulo 29 es una herramienta de Paz que define a los Enemigos Internos de La Patria, nada mas ni nada menos que “La Suma del Poder Publico Vamos por Todo incluido el único remedio capaz de curar tanta maldad y daño ya causado por “Los Infames Traidores a La Patria” (SIC)
El Remedio y Antídoto a tanto veneno y maldad, esta incluido y aun VIGENTE en La Constitución. ¿Que esta esperando para USARLO el actual gobierno de Cambiemos? ¡Solo debe abrazarse a La Constitución y OBEDECER las ordenes de Alberdi, a menos que (claro esta) ya estubiesec sumado a los “infames traidores a La Patria”. ¿Qué dudas tiene sobre la “NULIDAD INSALVABLE EL PRODUCTO MALIGNO de los INFAMES TRAIDORES A LA PATRIA? (SIC) que ya se han  infiltrado todo el sistema legal Argentino hasta la Presidencia Corte Suprema. (Ver Nota http://Wp.Me/P75ef4-

Estudió en Buenos Aires, en el “Colegio de Ciencias Morales”, vinculándose con Echeverría y J. M. Gutiérrez, basta fundar la “Asociación de Mayo” En 1837 publicó su “Preliminar al estudio del derecho”, emigrando a Montevideo en 1838, donde comienza su apasionada vida publica desde la prensa y mediante el libro. En esa primera época de su vida cultivó casi todos los géneros literarios, hasta que su vocación se decidió́ por las ciencias políticas y económicas. Después de un viaje por Europa (1843) se estableció́ en Valparaíso, Chile, alcanzando gran éxito como jurisconsulto.
Su obra fundamental, “Bases para la organización política de la Confederación Argentina” (1852) marca una fecha memorable en la historia de la nacionalidad.
Siguieron a esa obra el “Sistema Económico y Rentístico de la Confederación Argentina”, de grandísimo valor económico y socio- lógico, y las “Cartas Quillotranzas”, famosa polémica con D. F. Sarmiento. Sus “Obras Completas” fueron editadas poco antes de su muerte, conteniendo los escritos publicados en vida del autor. Sus “Escritos Póstumos“, editados por D. Francisco Cruz en XVI volúmenes, constituyen un magnifico archivo de historia Argentina, desde 1830 hasta 1880.
Desterrado la mayor parte de su vida, por motivos de política interior, Alberdi puso grandísima pasión en cuanto escribió especialmente los aspectos económico y sociológico de su obra, que es unánimemente reconocida como la más docta y clarovidente pensada por argentino alguno.
La transformación política ocurrida en la Argentina en 1880 es la realización de las ideas básicas que Alberdi defendió́ sin descanso durante medio siglo.
El Gran Filosofo Político, Jurisconsulto, Constitucionalista y Profeta Falleció́ en París el 18 de Junio do 1884.
 Recuerdos del mismo Alberdi:
“Durante mis » estudios de jurisprudencia, que no absorbían y todo mi tiempo, me daba también a estudios libres de derecho filosófico, de literatura y de materias políticas.  En ese tiempo contraje relación estrecha con dos ilustradísimos jóvenes, que influyeron mucho en el curso ulterior de mis estudios y aficiones literarias Don Juan María Gutiérrez y Don Esteban Echeverría, ejercieron en mí ese profesorado indirecto, más eficaz que el de las escuelas que es el de la simple amistad entre iguales.
Nuestro trato, nuestros paseos y conversaciones, fueron un constante estudio libre, sin plan ni sistema, mezclado a menudo a diversiones y pasatiempos de mundo. Por Echeverría, que se había educado en Francia, durante la Restauración, tuve las primeras noticias de Lerminier, de Villemain, de Víctor Hugo, de Alejandro Dumas, de Lamartine, de Byron y de todo lo que entonces se llamó romanticismo, por oposición a la vieja escuela clásica. Yo había estudiado filosofía en la Universidad, por Condilla y Locke me habían absorbido por años las lecturas de Helvecio, Cabanis, de Holbach, de Bentham, de Rousseau. A Echeverría debí́ la evolución que se operó en mi espíritu, con las lecturas de » Víctor Cousin, Villemain, Chateaubriand, Jouffroy y todos los eclécticos procedentes de Alemania, en favor de lo que se llamó espiritualismo.
«Echeverría y Gutiérrez propendían, por sus aficiones y estudios, a la literatura; yo a las materias filosóficas y sociales. A mi ver, yo creo que algún influjo ejercí́ en este orden sobre mis cultos amigos. Yo les hice admitir, en parte, las doctrinas de la Revista Enciclopédica, en lo que más tarde llamaron » el dogma socialista. Yo tenía invencible afición por los estudios metafísicos y psicológicos. Gutiérrez me afeaba esta afición y trataba de persuadirme de mi aptitud para estudios literarios.
Mi preocupación de este tiempo contra todo lo que era español, me enemistaba contra la misma lengua castellana, sobre todo con la más pura y clásica, que me era insoportable por lo difusa. Falto de cultura literaria, no tenía el tacto ni el sentido de su belleza. No hace sino muy poco, » que me he dado cuenta de la suma elegancia y cultísimo lenguaje de Cervantes.
Pero mi educación no se hizo únicamente en la Universidad, por las doctrinas de Locke » y Condillac, enseñadas en las cátedras de filosofía, ni por las conversaciones y tratos de amigos más ilustrados.  Más que todo ello contribuyeron a formar mi espíritu, las lecturas libres de los autores, que debo nombrar para complemento de la historia de mi educación preparatoria. Mis lecturas favoritas, por muchos años de mi primera edad, fueron hechas en las obras más conocidas de los siguientes autores: Volney, Holbach, Rousseau, Helvecio, Cabanis, Richerand, Lavater, Buffon, Bacon, Pascal, La Bruyére, Bentham, Montesquieu, Benjamín Constant, Lerminler, Tocqueville, Chevalier, Bastiat, Adam Smith, Say, Vico, Villemain, Cousin, Guizot, Rossi, » Fierre Leroux, San Simón, Lamartine, Destut de Tracy, Víctor Hugo, Dumas, P. L. Conrrier, Chateaubriand Madamade Stáel, Lamennais, Jouffro, Kant, Merlin, Pothier, Pardessus, Troplong, Heineccio, El Federalista, » Story, Balbi, Martínez de la Rosa, Donoso Cortés, Capmany.  
Se vé por este catálogo que no frecuenté mucho los autores españoles, no tanto por las preocupaciones antiespañolas, producidas y mantenidas por la guerra de nuestra independencia como por la dirección filosófica de mis estudios. En España no encontré filósofos como Bacon y Locke, ni publicistas como Montesquieu, ni jurisconsultos como Pothier. La poesía, el romance y la crónica en que su literatura es tan fuerte, no eran estudios de mi predilección, pero más tarde se produjo en mi espíritu una reacción en favor de los libros clásicos de España, que no era tiempo de aprovechar, infelizmente para mí, como se echa de ver en mi manera de escribir la única lengua que no obstante escribo. Todas esas lecturas, como mis estudios preparatorios, no me sirvieron sino para ensenarme a leer en el libro original de la vida real, que es el que más he hojeado, por esta razón sencilla, entre otras: que mis otros libros han estado casi siempre encajonados y guardados durante mi vida, pasada entre continuos viajes.”

sábado, 17 de junio de 2017

17 de junio de 1821: en Cañada de la Horqueta, provincia de Salta fallece Martín Miguel Juan de Mata de Güemes Goyechea a los 36 años. Desde que supo de la muerte de su esposo, Carmen Puch se encerró en su habitación, y se cree que se dejó morir de hambre.

Gral. Martín Miguel de Güemes (1785-1821).

Nació en la ciudad de Salta el 8 de febrero de 1785, siendo sus padres Gabriel de Güemes Montero, comisario de guerra y ministro general de la real hacienda de la Provincia, y María Magdalena de Goyenechea y la Corte (nacida en Jujuy e hija del general Martín Miguel de Goyenechea).  Ambos progenitores del famoso caudillo estaban vinculados a las familias más respetables de Salta y de Jujuy.

Influenciado el joven Güemes por la tradición de su abuelo materno y con el beneplácito de sus padres, sentó plaza de cadete en el Regimiento “Fijo” de Buenos Aires (en una compañía que se encontraba en Salta), el 13 de febrero de 1799.  El “Fijo” bajó a Buenos Aires en 1801 y de aquí a Montevideo en 1803.  Más tarde compartió de las gloriosas jornadas de 1806 y 1807, con motivo de las invasiones inglesas, en las filas de su regimiento, ascendiendo por estos hechos a Alférez graduado, al mismo tiempo que le hacían Teniente de Milicias de Granaderos del Virrey Liniers.  En la Reconquista de la ciudad de Buenos Aires, el 12 de agosto de 1806, Güemes desempeñaba funciones de ayudante de Liniers, general en jefe de las fuerzas libertadoras.  La tradición cuenta que el combate había terminado después de dos horas de rápida acción llevada con toda energía por soldados bisoños, por el amor de la tierra en que nacieron, quebrantando el esfuerzo de expertos veteranos que habían hecho frente a los soldados de Bonaparte en San Juan de Acre.  Pueyrredón acababa de arrebatarles el estandarte del glorioso Regimiento Nº 71, y el general Beresford había rendido su espada.  Cercanas las sombras de lluviosa tarde de invierno, se reunía un grupo de jefes y oficiales al pie del asta bandera en el bastión Norte, contemplando con satisfacción el real pabellón, flameando donde hacía pocos momentos tremolaba el de la vieja Albión.  El jefe vencedor dialogaba en aquellos instantes con el jefe de la escuadrilla que había trasportado de La Colonia a las legiones reconquistadoras, Gutiérrez de la Concha.  El diálogo agitado de Liniers, apenas llegaba a herir los oídos de un joven bizarro de brillante uniforme, que inclinado desde sus años juveniles a la noble carrera de las armas, había revelado en aquellos angustiosos días una actividad y un comportamiento tan digno, que el general en jefe le había hecho quedar a su lado, en calidad de ayudante, como queda dicho; el día 11, enviado desde la plaza para informar a Liniers de la situación allí, había quedado al lado del futuro vencedor.

El diálogo entre Liniers y Gutiérrez de la Concha era producido por un buque de la escuadra de Popham, que había estado bombardeando la ciudad, el cual aparentemente estaba varado.  El jefe de la Reconquista, después de observar con el catalejo el buque de referencia, se dio vuelta al ayudante Güemes y le dijo: “Usted que siempre anda bien montado, galope por la orilla de la Alameda, que ha de encontrar a Pueyrredón, acampado a la altura de la batería Abascal y comuníquele la orden de avanzar soldados de caballería por la playa, hasta la mayor aproximación de aquel barco que resta cortado de la escuadra en fuga”.

Güemes con la velocidad del relámpago trasmitió a Pueyrredón la orden de Liniers y más rápidos aún, los húsares de aquel Jefe, se apresuraron a arrojarse al río con el agua hasta el encuentro de sus cabalgaduras, y rompían el fuego de sus tercerolas sobre el buque varado, cuyo comandante comprendiendo la gravedad de su situación, hizo señales desde el alcázar con un paño blanco, anunciando su rendición; era el “Justina”, de 26 cañones, 100 tripulantes, el cual durante aquella dura jornada, habiéndose acercado mucho a tierra, había hecho un fuego realmente destructor contra las legiones libertadoras, pero su audacia le resultó cara, como se ve.  Era una de las unidades de la escuadra británica del comodoro Home Popham.

Participó también en las operaciones que tuvieron por escenario la Banda Oriental, con motivo de las invasiones inglesas, y de regreso de estas campañas, solicitó permiso para regresar a Salta, ya teniente de milicias, lo que le fue concedido el 7 de abril de 1808.  llegado a su ciudad natal, el gobernador Isasmendi dispuso fuese agregado a la guarnición de la plaza con el grado de Teniente.  La “Suprema Junta Gubernativa del Reino”, en Sevilla, el 13 de enero de 1809, le expidió a Güemes el ascenso a subteniente efectivo del Regimiento de Infantería de Buenos Aires.

Corría el año de 1810 y Güemes con el grado de Teniente de Granaderos de Fernando VII se encontraba en Salta con licencia, cuando estalló en Buenos Aires el movimiento emancipador.  Este resonó con eco extraordinario en aquella ciudad, que fue la primera que respondió al grito de libertad lanzado desde la Capital.  Güemes se incorporó a las fuerzas que la Primera Junta lanzó sobre el Alto Perú, con una partida de 60 jinetes, a cuyo frente se presentó al nuevo Gobierno.  Esta partida de 60 hombres, fue llamada “Partida de Observación” y fue equipada con gran lujo, para el cual habían contribuido en gran parte las casas de Gurruchaga y de Moldes.  Güemes fue nombrado capitán de la misma, en setiembre de 1810, fecha en que se le encuentra destacado en Humahuaca (el día 22 de aquel mes).

Güemes al frente de su partida, contribuyó a la victoria de Suipacha, el 7 de noviembre de 1810.  Reunidas las fuerzas en Potosí, algo grave pasó entre el general Balcarce y Güemes, con motivo del parte de Suipacha, por lo que este último fue separado del ejército, actitud de la cual reclamó Güemes ante la Junta, la que con fecha 23 de junio de 1811 accedió a su reclamo, ordenando su reincorporación al ejército, el cual ya se hallaba al mando de Pueyrredón, pues había sufrido ya el contraste de Huaqui, el día 20 de junio, lo que obligó a replegarse sobre Jujuy.  Güemes ya había sido ascendido a capitán y Pueyrredón al llegar a Jujuy reorganizó sus fuerzas, con las que avanzó nuevamente al Alto Perú, ocupando Suipacha con su vanguardia, mandada por Díaz Vélez; pero allí fue derrotado el 11 de enero de 1812, y al día siguiente en el combate de El Nazareno.  Ante este fracaso, Pueyrredón resuelve retirarse a Tucumán, y desde Humahuaca solicita su relevo, llegando el 20 de marzo del mismo año, a Yatasto, donde le recibe el mando el general Belgrano.

Belgrano contramarchó a Jujuy, donde se propuso la tarea de reorganizar el ejército.  Desde allí, despachó a Santiago del Estero al capitán Güemes, por un acto de indisciplina.  El “pecado” de Güemes fue su relación amorosa con la esposa de un teniente del Ejército, que la había abandonado y ya separada convivía con Güemes, que era soltero todavía.  Enterado Belgrano que esta señora se había ido a vivir a Santiago, decide el traslado de Güemes a Buenos Aires.

A su paso por Córdoba fue encargado de conducir a la Capital el contingente de presos realistas que se encontraba en aquella ciudad.

El 20 de enero de 1813 llega Güemes a Buenos Aires y solicita al gobierno se le haga conocer la causa de su confinación, respondiendo el Estado Mayor que “no hay antecedente alguno”, por lo que el gobierno se dirige a Belgrano para que haga conocer las causas.  Pero antes de recibir la respuesta y en mérito a su carrera militar, Güemes es agregado al Estado Mayor General en calidad de capitán de Infantería.

El Oficio de Belgrano al gobierno decía: “Habiéndome informado el alcalde de la ciudad de Santiago don Germán Lugones de la escandalosa conducta del teniente coronel graduado, don Martín Güemes, con doña Juana Inguanzo, esposa de don Sebastián Mella, teniente de dragones en el ejército de mi mando, por vivir ambos en aquella ciudad aposentados en una sola mansión, y habiendo adquirido noticias que este oficial ha escandalizado públicamente mucho antes de ahora con esta mujer en la ciudad de Jujuy… Con estos antecedentes indubitables, considerando que cualquier procedimiento judicial sobre la materia sería demasiado escandaloso y acaso ineficaz, he tomado la resolución de mandarle a Güemes … Espero que vuestra excelencia se dignara aprobar estas medidas en que sólo he tenido por objeto la conservación del orden, el respeto a la religión…”.

El 15 de abril de 1813, Belgrano le escribía a Chiclana: …”Si usted no presta oídos más que a los patriotas, le llenarán la cabeza de especies,…estoy arrepentido, usted sabe cuál es mi lenguaje y siempre digo lo que siento…” (1)

El 12 de agosto de 1813 el Gobierno resolvió que Güemes pasase agregado al Estado Mayor del ejército sitiador de Montevideo, como teniente coronel graduado; lo que no lo satisfizo porque se le rebajaba la jerarquía; ordenándose que se le abonasen los sueldos devengados desde aquella fecha.  Ante una solicitud de Güemes pidiendo marchar al Norte con San Martín, y que este informó el 6 de diciembre del mismo año en forma conveniente, se accedió a lo pedido por el causante.

El 7 de diciembre de 1813 Güemes era ascendido a Teniente Coronel graduado del Ejército y era destinado nuevamente al Ejército Auxiliar, del cual recibía el mando en jefe el coronel San Martín, el 30 de enero de 1814.  Güemes había concurrido presuroso a su provincia natal, al tener conocimiento de que se había producido una nueva invasión realista.  San Martín que había oído ponderar los servicios del caudillo salteño, aceptó complacido sus servicios y lo nombró comandante de las avanzadas de Salta, por el lado del río Pasaje, mientras que Apolinario Saravia quedaba de comandante de avanzadas por el lado de Guachipas.

No estaba equivocado el futuro general de los Andes en la elección del personaje para hacer aquella guerra de partidas que mantendría en jaque a los españoles cuando se aventurasen en las provincias del Norte; en compañía de Francisco Gorriti, se propuso levantar todo el paisanaje por la causa de la libertad.  Su éxito fue tan grande como rápido, pues todos los partidarios de la libertad pusieron su vida y sus bienes a su servicio, halagados tan sólo por cooperar en la emancipación del suelo natal.  Desde aquel momento empieza a hacerse sentir la acción personal de Güemes en aquella guerra interminable de partidas, en que los realistas no podían asomar por ninguna parte sin encontrar inmediatamente fuerzas dependientes de Güemes que les presentarán combate, o mejor dicho, que les asesten un terrible zarpazo.  Cuando los realistas ocupaban la ciudad de Salta, en 1814, Güemes concibió el audaz proyecto de apoderarse de su ciudad natal; en demanda de este objetivo, el día 27 de marzo de aquel año, pernocta en la Cuesta de la Pedrera, a tres leguas de Salta, donde existía una guardia realista, que Güemes sorprende al amanecer del 28, tomándola casi toda prisionera.  Sabedor de que el jefe español de la ciudad, coronel Castro,  se encontraba allí con todas sus fuerzas, resuelve atraerlo a su posición, para lo cual destaca un piquete para provocarlo.  Pero Castro también era salteño y conocía muy bien las tretas criollas y no avanzó en la persecución de sus enemigos más de una legua, el día 29 de marzo, persecución que efectuó con 80 jinetes, los mejores del regimiento.  Ante el fracaso para atraer a Castro, Güemes resolvió atacarlo y haciendo avanzar a su gente, le ordenó cargar puñal en mano, poniendo en fuga a Castro y sus jinetes, que no pararon hasta llegar a Salta, quedando en poder de Güemes 45 prisioneros, armas y caballos.  Por sus merecimientos en esta acción, el Director Supremo le reconoció la efectividad de teniente coronel de Ejército el 9 de mayo de 1814 y por recomendación de San Martín, se lo declaró “Benemérito”, dándosele las gracias en nombre de la Patria.  Se le nombró Comandante General de la Vanguardia, con lo cual los patriotas que operaban en Guachipas y en el Pasaje, quedaban bajo su comando.  Güemes los organizó divididos en tres secciones; la primera, la más próxima al enemigo, tomó el nombre de guerrilla o avanzada de los campos de Salta, al mando de Pedro José Zavala; la segunda, llamada avanzada de Guachipas, que servía de sostén a la anterior, a las órdenes siempre de Apolinario Saravia, teniendo por teatro el Valle de Lerma; la tercera tenía por zona de operaciones hacia Oriente, sobre el camino que une Tucumán con Salta Y Jujuy, compuesta en su mayor parte por gauchos de esa región, bajo el mando personal de Güemes, con su vanguardia particular estacionada en Cobos y Campo Santo, al mando de Pablo Latorre.

Tantas dificultades para el avance de las fuerzas reales, decidieron al general Pezuela, comandante en jefe, trasladarse desde Tupiza hasta Jujuy, donde permanecía el general Ramírez Orozco, como jefe de la guarnición.  A esta ciudad llegó Pezuela el 27 de mayo de 1814, al frente de 4.000 soldados aguerridos.  Traían el propósito de realizar el plan que el Virrey Abascal había trazado en 1812 al general Goyeneche, esto es, socorrer a Montevideo, salvando al ejército de 6.000 hombres allí encerrado, que agregado a sus tropas y a las que le enviarían desde Chile, tendría a sus órdenes 12.000 soldados, con los cuales esperaba dar fácil cuenta del gobierno patriota de Buenos Aires.

Los gauchos de Güemes pronto convencieron al general español de las insuperables dificultades que era necesario vencer; que 4.000 gauchos armados de puñales, lanzas, boleadoras y escaso número de armas de fuego, a los que apoyaban apenas 300 soldados del ejército regular, era una barrera difícil de vencer.  Pronto se convenció Pezuela de que no había nada que hacer contra esta infranqueable barrera y no encontró otro expediente que buscar una batalla general y con este propósito trató de atraer a San Martín a Salta, ya que los gauchos le impedían a él llegar hasta Tucumán, y concentró todas sus fuerzas en Salta.  Sin embargo, la acción de Güemes y sus gauchos fue tan efectiva que el general Pezuela con todo su ejército en Salta y su Cuartel General en Jujuy, se encontraba imposibilitado de avanzar.  Marquiegui, jefe realista natural de Jujuy, propuso al general Pezuela abandonar el camino real por el Pasaje a Tucumán, y tomar el que conduce al mismo punto más hacia Oriente, atravesando el desierto.  Marquiegui se puso en marcha desde Jujuy con 400 hombres de infantería y caballería, llegando a Yaví el 15 de junio, donde arrolló al comandante patriota Arias, y tomó rumbo al Este en dirección a Orán, tomando sucesivamente una serie de fortines en el Chaco con rumbo al Sur.  Pero Güemes lo había sentido y cuando Marquiegui se proponía regresar a Jujuy, fue atacado por aquel el 26 de junio en Anta y el 29 en Santa Victoria; se desvió al Oeste y se dirigió a Jujuy por el camino de la Cuesta Nueva, pero el 4 de julio fue destrozada por Güemes su retaguardia.  Al mismo tiempo, su subordinado Zavala, el 11 de junio llegaba hasta los aledaños de Salta en un ataque contra los realistas.  Estos contratiempos le decidieron a iniciar su retirada el 25 de julio de 1814.  Entretanto el general Rondeau mandaba el Ejército Auxiliar, en reemplazo de San Martín.

Tan pronto como Güemes tuvo conocimiento de la retirada de Pezuela, se aproximó a Salta, cuyo sitio estrechó a fines de julio.  Güemes ocupó su ciudad natal y Pablo Latorre la de Jujuy, adelantando sus avanzadas en persecución del enemigo a las órdenes de Alejandro Heredia.  Güemes se apresuró a trasladarse a Jujuy, mientras Pezuela, volaba más que corría,  desde que abandonó Jujuy el 3 de agosto, llegando a Suipacha el día 21, después de haber perdido 1.500 hombres y haber recibido una lección soberbia.  Indudablemente, influyó en la decisión para retirarse, la noticia de la caída de la plaza de Montevideo, el 23 de junio.

Rondeau avanzó a fines de 1814 hacia el Norte, habiendo sido reforzado su ejército en forma notable, gracias a los cuerpos que había dejado libres la caída de Montevideo.  El 17 de abril de 1815, en la sorpresa del Puesto de Marqués, Güemes ejecutó una carga contra los realistas, haciendo una horrible matanza.  Al día siguiente, el caudillo salteño pretextaba una enfermedad al general Rondeau para retirarse del ejército.  Desde el 30 de setiembre del año anterior ostentaba los galones de coronel graduado.  La causa de la enfermedad no era más que un pretexto.  Al pasar por Jujuy se apoderó de 700 fusiles que existían en el parque del ejército, que Rondeau había ordenado que le remitieran, a lo que Güemes contestó con franqueza que era necesarios llevarlos para armar las partidas de Salta y resistir a la próxima invasión española.  Llevó también unos 300 hombres enfermos que encontró en Jujuy, de modo que en breve, el caudillo salteño alcanzó a contar con 1.500 hombres.

Güemes se había retirado del ejército, porque prontamente se dio cuenta que con la indisciplina reinante en él, iba derecho a un desastre, como aconteció.  El 6 de mayo de 1815 Güemes era elegido por asamblea popular, gobernador de Salta.  Cinco meses más tarde lo eligió también el pueblo de Jujuy.  Rondeau, después de su desastrosa campaña de aquel año, al replegarse a Huacalera, ya había declarado a Güemes traidor a la patria, en agosto, mediante un manifiesto; ahora, el 8 de marzo de 1816, Rondeau abandonaba su campamento de Huacalera, anunciando que como Güemes le había negado recursos, para proveérselos con más comodidad, se trasladaba a Salta con 3.500 soldados.  Fracaso total de Rondeau fue esta empresa contra el bravo caudillo salteño.  Aquel, que había llegado a Jujuy, sin esperar a Güemes para una entrevista a la que se habían citado, el 13 de marzo se puso en marcha sobre Salta, con 2.500 soldados veteranos, acampando en el campo de Castañares, a una legua de la ciudad, el día 15, ocupando la ciudad sin resistencia.  Después Rondeau salió de Salta y acampó en el Viñedo de Tejada, a la entrada de Cerrillos, donde los gauchos le arrebataron 200 cabezas de ganado, toda la caballada del Regimiento de Dragones que la custodiaba, con lo que el ejército quedó a pie y sin sustento.  El día 20 de marzo, los gauchos arrebataron a Rondeau los últimos animales que le restaban para la alimentación, lo que desconcertó profundamente al general en Jefe.  El día 22, los buenos oficios de los hermanos Figueroa lograron llevar en los Cerrillos a Güemes a una entrevista con Rondeau, en la que ambos firmaron una capitulación, por la que se reconocía una paz sólida entre el Ejército Auxiliar y el Gobernador de Salta.  Al llegar Rondeau a Jujuy de regreso, el 17 de abril, lanzaba un bando justificando la conducta de Güemes.  El 7 de agosto del mismo año el primero entregaba en  Las Trancas, al general Belgrano, el comando en jefe del ejército, mientras el segundo había vuelto a ocupar su línea de defensa al Norte, lo cual era una garantía para la causa patriota.  Desde aquel momento Güemes es el Angel Tutelar de la Patria en aquellas apartadas regiones.

El general Ramírez de Orozco ordena a Olañeta que invada por la Quebrada de Humahuaca con su División de Vanguardia; el 17 de agosto de 1816 ocupa Yaví y el 29 llega a Humahuaca; por su parte el coronel Marquiegui logra tomar Tilcara, el 19 de setiembre, pero pocos días después las partidas de gauchos quebraderos y jujeños obligan a los invasores a retirarse, tenazmente hostilizados.

El general Olañeta ocupa sorpresivamente el 15 de noviembre del mismo año, Yaví, tomando prisionero al Marqués de este nombre, coronel mayor Juan José Fernández Campero, y a su segundo, el teniente coronel Juan José Quesada (El primero conducido a Potosí, logró fugar y permanecer algún tiempo oculto, pero no pudiendo salir de aquella Provincia, optó por presentarse; murió en viaje para España, en 1820).  El 6 de enero de 1817, Olañeta se apodera de Jujuy, donde es sitiado tenazmente por Pérez de Urdinenea, que hábilmente dificulta el abastecimiento de sus tropas.  El 14 del mismo mes llega el general en jefe, La Serna, a Humahuaca con el grueso del ejército., y resuelve fortificar dicho pueblo, dejando un depósito de armamento y víveres al cuidado de un destacamento y prosigue su marcha sobre Jujuy, donde diariamente se combate en los alrededores de la ciudad, distinguiéndose particularmente el capitán Juan Antonio Rojas, que al frente de los “Infernales” lucha ventajosamente contra fuerzas superiores mandadas por Arregui, en San Pedrito, haciéndoles muchas bajas.  El 12 de enero, Olañeta se vio obligado a abandonar Jujuy para marchar en apoyo de su cuñado, el coronel Marquiegui; y el 23 del mismo mes, estos dos últimos entran en Jujuy seguidos del general La Serna.

El 13 de abril este último parte de la mencionada ciudad, en dirección a Salta,  en la que entra el 16; pero cruelmente hostilizadas sus tropas por las partidas de Güemes que impiden el acopio imprescindible de víveres, el General español inicia la evacuación de la capital salteña el 5 de mayo, y el día 21 del mismo mes quedó evacuado todo el territorio de las dos provincias norteñas.  En los primeros días de junio el ejército real llegaba a Tilcara; el día 2, proseguía su repliegue por fracciones, constantemente hostilizado por las partidas patriotas, quienes atacaron a sus enemigos en Tres Cruces, en Sococha y aún en Tupiza, donde obligaron a la guarnición a encerrarse bajo los muros de la ciudad.  Por toda esta serie de brillantes triunfos alcanzados por Güemes y sus gauchos, el Gobierno premió a aquél con el grado de Coronel Mayor, con fecha 17 de mayo de 1817; una medalla de oro y  una pensión vitalicia para su primer hijo, de $400.-; una medalla de plata con brazos de oro para los jefes y una puramente de plata para los oficiales, y para la tropa, un escudo de paño con la inscripción: “A los heroicos defensores de Salta”.

El 11 de junio de igual año, Olañeta invade nuevamente por la Quebrada de Humahuaca con 100 hombres y es combatido por el capitán Manuel Eduardo Arias el 23 en Los Toldos y Baritú; el 25 de noviembre en Colanzuli; el 27 en Humahuaca; el 1º, el 15, 18, 25 y 26 de diciembre en Uquía, Caluti, San Lucas y Tilcara, habiéndose visto obligado a retirarse de Humahuaca el día 3 del mismo mes, con grandes pérdidas y continuamente hostilizado por las columnas patriotas.

El 1º de enero de 1818. el general La Serna destaca desde Tupiza al general Gerónimo Valdés con 400 hombres para reforzar a su vanguardia, mandada por Olañeta, que se mantenía en Humahuaca.  Reunidos ambos jefes realistas, avanzaron sobre Jujuy, que ocupaban el 14 de enero, saqueándola, pero fuertemente hostilizado Olañeta por las partidas de Güemes, el mismo día abandona su presa, retirándose al Norte, siendo perseguido por los patriotas hasta cerca de Yaví.  El 26 de junio de aquel año, el general Canterac, unido al coronel Valdés, expediciona hasta Orán, pero diariamente son hostilizados por las partidas independientes,  Canterac y el coronel Vigil combaten el 5 de agosto en Tarija y Orán, contra las partidas de Rojas y Uriondo.

El 17-18 de marzo de 1819 los generales Canterac y Olañeta invaden por la Quebrada de Humahuaca y son combatidos: el 3 de abril, en Huacalera y Tilcara; el 12 de mayo, en Iruya y Orán; el 9 de setiembre, en El Rosario; en octubre, en Orán y Santa Victoria y el 28 de ese mismo mes, en San Antonio de los Cobres.  Del 10 al 20 de diciembre son combatidos: Canterac, en La Rinconada; Lóriga en la quebrada de Toro y Gamarra en San Antonio de los Cobres.

Fallecimiento de Martín M1guel de Güemes


En mayo de 1820 es invadida Salta por un ejército de 4.000 hombres a las órdenes del general Ramírez Orosco, y los generales Canterac, Olañeta y Valdés y los coroneles Gamarra, Vigil y Marquiegui.  Del 8 al 27 de mayo los gauchos de Güemes combaten contra Ramírez y Canterac, en Guaia, La Cabaña, Perico y Monte Rico.  El 24 de mayo los españoles se apoderan de Jujuy y el 31 del mismo mes, después de las acciones en Lomas de San Lorenzo y en Salta, se apoderan de esta última ciudad; pero del 2 al 8 de junio se libran numerosos encuentros con las partidas salteñas; en La Pedrera, Quesera, Cruz y Chamical (contra Olañeta y Valdés) y Cerrillos,  Chamical, en la Troja (con Olañeta) y en Pasaje (contra Vigil y Méndez).  El 28 de junio de 1820 fuertes combates en Cerrillos contra Canterac, Clover y Ferraz, en los que muere el coronel patriota Juan Antonio Rojas (célebre guerrillero).  El día 30, el ejército real inicia su retirada, evacuando la provincia de Salta el 5 de julio.

El 1º de febrero de 1821, Güemes delega el mando de la provincia en el Dr. Gorriti y se ausenta al Sud de la misma, para rechazar la invasión del gobernador de Tucumán Bernabé Aráoz e invade a su vez la de Tucumán.  Los españoles, noticiados de este acontecimiento, a las órdenes de Olañeta,  el 10 de marzo de 1821 invaden la Quebrada de Humahuaca, siendo combatidos hasta mediados de abril: en Humahuaca, Laguna, San Lucas, Valle Grande, Tilcara, Uquia y el día 21 de abril, la vanguardia realista, formada por 300 hombres mandados por Marquiegui, entra en la ciudad de Jujuy.

Mientras tanto, las tropas de Güemes, aliadas a las de Ibarra (de Santiago del Estero), son batidas por los coroneles Abraham González y Manuel Eduardo Arias, el 3 de abril, en las cercanías de Tucumán.

Ante el peligro de la invasión española, el gobernador substituto, Dr. Gorriti, delegó el gobierno en el Cabildo y se puso a la cabeza de 600 hombres que logró reunir y marchó en busca del enemigo, al que puso sitio en la boca de la Quebrada de Humahuaca, obligándolo el día 27 de abril a rendirse a discreción, con su jefe el coronel Marquiegui, contraste que obligó a Olañeta a regresar a sus posiciones.

Pocos días después del primer desastre, Güemes era nuevamente batido en Acequiones y Trancas, por las fuerzas tucumanas.  La noticia de este contraste, así como también la del triunfo de Gorriti, llegadas casi simultáneamente a Salta, indujeron al Cabildo, el 24 de mayo, a deponer a Güemes y a designar gobernador provisorio al alcalde del primer voto Saturnino Saravia, pero el día 30, se presentó Güemes frente a Salta y no obstante que una parte de los civiles y dos escuadrones de caballería lo esperaban formados para combatirlo, bastó que sus soldados oyeran su vos gangosa, para que el grito “¡Viva Güemes!” brotara de todos los pechos y el famoso caudillo ocupara nuevamente el gobierno.

Estableció su cuartel general en Chamical, cuatro leguas al S. E. de Salta.  Sabedor Olañeta de todos los acontecimientos relatados, resolvió destacar al coronel José María Valdés (Barbarucho) con 500 hombres, con orden de avanzar sobre la ciudad de Salta por el camino del Despoblado (quebrada del Toro) atravesando las fragosas sierras de Leser y Yacones.  En la noche del 7 de junio de 1821 los españoles ocupaban la ciudad de Salta y Güemes que con una escolta de 50 hombres se encontraban en casa de su hermana Magdalena despachando la correspondencia con su secretario; al necesitar un documento que se encontraba en el Cabildo, despachó un ayudante a buscarlo, el cual en la plaza fue tiroteado en la oscuridad al contestar un ¿Quién vive? de los realistas.  Güemes que creyó nuevamente en un movimiento subversivo, salió de la casa para indagar el origen del tiro y en la plaza fueron tiroteados por otra partida y al desbandarse la escolta, el caudillo tomó por una calle lateral, donde tropezó con otra partida realista que le hizo fuego, hiriéndolo de gravedad.  La bala ingresó por la cadera y salió por la ingle.  Sin largarse del caballo, logró salir a las afueras de la ciudad, donde algunos de sus partidarios acompañaron al general herido desde el Campo de la Cruz hasta su campamento en El Chamical.  A los diez días, el 17 de junio de 1821, el gran caudillo, debilitado por la abundante hemorragia, quebrado por crueles dolores, viendo que se le escapaba la vida, aún tuvo aliento para celebrar una conferencia con un parlamentario que le enviara el general Olañeta.  A esta conferencia hizo llamar al jefe de Estado Mayor, el coronel Jorge Enrique Vidt y delante de los parlamentarios le ordenó: “que marchase inmediatamente con sus fuerzas a poner sitio a la capital, haciéndole jurar sobre el pomo de le espada que continuaría la campaña hasta que en el suelo de la Patria no hubiera ya argentinos o no hubiera ya conquistadores” y dirigiéndose al emisario enemigo añadió: “Señor oficial, diga a su jefe que agradezco sus ofrecimientos sin aceptarlos; está usted despachado”.  Aquel día, 17 de junio, a pesar de los solícitos cuidados de su médico Dr. Antonio Castellanos, moría el bravo guerrero, en La Cruz, en el lugar llamado La Higuera (o Higuerillas).  Al día siguiente era sepultado en la capilla de El Chamical (hoy San Francisco), al mismo tiempo que se levantaba el país en masa contra los invasores, cumplimentando la orden postrera de su valeroso caudillo.  Los “Infernales” al mando de Vidt cumplían aquella, poniendo sitio a la ciudad de Salta, con lo cual quedaban rotas las hostilidades, no obstante las gestiones de Olañeta con el Cabildo salteño para llegar a un armisticio.  El 26 de julio de 1821, el general Olañeta, constantemente hostilizado por los patriotas, se retiraba al Alto Perú, con lo que terminaba la última invasión realista al territorio argentino.  El espíritu de Güemes había sido el ángel tutelar de la Patria en peligro en aquellos días.

Una pincelada que metaforiza los alcances de la guerra social encabezada por el caudillo está contenida en el relato de Bernardo Frías: una vez muerto el General Güemes, los gauchos se arrojan sobre su cadáver para despojarlo de las vestiduras y quedarse con “un jirón de aquellos trapos”. Mientras esto ocurría en Salta, la elite porteña festejaba su deceso y la prensa bonaerense fiel a Rivadavia exclamaba: “Murió el abominable Güemes al huir de la sorpresa que le hicieron los enemigos.  Ya tenemos un cacique menos”.

Güemes había contraído enlace el 9 de junio de 1815 con Margarita del Carmen Puch, hija única del afincado español de notable fortuna, Domingo Puch y Alcaraz, nacido en Tupiza, y Dorotea Velarde Cámara; la que murió apenada por el fallecimiento de su esposo.

Por Ley del Congreso Nacional Nº 6286, del 30 de setiembre, fue erigido en la ciudad de Salta un hermoso monumento a la memoria del general Güemes, el cual fue inaugurado el 20 de febrero de 1931, por el Tte Grl José Félix Uriburu, Presidente Provisional de la Nación.

Referencia

(1) El 9 de septiembre de 1816, Belgrano noblemente se reconcilia con Güemes en una carta donde le dice: “Mi amigo y compañero querido…”

Fuente
Colmenares, Luis Oscar – Martín Güemes, el héroe mártir – Ed. Ciudad Argentina.
Efemérides – Patricios de Vuelta de Obligado.
Poderti, Alicia – Martín Miguel de Güemes, Fisonomías Históricas y Ficcionales.
Portal www.revisionistas.com.ar
Yaben. Jacinto R. – Biografías argentinas y sudamericanas – Buenos Aires (1938).

Fuente de información: www.revisionistas.com.ar

ILUSTRACIÓN MUSICAL.
Homenaje a Martín Martín de Güemes- Chacarera que canta el Jorge Cafrune.